Noticias Destacadas

Según informe de Fundación UADE

Las tareas del hogar siguen siendo cosa de mujeres

Así lo revela un estudio realizado por la Fundación UADE, donde se comparan en diversos ítems los roles entre ambos sexos. El hombre, en tanto, le da más importancia a las actividades lúdicas y el disfrute.tareas domésticas

Según un estudio, las mujeres dedican el doble de tiempo que los hombres a los hijos y a las tareas del hogar (como hacer la cama, barrer, cocinar o lavar lo platos), en tanto que los hombres le dan más importancia a las actividades lúdicas y al disfrute (como ver la tele, jugar en la compu y hacer deporte). Además, el trabajo reveló que ellas son más gastadoras y ellos más propensos al ahorro.

El estudio de opinión pública fue realizado por el Centro de Investigaciones Sociales (CIS) Voices! Fundación UADE que indagó a nivel nacional la percepción que los propios padres tienen sobre distintos aspectos vinculados a la crianza de los hijos, las tareas del hogar, el uso del tiempo y los valores a trasmitir a los hijos.

Entre sus principales resultados el estudio reveló que los hombres le dan más importancia que las mujeres a la capacidad de disfrute, la expresión de sentimientos y el espíritu de ahorro.

Por su parte las mujeres manifiestan preferencia por los valores vinculados a la socialización y al autocontrol social (como buenos modales, tolerancia, responsabilidad, y obediencia), así como también con los hábitos saludables.

La encuesta mostró asimismo que las tareas del hogar son realizadas por las mujeres en mucha mayor medida que los hombres. Las diferencias son significativas entre unos y otros:

  • Tender la cama (92% de las mujeres contra 38% de los hombres),

 

  • Lavar los baños (75% contra 20%),

 

  • Lavar la vajilla (92% contra 38%),

 

  • Barrer (88% de las mujeres contra 42%),

 

  • Hacer las compras (85% contra 62%),

 

  • Cuidado de niños (el 63% contra el 32%).

Incluso en el rubro “actividades del hogar”, las mujeres que trabajan también realizan más tareas que los hombres. “Esto muestra que aun ingresando al mercado laboral las mujeres mantienen su rol tradicional de ‘ama de casa'”, indicó el trabajo.

Esta visión desigual entre hombre y mujer se debe según Constanza Cilley, directora Ejecutiva del CIS, a que “pese a que en las últimas décadas se detecta un ingreso de las mujeres al mercado laboral, lo que supone una mejora en términos de igualdad, hay una persistencia de estereotipos de género en la distribución de las tareas domésticas y de crianza de los hijos”.

“Estos estereotipos son muy resistentes al cambio y constituyen todavía hoy un tema de reflexión y de análisis”, señaló la especialista.

Para Andrés Cuesta, Director de Investigación y Extensión de Fundación UADE, estos resultados ponen de manifiesto asimismo que el “disfrute” y el “goce” se erigen como nuevo “mandato social” que los padres asumen en el proceso de crianza de manera más directa que las madres”.

En cuanto a la percepción que los padres tienen sobre sí mismos, el trabajo mostró que a nivel general la mayoría de los progenitores evalúan el rol que desempeñan de manera positiva (8 de cada 10 padres).

En este aspecto, según el CIS, las mujeres tienden a considerar que cumplen mejor su rol como madres que los hombres como padres. Así, mientras que 6 de cada 10 mujeres calificaron su rol como excelente o muy bueno, son 4 de cada 10 hombres los que así piensan.

Asimismo, la encuesta revela que en promedio los padres les dedican 7 horas al cuidado de los hijos y cerca de 4 horas al cuidado del hogar. Pero también en este aspecto los resultados muestran notables variaciones cuando se considera el género.

Así, las mujeres les dedican el doble de tiempo que los hombres al cuidado de los hijos y del hogar y en lo que hace al cuidado de los hijos más pequeños, las diferencias por género son más marcadas aún.

En referencia a los más pequeños, el estudio revela que las mujeres realizan más que los hombres tareas vinculadas con el quehacer diario y rutinario, tales como llevarlos a la escuela, ayudarlos en la tarea o acompañarlos a comer, bañarse, lavarse los dientes.

Los hombres, en cambio, declaran realizar más que las mujeres tareas lúdicas o recreativas como ver TV, estar con la computadora, jugar o compartir actividades deportivas. Estas diferencias se mantienen aún si se consideran las mujeres que trabajan.

 

Imagen : tabascohoy.com