Noticias Destacadas

Empleo

Las mujeres ganan un 20% menos que los hombres en América Latina

La ONU, a través de su organización Mujeres, está alertando sobre las brechas salariales en todo el mundo, donde el mercado laboral femenino resulta perjudicado. “A nivel mundial, las mujeres ganan en promedio 24% menos que los hombres”, resalta en un informe.mujerestrabajando

La ONU Mujeres publicó este jueves un informe donde propone distintas políticas públicas para reducir la segregación ocupacional y las brechas salariales de género.
La segregación ocupacional basada en el género es un problema generalizado en todas las regiones. En todo el mundo, las mujeres tienen una presencia desproporcionada en los puestos administrativos y de apoyo (63%) en comparación con las ocupaciones de gestión (33%).
Además de la segregación ocupacional, las sustanciales brechas salariales de género son una característica de prácticamente todos los mercados laborales.
De acuerdo al informe, Asia Meridional es la región que presenta la brecha más grande, con 33%. El segundo lugar, se ubica África Subsahariana, con el 30 y las Regiones Desarrolladas con el 23 por ciento.
En Europa Central y Oriental y Asia Central, la desigualdad baja a 22 por ciento, y al 20%, en Asia Oriental y el Pacífico. América Latina se ubica en sexto lugar, registrando una brecha del 19%. En la última posición queda Oriente Medio y Norte de África, con 14%.
Frente a esta situación, la ONU Mujeres promueve la puesta en marcha de una integral para los principales actores involucrados en la formulación de políticas —promotores y promotoras de la igualdad de género, gobiernos nacionales y organismos internacionales— con el fin de lograr que losderechos humanos sean una realidad de la que todas las mujeres y niñas puedan disfrutar.
“Si no se combaten las desventajas socioeconómicas de las mujeres que resultan de la segregación ocupacional y de la desigualdad salarial, será imposible lograr la igualdad sustantiva”, resalta el informe.
Dice el texto: “La intervención pública debe abordar las causas que se encuentran en el origen de la segregación ocupacional, como las diferencias en los niveles de educación, capacitación y experiencia, así como la existencia de estereotipos profundamente arraigados con respecto al papel que desempeñan los hombres y las mujeres en la sociedad.

Para ello es necesario:

• Valorar adecuadamente las ocupaciones en las que las mujeres tienen una presencia predominante, como las relacionadas con el cuidado, de modo que los niveles retributivos sean acordes a las aptitudes de estas trabajadoras y a la contribución que realizan con su labor al buen funcionamiento de la economía y la sociedad.

• Promover la educación, incluida la alfabetización básica de las mujeres adultas, la formación en el empleo (lo que incluye la adquisición de aptitudes no tradicionales) y la orientación para que las mujeres puedan avanzar en la escala ocupacional.
• Prestar asesoramiento profesional a las jóvenes y animarlas a estudiar ciencias, tecnología, ingeniería, matemáticas y otras disciplinas dominadas por los hombres, así como promover el acceso a la formación técnica y profesional, complementando dichas medidas con apoyos para las responsabilidades de cuidados no remunerados.
• Combatir el acoso y la violencia sexuales que sufren las mujeres de forma persistente en el lugar de trabajo, adoptando leyes específicas, proporcionando capacitación al personal y estableciendo procedimientos de denuncia y mecanismos de apoyo para que las mujeres puedan acudir a la justicia para defender sus derechos. • Establecer metas y cuotas para elevar la representación de mujeres en ocupaciones dominadas por los hombres, incluso en los puestos de toma de decisiones en el sector público”.
Imagen : minutouno/ panycirco.wordpress.com