Buenos Aires

Liberaron a los tres demorados por el doble crimen en Palomar

Se trata de la pareja actual de la víctima, el padre biológico de sus hijos y una pareja anterior. Los tres tenían coartadas creíbles. Según la autopsia, Sabrina y su hijo fueron asesinados a la una de la madrugada. El nene de tres años recibió 22 puñaladas.crimen palomar

Luego de verificar cada uno de sus relatos, los tres hombres que habían estado demorados por el doble crimen en Palomar, fueron liberados por los ficales de la causa Claudio Oviedo y María Cecilia Confield.

En lo que respecta al ex marido y padre de sus hijos, se pudo determinar que estuvo en su casa en el momento en que se concretó el crimen. En cuanto a su pareja actual, estaba con amigos e incluso, con el hermano de la víctima. En cuanto al otro hombre que había sido pareja de Sabrina,también se pudo comprobar que estaba en su casa junto a su novia.

Según adelantó Mauro Szeta en C5N, además de que pudieron verificarse los relatos, todos fueron revisados físicamente para evaluar si tenían marcas en su cuerpo compatibles con el ataque criminal. Asímismo, se les hicieron muestras de ADN y fueron olfateados por perros de la policía para determinar si habían estado en contacto con las víctimas.

En lo que respecta a la autopsia, los forenses aseguraron que el horario de muerte fue a la 1 de la madrugada de este lunes, es decir dos horas antes del llamado al 911 que realizó el último novio de la víctima.

Según los investigadores, ni el nene ni la mujer presentan signos de defensa en sus cuerpos. En cuanto al ataque, ella recibió seis puñaladas mientras que el nene fue asesinado de 22. El 90 por ciento de las lesiones del menor, las tenía en la mitad de su torso para arriba.

Hasta el momento no hay rastros de Mía, la otra de hija de Sabrina que continúa desaparecida. Se cree que fue el asesino quien se la llevó. Hasta el momento, hay un solo sospechoso, otra pareja de la víctima conocida en el barrio como “El Carnicero”. Es el único que hasta el momento continúa sin aparecer.

 

Imagen : minutouno