Noticias Destacadas

Nombramientos oscuros en SOMU

Las aventuras de Jorgito en la Isla de Gilligan

Los hermanos Carlos y Jorge se vieron obligados a resolver la conflictiva relación laboral con Sandra Heredia luego del escándalo por el audio en el que el ministro de Trabajo insultaba a su ex empleada doméstica. El acuerdo indemnizatorio fue por $250.000.

Imagen : La Primera Piedra

Luego del acuerdo entre el Ministro y su ex empleada, Heredia denunció que había trabajado en negro durante años y que había sido designada en la filial San Fernando del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU).

Los documentos oficiales muestran que Sandra Heredia no recibió aportes durante nueve meses y figura como empleada full time en el SOMU con un sueldo de entre 21.000 y 28.000 pesos.

Según los registros públicos del ANSES, Heredia está dada de alta con un sueldo de $5.632. Aunque Carlos Triaca, hermano del ministro, tuvo que negociar con Heredia y difundió, entre otras cosas, que la empleada cobraba $9.826,50.

Pese a los cuestionamientos contra su persona, Triaca fue defendido por el Gobierno. El propio jefe de Gabinete, Marcos Peña, señaló que se trató de “un error”. “No sentimos que eso sea algo que tenga que costarle el cargo”, afirmó.

Exabrupto

“¡Sandra no vengas, eh! No vengas porque te voy a mandar a la concha de tu madre. ¡Sos una pelotuda!”, le advirtió Triaca a través de un audio de WhatsApp a Heredia, que trascendió y motivó todo tipo de pedidos de renuncia por parte de la oposición.

El ministro relató que habitualmente los sábados se dirige con su automóvil a la quinta ubicada en Boulogne para recibir personas por cuestiones de trabajo, pero que al arribar el día que grabó el audio no encontraba la silla de ruedas con la que se desplaza.

“El exabrupto fue como producto de ese enojo, de ese estrés por no tener la silla de rueda y para atender a la gente que tenía que recibir. Le pedí disculpas personalmente y lo vuelvo a hacer públicamente”, indicó.
Con el entendimiento de partes, Triaca busca desactivar el escándalo que lo tiene en el centro de las críticas públicas, aunque todavía queda el detalle de la contratación de Heredia en un gremio intervenido.

Agencia de empleo: más designaciones irregulares en el SOMU y pérdida de derechos

La designación de la ex empleada doméstica del ministro en el SOMU sigue dejando tela para cortar. Es que se conoció que en su paso por el sindicato marítimo, la elegida por el ministro Jorge Triaca para regularizar la situación del SOMU, pese a su falta absoluta de experiencia gremial, nombró a su ex y a la hija de su novia actual.

La breve gestión de la designada por Triaca dejó otra marca que ahora lamentan los trabajadores de San Fernando: estuvo ausente en el momento de negociar con las Cámaras empresariales de los barcos el bono navideño de diciembre pasado. Así, unos 300 marítimos del SOMU perdieron su plus salarial.

Ese monto único era de 8.000 pesos para los llamados “paleros” que trabajan en barcos que llevan troncos, por ejemplo, de Tigre hacia Papel Prensa; y 6.000 pesos para los lancheros, que se desempeñan en lanchas y catamaranes colectivos.

Los empleados marítimos de San Fernando suelen cobrar ese bono todos los años, pero en 2017, bajo la gestión part time de la elegida por el ministro Triaca, lo perdieron. Heredia solo tenía que avalar el acuerdo, pero en diciembre ya había empezado a menguar su presencia en las oficinas del SOMU.

Otra herencia de la intervención en San Fernando fue la pérdida de dos puestos de trabajo por barco. El acuerdo histórico con los dueños de los barcos era que emplearan a ocho marineros, cuatro por guardia, uno más por turno que los seis obligatorios, según normas de la Prefectura. Nuevamente las empresas aprovecharon el vacío de representación en la filial y bajaron la cantidad al mínimo reglamentario.

La lista de militantes y empleados personales que designó Triaca en el SOMU

Desde que Cambiemos puso un pie en el SOMU, la cantidad de contratados se multiplicó, permitiendo así el ingreso de más de 200 empleados, en su mayoría provenientes de la política y la militancia activa en el oficialismo. Algunos ejemplos:

José Romano: cuando el escándalo salió a la luz, la propia Sandra Heredia confesó que sabía de la existencia de al menos 250 personas designadas por su ex empleador, entre los que se encontraba el hijo del jardinero.

Desde el entorno del ministro aseguraron que “no tiene nada que ver con Triaca”, aunque en realidad se trata del “hijo de una persona que hace arreglos en la casa de Borsalino”, el cuñado de Triaca, también designado en el SOMU. “Cumple el mismo horario que el resto de los empleados de 8:30 a 16:30 y cobra unos $ 22.000”, agregaron.

Roberto José Porcel: abogado de confianza del ministro, fue designado como director general para controlar y dirigir el sindicato a gusto de su amigo personal, Jorge Triaca.

Fernando Rodeles: Trabajó como asesor comunicacional en la gestión González contratado por el sindicato y luego, bajo el ala de Triaca, continuó, aunque como asesor externo. Rodeles es uno de los militantes de Cambiemos que inauguró la Fundación Pensar en Avellaneda, y según los registros oficiales, su empleador es el Congreso de la Nación, donde trabaja para el despacho de un diputado del PRO.

Además, Rodeles logró que su hermano, Leandro, también ingresara al Sindicato, trabajando en la actualidad en la escuela de capacitación.

Luis Abdeneve: el ex jugador de Boca y Unión de Santa Fe es amigo personal de Miguel del Sel y ha sabido hacer campaña junto a Gabriela Michetti.

Cristian David Eben Austin: el ex policía de Chubut fue candidato a diputado suplente por la provincia, y figura como el responsable financiero de la última campaña presidencial de la alianza Cambiemos.

Hernán Trigo Gutiérrez: militante activo de Cambiemos, es Concejal de Cambiemos en Necochea, y participa frecuentemente de los actos partidarios del oficialismo, e incluso de los timbreos nacionales.

Ricardo Martínez Sirera: vocal de la alianza Cambiemos-UCR por Campana.

Gustavo Pretzch: militante de Cambiemos Chubut, Pretzch también supo ser candidato a diputado por la alianza que hoy gobierna el país.

Nadia Zilli: militante de Cambiemos, exhibe a través de sus redes sociales fotos con la vicepresidenta Gabriela Michetti en Ushuaia, donde reside. Además, la mujer figura como empleada del municipio de la capital de Tierra del Fuego.

Rodrigo Smykalo: Asesor de Rogelio Frigerio y militante de Cambiemos en Avellaneda.

Ari Nogueiras: Militante de la Juventud PRO con sede en Avellaneda.

Sheila Adano: vicepresidenta de Jóvenes PRO Avellaneda, fue candidata a concejal de Cambiemos Buenos Aires en 2017.

Estos últimos tres, de Avellaneda, mantienen un vínculo sumamente cercano con la ex interventora del SOMU, Gladys González, quien aspira a obtener la intendencia del distrito del sur del conurbano bonaerense.