Las trabajadoras rurales de América Latina sufren desigualdades laborales

Así lo establece un reciente informe de FAO sobre la brecha de género. Indica que las mujeres en todo el mundo tienen menor acceso a tierra, ganado, maquinarias y créditos. Además, reciben salarios más bajos que los hombres por el mismo trabajo.

Las conclusiones surgen de la edición 2011 del informe “Estado de la Agricultura y la Alimentación”, realizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Este año, el tradicional documento de FAO focalizó su atención en la situación de las mujeres en el campo. Es en el marco de la conmemoración del Día Internacional de las Mujeres.

El informe señala que las mujeres representan el 20 % de la fuerza laboral agrícola en América Latina. Se trata de un promedio de participación en agricultura que es menor a la media mundial.

Sin embargo, las mujeres latinoamericanas acceden de manera desigual a insumos, servicios agrícolas, maquinarias, crédito y tecnología.
Según el informe, estas desigualdades perjudican la productividad de las unidades agrícolas lideradas por mujeres.

Según la FAO, es fundamental “eliminar la discriminación de la mujer en el marco legal, en el acceso a los recursos agrícolas, la educación, los servicios de extensión y financieros.”

El documento señala que en países como “Panamá, Guatemala, Ecuador y Nicaragua, menos del 10 % de las mujeres en la agricultura reciben un salario, mientras que para los hombres dichas cifras superan el 25 %”.
Por último, la FAO señala que “las mujeres en la región que trabajan en la agricultura tienden a ocupar trabajos temporales, estacionales y de bajos ingresos”.