Noticias Destacadas

Multisectorial de la Mujer,Mar del Plata

“LAS MUJERES SOMOS LAS PRIMERAS EN RECIBIR EL IMPACTO DE LA POBREZA”

La Multisectorial de la Mujer de Mar del Plata adhirió al pedido de declaración de emergencia social que impulsa la CGT local. Desde la central obrera coinciden en que son las más perjudicadas por el desempleo y la precarización laboral. 

Imagen : El retrato de Hoy

La Multisectorial de la Mujer de Mar del Plata adhirió este lunes al pedido de declaración de emergencia social que comprenda la emergencia laboral, alimentaria sanitaria y productiva, iniciativa impulsada por la CGT local; reclamo fundamentado, principalmente, en la caída de la actividad económica. El planteo, presentado a fines de junio en el Concejo Deliberante, es materia de discusión legislativa y cuenta con el apoyo de los concejales de Acción Marplatense, Sumar, 1País y Unidad Ciudadana. El bloque oficialista, por su parte, aún no se ha expresado al respecto.

Laura Hochberg, referente de la Multisectorial, dijo a 0223 que decidieron apoyar el planteo de la central obrera porque entienden que son las mujeres “las que llevamos sobre nuestras espaldas el peso de esta situación angustiante” que se vive en el país y, sobre todo, en la ciudad. “La carestía, la inflación y el ajuste  atraviesa a todos los sectores pero a las mujeres nos atraviesa el cuerpo”, definió.

Por su parte, Miguel Guglielmotti, secretario general de la CGT, evaluó la complejidad del panorama laboral a nivel local. “Hay multiplicidad de despidos, cierres de comercios que significan pérdidas de fuentes de trabajo y las políticas de ajuste también llegan al sector empresarial mediano y grande”, enumeró en diálogo con este medio.

Y reparó en que esa situación trae aparejada una grave crisis social que se traduce en el hecho de que “se ha triplicado la cantidad de gente que concurre a comedores y se ha duplicado la cantidad de comedores y merenderos”. “El 48% de los chicos que concurren a comedores y merenderos o a comedores escolares tiene grado de desnutrición  alto; la cuestión alimentaría es gravísima en nuestro Partido”, alertó.

En tanto, Adriana Donzelli, secretaria adjunta de la CGT regional, destacó “el acompañamiento absolutamente valioso” de la Multisectorial de la Mujer porque consideró que “las preocupaciones son las mismas”.

“Al pedir la declaración de la emergencia hablamos de la situación de vulnerabilidad de grandes sectores de la población y las mujeres somos las primeras en recibir el impacto de la pobreza, la violencia, de la falta de políticas públicas, de las deficiencias del servicio de salud, del desempleo, del trabajo no registrado. La Multisectorial toma esta iniciativa como propia, fortalece el pedido y le da una legitimidad muy importante porque son los reclamos que ellas hacen día a día desde su militancia, su lucha”, enfatizó.

En ese sentido, Donzelli sostuvo que la emergencia debe permitir sacar a la luz cada una de estas problemáticas y, a partir de ahí, comenzar a trabajar en políticas “concretas” que “corrijan o que empiecen a subsanar estas dificultades”.

A su turno, María del Carmen Modarelli, secretaria de Género de la central obrera, hizo hincapié en que el problema de la mujer trabajadora “es grave” porque “es por donde primero se corta e hilo laboral: si hay que despedir a alguien es la mujer que se embaraza, que tiene chicos, que tiene que cuidarlos porque se enferman”.

En ese sentido, dijo que la situación es aún peor si se tiene en cuenta que cada vez más las mujeres son sostén de familia. “Estamos trabajando en este sentido para ver dónde podemos paliar o qué se puede hacer para que haya políticas públicas que puedan dar contención, principalmente, al sector de las mujeres”, agregó.

A su vez, Modarelli dijo que la precarización laboral también afecta principalmente a las mujeres. “Hay un trabajo que no se ve, que es el trabajo de cuidado: las mujeres cuidamos a los hijos, los padres y ese trabajo no se registra en ningún lado. Es un trabajo invisibilizado y ahí el índice de trabajo en negro es altísimo”, subrayó.

“Todas las mujeres tenemos lo que llamamos la ‘doble jornada’ porque, aún quienes tienen a alguien que haga tarea doméstica por ellas, tienen a su cargo controlar que se realice. Si bien todas tenemos una doble jornada, hay sectores más vulnerables y más vulnerados y el hecho de tener también que hacerse cargo de la casa, resta tiempo para poder dedicarse al desarrollo profesional. El hecho de tener que hacerse cargo del cuidado de la familia, te obliga a tener que tomar trabajos en peores condiciones o aceptar condiciones adversas. Y quienes son sostén de familia y tiene hijos a su cargo no pueden siquiera cuestionarse si puede estar un tiempo sin trabajo hasta encontrar otro; se agarra lo que hay”, aportó Donzelli.