Noticias Destacadas

Las mujeres víctimas de violencia son más vulnerables al VIH/SIDA

Nueve de cada diez mujeres que viven con VIH fueron víctima de algún tipo de violencia a lo largo de su vida y ocho de cada diez, padecieron violencia antes de conocer su diagnóstico de VIH. Así lo reveló un estudio, presentado por la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer ?FEIM-, que demostró que la violencia contra las mujeres es un importante factor de vulnerabilidad para el VIH en las mujeres.

La investigación ?Dos caras de una misma realidad: Violencia contra las mujeres y feminización del VIH/SIDA en Argentina? fue presentada esta mañana en el Salón Auditorio del Senado de la Nación, con la participación de Aileen Allen, Coordinadora de Programas de UNIFEM Argentina; Marcela Alsina, del Movimiento Latinoamericano y del Caribe de Mujeres Positivas; Maria Eugenia Gilligan, de la Red Argentina de Mujeres viviendo con VIH; Diana Maffia, Diputada de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; Analía Monferrer, Secretaria Letrada a cargo de la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia de la Nación; y Mabel Bianco, de FEIM.

Ésta es la primera investigación que se realiza en el país explorando la relación entre la violencia contra las mujeres y el VIH/SIDA. El informe forma parte del proyecto ?Dos caras de una misma realidad: Violencia contra las mujeres y feminización del VIH/SIDA en el MERCOSUR?, que coordina FEIM en Argentina, Brasil, Chile y Uruguay, con el apoyo del Fondo Fiduciario de UNIFEM.

Andrea Mariño, socióloga de FEIM y coordinadora regional del proyecto, explicó que la segunda etapa de esta iniciativa es lograr incidencia política, generar alianzas entre distintos sectores involucrados y promover cambios en las políticas públicas que enfrenten de manera integral la atención y la prevención de la violencia contra las mujeres y el VIH/SIDA.

Analía Monferrer, Secretaria Letrada a cargo de la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, dijo que, a partir de la investigación de FEIM, la oficina está trabajando en la forma de incorporar al relevamiento de datos una pregunta específica sobre VIH para las mujeres que buscan ayuda en la oficina, a fin de colaborar en la tarea de prevención. Monferrer describió el funcionamiento de la oficina y resaltó que el 88 por ciento de las causas que habían derivado a la justicia penal quedaron archivadas y sin investigación. Los jueces argumentan que no encuentran testigos y que su participación no solucionaría ese tipo de conflictos, comentó Monferrer y afirmó que en realidad se trata de un desconocimiento de los integrantes del fuero sobre las características de este tipo de violencia que afecta especialmente las mujeres y señaló la necesidad de capacitación sobre el tema.

Aileen Allen, Coordinadora de Programas de UNIFEM Argentina, resaltó que la información estadística inédita que aporta la investigación ?es clave para avanzar en políticas públicas. No se pueden dar respuestas adecuadas si no se conoce la realidad que están pasando las mujeres que viven con VIH?. A su vez, Allen rescató que ?los testimonios incluidos en el informe le dan voz a las mujeres que muchas veces no la tienen? y enfatizó que el estudio ?pone en relieve el desconocimiento de las mujeres sobre sus derechos y cómo esto las expone a una mayor vulnerabilidad?.

Marcela Alsina, del Movimiento Latinoamericano y del Caribe de Mujeres Positivas, dijo que ?la violencia es una realidad en nuestra vidas. Recién estamos destapando esta olla y tiene muy feo olor?. ?El VIH es sólo una cosa que nos ha pasado, y no es lo peor, es una consecuencia del desconocimiento de nuestros derechos, de la poca autoestima que tenemos como mujeres?, afirmó Alsina y señaló que ?tiene que haber más articulación. El programa de SIDA no está trabajando con las áreas de trabajo, ni de salud sexual y reproductiva, ni de justicia. La única respuesta la estamos dando las ONG?.

?La violencia ?contó Alsina- no es un tema nuevo en nuestros grupos de ayuda. Vivir con violencia en nuestras casas desde chicas es algo que a muchas de nosotras nos marcó la vida, pero que no llegábamos a verlo como una violación a nuestros derechos, lo vivíamos como algo natural. Participar de esta investigación nos hizo dar cuenta que recién de adultas muchas pudimos contar lo que pasamos, vimos que no éramos las únicas a las que les pasaba y que ninguna había encontrado un lugar donde contarlo?.

Maria Eugenia Gilligan, de la Red Argentina de Mujeres viviendo con VIH, relató la violencia que padecen las mujeres positivas al atenderse en los servicios de salud. ?La violencia institucional existe cuando no nos quieren atender en los servicios de ginecología, odontología o dermatología, por ejemplo, y nos mandan a infectología?, describió Gilligan y señaló que ?es necesario agregar una cara más al asunto porque el estigma, la discriminación y la violencia van juntos?.

Diana Maffia, legisladora porteña, reclamó por la falta de información oficial que dé cuenta de la magnitud de la violencia contra las mujeres y señaló la necesidad de tener un sistema único de registro de datos. Al respecto, resaltó el aporte de la investigación de FEIM ?que analiza patrones sociales, culturales, jurídicos, políticos y legislativos?. Maffia denunció también la ausencia de políticas públicas integrales de atención al VIH y a las víctimas de violencia y las de trata de personas en la Ciudad y criticó la desarticulación y falta de comunicación entre los distintos ministerios del Gobierno porteño. ?Esta desconexión va a estallar sobre las personas de mayor vulnerabilidad: las mujeres con VIH, las pobres, las que no tienen vivienda?.