Noticias Destacadas

Salta

LAS MUJERES POBRES NO VAN AL PARAÍSO

Johana Mabel Martínez, es una joven trabajadora de 27 años,madre de dos niñas de 7 y 10 años,sobreviviente del sistema,en un lugar olvidado y de los más pobres de Salta,Rivadavia Banda Sur.

Imagen: Cintiabgi

Precarizada,cobra monedas por sus servicios de empleada de casas particulares.Sin dinero suficiente para enfrentar la manutención de sus hijas y el pago del alquiler,hace pocos días,quedó en situación de calle.Desesperada,decidió tomar una modesta casa construida por el Instituto Provincial de la Vivienda, que,según testimonios de vecinxs quienes pidieron preservar su anonimato para evitar represalias,permanecía sin habitar, desde hace mucho tiempo.También comentaron que ese inmueble se utilizaba como espacio de citas amorosas y como «búnker»de campañas políticas.

De inmediato, se presentó el intendente del lugar, Leopoldo Cuenca,denunciado y cuestionado por quedarse con tierras de vecinxs y ostentar una vida lujosa que contrasta con la pobreza e indigencia del lugar.No fué a proponer algún tipo de solución para esta familia en situación de calle,como su responsabilidad de jefe del del municipio lo impone, fué a conminar a Johana y sus pequeñas hijas al abandono de la casa.

A  pocos días,ingresaron por la fuerza-ante el terror de Johana y sus hijas-una docente de la zona,Daniela Díaz quien airadamente manifestó ser la propietaria de la casa en cuestión, acompañada por su pareja, el ex policía Carlos Díaz, exonerado de la fuerza por actos de violencia.El ex policía intentó golpear con un palo de escobillón a la hermana de Johana, y desató su ira contra los pocos muebles de propiedad de la joven.

Mientras esto ocurría,un grupo de policías del Destacamento Banda Sur,presionaban con su presencia a las mujeres en situación de calle, para desalojar el lugar.En ningún momento mostraron una orden judicial.

Johana es una mujer pobre y está sola luchando contra el sistema.Allí debieran estar la Municipalidad de Banda Sur,el senador Mashur Lapad- quien pretende renovar su banca en el Senado luego de casi 30 años consecutivos en la Cámara Alta, el Instituto Provincial de la Vivienda, el Ministerio de Asuntos Indígenas,el Ministerio de Gobierno,Justicia y Derechos Humanos,el Ministerio de Primera Infancia,el Ministerio de Seguridad para dar respuestas concretas a problemas concretos  ampliamente conocidos.Pero no están.O mejor dicho,están,mirando pasivamente, como se multiplican lxs pobres por efecto de las políticas que generan o apoyan.

Ante la consulta de este medio,la respuesta oficial del Instituto de la Vivienda fué «Díaz Daniela del Huerto fue adjudicataria de una vivienda IPV en el año 2007, en ese momento el periodo obligatorio de habitabilidad era de 3 años (actualmente se modificó a 5 años a partir del 2009), pasado el mismo, el adjudicatario puede disponer del inmueble. En cuanto a Martinez, no se encuentra inscripta en el organismo, por lo que desconocemos su situación habitacional. Invitamos a la señora acercarse para reunir los requisitos. El IPV, además de los complejos de casas fonavi, cuenta también con convenios con los municipios, donde el organismo financia y la intendencia se encarga de la construcción y postulantes, siempre y cuando cumplan la normativa vigente»

Simultáneamente, en un barrio pobre con habitantes pobres,en un municipio de gente rica de Villa San Lorenzo, otra mujer, Marisol Córdoba,víctima de violencia de género, intermitentemente en situación de calle, madre de hijxs pequeñxs, fué brutalmente desalojada una vez más por la policía del lugar y debió buscar cobijo en una carpa improvisada con palos y un trozo de nylon a modo de techo.Previamente,había solicitado ayuda al intendente Ernesto «Quila» Gonza,quien,en primera instancia, autorizó a la joven a tomar un terreno que- supuestamente- estaba abandonado y luego,ante el accionar de la policía, negó a través de su hermano concejal, Aldo Gonza, que ese barrio se encuentre dentro de la jurisdicción de dicho municipio y que si continuaba en esa postura perdería todos los beneficios otorgados por el intendente. Cuestión que contrasta con lo que afirma Marisol «si la gente de acá no pertenece  a ese municipio,¿por qué vienen a pedir los votos?»»El intendente no me dió nada y lo que mandó a decir me perjudicó más»La perversión continuó cuando la misma policía que la insultó,la tomó del cuello y la sacó a empujones a la calle, le quiso quitar a sus niñxs porque «lxs niñxs no pueden estar en la calle»Marisol fué obligada a firmar un acta.Lxs niñxs duermen en casa de vecinxs y ella permanece en la calle.

» La mejor manera de combatir algo, es negar su misma existencia.»afirman en su libro » La Clase Obrera no va al paraíso»»Crónica de una desaparición forzada»,Ricardo Romero y Arantxa Tirado.El sistema neoliberal,la ominosa ausencia del Estado, la burocracia gubernamental,política y sindical han trabajado mucho para invisibilizar a lxs pobres, para quitarles entidad de sujetxs sociales,económicxs y políticxs.Lo padecen de manera extraordinaria, las mujeres,madres solteras,pobres de toda pobreza,las que nunca,nunca,irán al paraíso.

Johana Martínez,empleada de casas particulares en Rivadavia Banda Sur.Soltera,2 hijas pequeñas ,en situación de calle.Desesperada,ocupó una casa no habitada de las que entrega el Instituto Provincial de la Vivienda.Todo el sistema contra ella.El estado mira,pero no ve.

Publicado por Marta Cesar en Jueves, 11 de julio de 2019

Video : Johana Martínez

 

Publicado por Alexis Juan Ariel en Lunes, 8 de julio de 2019

Imagen : Cintia Bgi