Noticias Destacadas

DEL LIBRO MUJERES DE SALTA TESTIMONIOS DE VIDA

Leda Kantor- Tartagal

Heredó de su madre la profunda convicción que su realización, pasa por la realización con los demás y no espera gratificación individual alguna, porque no puede imaginarse como ?algo aparte del todo?

El ?todo?para ella, son sus dos hijos, sus compañeros/as y amigos/as de militancia social y, de manera singular, las comunidades indígenas del norte de la Provincia, a quienes, desde hace casi una década, les dedica, literalmente, su vida. Sus experiencias en la vieja Capital Federal, lugar que la vio nacer, y sus años en una localidad rural bonaerense, son recuerdos demasiados lejanos.

Habla de su madre, fallecida recientemente, con admiración y angustia? mi madre era obstetra, una mujer que ha luchado, sola, para llevar adelante su familia, nosotros somos cuatro hermanos. No sólo con una dedicación total a su trabajo, sino siempre, dentro de una búsqueda espiritual muy profunda y siempre intentando, pese a su edad y a como fue educada, tratando de romper estructuras, tratando de formar gente. Mi madre, Aurora Kantor, fue un referente para mucha gente en Salta y, para nosotros, fue un dolor muy grande perderla?

De su paso por la primaria y la secundaria, ya en Salta-donde su familia se trasladó por razones laborales-guarda algunos pocos y magros recuerdos.

Su acceso a la Universidad de Buenos Aires, donde estudió Antropología, le abrió las puertas al mundo buscado.? La antropología me dejó muchas cosas, la posibilidad de poder analizar, pensar las cuestiones sociales, la posibilidad de tener información con criterios, con ciertas perspectivas, que antes no tenía. Se produjeron muchas modificaciones en mí, aparte me ayudó a encontrar un rumbo, un lugar?

Ese lugar, fue Tartagal, al que conoció en su camino desde y hacia la zona del Pilcomayo, en el Chaco Salteño, donde acudía regularmente, a raíz de un Proyecto de Extensión Universitaria de la Universidad de Buenos Aires, mediante el cual se organizó una Biblioteca Rural para las comunidades del lugar. Previamente, la búsqueda de ?su lugar?, la había llevado hasta Italia, un par de años. Una experiencia desoladora, apuró su regreso.

Recuerda sus primeros tiempos en Tartagal,?cuando llegué estaba con mis dos chiquitos, viviendo en una comunidad, trabajé con algunas comunidades en la Ruta 34,trabajé mucho en el fortalecimiento de la organización comunitaria y de los grupos que existían en ese momento, después me dediqué más al trabajo con mujeres indígenas?

Paulatinamente, comenzó a sentir que, sin perder nunca el interés en la investigación, la

?observación participante?-la investigación en la convivencia, desde la óptica de las comunidades indígenas-daba paso a otras necesidades ?mi práctica concreta pasó a ser mucho más social, y la investigación y las cuestiones antropológicas?

En un lugar donde la falta de respuestas del estado y del gobierno fueron y son permanentes, las teorías sobran. Por eso, su compromiso comenzó a profundizarse,?fue otra mi forma de involucrarme, mi compromiso sobre todas las cuestiones que estaban pasando y bueno, eso me fue llevando de a poco a que mi lugar sea otro. Actualmente este espacio que hemos construido, estamos tan contentas de la Organización(1)esta que tenemos, que todo el trabajo que hacemos es trabajo social, de una forma o de otra?.

Comenta acerca de un programa de radio que surgió a partir de unos talleres informales, cuando impartía la materia Antropología en la carrera de Comunicaciones Sociales en Tartagal, a través de un trabajo sistemático y con el propósito de formar comunicadores/as indígenas. Un programa que se emite por Radio Nacional Tartagal, denominado ?La Voz del Pueblo Indígena?.? El objetivo es formar gente que pudiera abordar la problemática indígena desde una mirada propia?y no que sus cuestiones sean comentadas por otros comunicadores?, afirma.

Por que es parte de su vida, sino de su vida toda, habla con pasión de los heroicos actos de resistencia indígena en el norte.?Se da amplia cobertura a todo el tema de Caraparí,(2) la lucha que tienen contra el gasoducto hace más de un año?es una cuestión romántica decir que es una comunidad indígena, sobre los intereses de una de las grandes empresas multinacionales, cortando hace más de un año el paso del gasoducto porque invade sus tierras?.? O el tema de Tonono(3)donde quedan las últimas comunidades que viven realmente como indígenas, son las últimas comunidades que viven del monte, que son cazadores, recolectores y están totalmente cercados por sojeros y poroteros que les han desmontado todo y ellos están teniendo sus acciones de resistencia?

Porque vive lo que hace ?con mucha adrenalina, con mucha energía, con mucha pasión, no siente que le haya quedado algún sueño por realizar. En medio de la realidad que transita a diario, no hay lugar para sueños. Sí para las acciones concretas, de solidaridad de compromiso, porque Leda estará bien, sólo el día que ?el todo?,- su entorno, sus amigos, los más necesitados/as, las comunidades indígenas-hayan alcanzado la posibilidad de vivir con respeto y dignidad.

Junto a la docente Olga Silvera, Leda, coordina el Taller de Memoria Étnica? un proyecto específico que nace con las mujeres indígenas hacia el año 2000.?Trabajamos primero con las mujeres de cuatro etnias en la recuperación de la memoria, fue un trabajo interesantísimo y único que me permitió profundizar en muchas cosas y tener una relación especial con las mujeres indígenas, fue un trabajo que nos unió y nos fortaleció como grupo?

De este taller surgió un primer libro en 2003 denominado ?Lunas, Tigres y Eclipses. La Voz de las Mujeres Indígenas?y un segundo libro en 2005, denominado ?El Anuncio de los Pájaros. Voces de la Resistencia Indígena?

Junto a la organización ARETEDE, organiza Encuentros de Mujeres Indígenas, una vez al año con documentos y movilizaciones nunca antes vistos en Tartagal.

La realidad le impone su sentido práctico:?estas cuestiones-se refiere a la situación de las comunidades indígenas- nos obligan a estar, como grupo, en permanente movimiento, transformándonos .No es fácil tener un abordaje para acompañar estas cuestiones?uno tiene que estar bien organizado, se tiene que contar con abogados, con equipos de personas, no es sencillo. De nada vale la voluntad, en muchos casos, ni siquiera el compromiso, si uno no puede, efectivamente, modificar o transformar algo. Para poder transformarlo, hace falta también, que uno tenga cierta posibilidad de movilizar cosas y de producir acciones concretas?

Las acciones concretas que hacen de Leda como dijo Bertold Brecht, ?una persona imprescindible?
——————————————————————————————–
(1) Organización ARETEDE, Asociación Regional de Trabajadores en Desarrollo, desde la que se acompaña a los pueblos originarios en su lucha por la tenencia de la tierra, a la preservación de su identidad, y se trabaja en Talleres, especialmente para mujeres con distintas temáticas propuestas por los/as integrantes de las distintas comunidades.

(2) Se refiere a la resistencia de la comunidad Caraparí, del municipio de Aguaray contra la instalación de un gasoducto de las multinacionales Refinor y Conta SRL.

(3) Tonono es un sitio próximo a Tartagal donde se asientan varias comunidades indígenas, entre ellas la denominada Tonono.

FOTO: es.geocities.com