Noticias Destacadas

Gobierno nacional

Las mujeres, las grandes ausentes del Presupuesto 2018

El Gobierno nacional presentó el viernes pasado el Presupuesto 2018. Allí delineó cuál es el plan económico para el año entrante. A pesar de las cifras de femicidios en el país, no hay ninguna política explicitada en los planes del Gobierno para prevenir la violencia contra las mujeres.

Imagen : Resumen Latinoamericano

Apenas se conoció el proyecto de ley del Presupuesto 2018, que presentó Nicolás Dujovne el viernes pasado en el Congreso, algunas mujeres que integran las diferentes organizaciones del movimiento feminista salieron a marcar la cancha: no había, en las 310 páginas que integran el documento, ninguna alusión concreta a políticas que apuntaran a disminuir las brechas que existen entre los hombres y las mujeres de la Argentina, como tampoco ningún plan de acción contra las preocupantes cifras de femicidios.

La discusión sobre la necesidad de introducir la perspectiva de género en la elaboración de los presupuestos nacionales no es nueva. De hecho, existen recomendaciones de la agencia ONU Mujeres, que considera que esta mirada es “un indicador del compromiso del gobierno con los derechos de las mujeres y la igualdad”. En países como México o España son debates importantes hace años.

La primera prueba que puede hacer cualquier persona es buscar cuántas veces aparece la palabra “mujer” en el extenso documento (que se puede consultar completo al final de esta nota). Cinco veces. Esa es el total de apariciones en las 310 páginas: dos como notas al pie, otras dos como grupo beneficiario del programa Desarrollo de Seguros Públicos de Salud, y otra vez como grupo objetivo del programa “Ellas Hacen”, destinado a desempleadas o víctimas de violencia de género. Femicidio, por ejemplo, no aparece nunca. Y violencia de género aparece una sola vez, asociado al “Ellas Hacen”. Tampoco está mencionado el Instituto Nacional de las Mujeres (INAM), el organismo del Estado encargado de llevar adelante el Plan de Acción para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres. Hasta acá, el presupuesto destinado a mujeres es cero pesos.

En una lectura más detallada del documento, lo que se encuentra es:

– Una mención al programa Asignación Universal por Embarazo (en la página 57);
– Una mención al programa Atención de la Madre y el Niño (página 98);
– Una mención a la cantidad de mujeres beneficiarias de la Pensión No Contributivas por ser Madres de 7 o más hijos (pagina 101);
– La cantidad de asignaciones por maternidad y la proyección para 2018 y 2019 (página 101);
– Los objetivos de cobertura del control de mujeres embarazadas (página 115);
– Programa de “Aulas construidas” de jardines y objetivos de construcción o remodelación para 2018 (página 104).

En el listado anterior no hay asignación de presupuesto, sino una enumeración de diversos ítems que están relacionados con mujeres de grupos vulnerables y muchos de esos programas específicos y los objetivos mencionados en el documento están relacionados con el cuidado de niños y niñas, -que no es exclusiva responsabilidad de las mujeres-, y con el seguimiento a mujeres embarazadas.

Hay otros programas de transferencia condicionadas que, aunque son cuestionados por ciertos sectores del movimiento de mujeres porque refuerzan el rol de la madre como responsable del cuidado de los y las niñas de la casa, también apuntan a las mujeres. La Asignación Universal por Hijo es uno. Además, pueden verse los siguientes programas:

– Atención de la madre y el niño, con un presupuesto de $ $1784,7 millones de pesos para 2018;
– Promoción y Asistencia a Espacios de Primera Infancia $1530,1 millones el año que viene;
– Prevención de abusos sexuales, maltratos y violencia familiar (que está en el mismo programa que prevé las indemnizaciones a hijos y familiares de personas desaparecidas) $ 605,6 millones de pesos.

“El presupuesto nos permite ver los lineamientos generales del gobierno. De su lectura queda claro que sus principales objetivos son reducir el déficit fiscal, cambiar el esquema tributario y hacer una gran apuesta en infraestructura. Pero lo que no se lee en sus más de 300 páginas es cuál es su plan para cerrar las brechas de género: desigualdades que van desde mujeres jóvenes que triplican las tasas de desempleo promedio a brechas salariales altísimas en sectores informales”, le dijo la economista Mercedes D´Alessandro a Cronista.com respecto del actual proyecto que está en el Congreso.

¿Por qué no aparece el Instituto Nacional de las Mujeres?

A través del decreto 698/2017, publicado el 6 de septiembre en el Boletín Oficial, el Gobierno nacional transformó el Consejo Nacional de las Mujeres en el Instituto Nacional de las Mujeres (INAM), una decisión que, detallaron, le brindaba más autonomía e independencia al organismo para llevar adelante las políticas de género en la Argentina.

Hasta tanto se concreten los trámites administrativos, el nuevo INAM depende transitoriamente del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales y también del Ministerio de Desarrollo Social. Como el INAM no aparece en el documento, Cronista.com se comunicó con fuentes del organismo para saber el motivo y consultar cuál fue el presupuesto pedido para el ejercicio de 2018.

De acuerdo con lo que comentaron fuentes del organismo, recién cuando terminen los procesos administrativos dejarán de depender del Consejo Nacional de Políticas de Coordinación de Políticas Sociales, que preside de manera honoraria el Ministerio de Desarrollo Social.

El Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales sí aparece en el documento de 300 páginas presentado en el Congreso. El presupuesto que tiene destinado para 2018 es de 445,8 millones de pesos. Este monto tiene alguna similitud con el presupuesto que desde el INAM pidieron para el año entrante, ya que solicitaron $ 455 millones: $ 206 millones para gastos corrientes y $ 249 millones para gastos de capital, que contemplan por ejemplo la construcción de los refugios para mujeres víctimas de violencia. Sin embargo, desde el INAM no pudieron confirmar si el monto destinado para el Consejo del que dependen por ahora es íntegro para ellos o si deben dividirlo con alguna otra dependencia. Este medio contactó al Ministerio de Hacienda y con el Ministerio de Desarrollo Social para pedir precisiones pero no brindaron mayores detalles de cómo se divide ese monto de $ 445,8 millones.

Según contaron desde el INAM, para el año próximo pidieron manejar todas las partidas presupuestarias destinadas que tengan a las mujeres como grupo objetivo, como por ejemplo la construcción de los refugios, que antes pasaban necesariamente por el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda.

Fuentes del organismo detallaron que el presupuesto total de 2017 fue de $ 163,5 millones, y que al 1 de agosto se había ejecutado el 54% del monto total. Reconocieron que estas cifras representan una subejecución, ya que para esa época del año debería rondar el 60%. Según el propio INAM, representó un aumento del 485% respecto de 2016, cuando al organismo se le asignó 16,3 millones de pesos.

Ante la consulta de este medio de qué pensaban respecto de que el INAM no aparezca en el documento, desde el organismo dijeron no estar “muy contentos” porque no ayuda a “la visibilidad”, aunque explicaron que se debe a la transición hasta que se terminen los procesos administrativos que permitan controlar y ejecutar con la sola firma de la titular, Fabiana Tuñez, las partidas presupuestarias.

Sin presupuesto para el Centro de Desarrollo Económico de la Mujer

Además del INAM, el Gobierno nacional tiene, bajo la órbita del Ministerio de Producción, el Centro de Desarrollo Económico de la Mujer (CEDEM). Según consta en el artículo 3 de la resolución que creó esa dependencia, este organismo no implica “erogación presupuestaria alguna para el Estado Nacional”.

El CEDEM, además de no contar con presupuesto y tener solamente dos mujeres que lo integran, seguirá siendo en 2018 una dependencia en la que la administración nacional no destinará ni un solo peso, lo que fue confirmado por fuentes del Ministerio de Producción. Aun hoy, después de seis meses de haber sido creado, no aparece en la web de la cartera que conduce Francisco Cabrera.

Según le dijo Helena Estrada, que dirige el CEDEM, a este medio en agosto pasado, el objetivo de ese organismo es trabajar para fortalecer el empoderamiento económico de las mujeres no vulnerables, porque las que están en situaciones de urgencia económica, social o por ser víctimas de violencia son asistidas por el Estado a través del Ministerio de Desarrollo Social o del Instituto Nacional de las Mujeres.

Presupuesto 2018 by Cronista.com on Scribd