Noticias Destacadas

Gobierno Mauricio Macri

Las 10 peores noticias del 2017

Fue un año difícil, con muchas noticias tristes, violentas, de confrontaciones, abusos y respuestas. El necesario ejercicio de la memoria para enfrentar todo lo ocurrido de cara al 2018. Un año que probablemente para muchos su mejor noticia es que se termina. Un repaso de 10 noticias trascendentes del 2017, una cuenta regresiva de las 10 peores noticias o situaciones tremendas del pasado año. Porque saber lo ocurrido es el primer paso para enfrentar las adversidades.

Imagen : ANRed

10. Un país barrabrava

El problema de las barrabravas y el futbol no es nuevo y ni particular del 2017, pero estuvo presente tristemente. Desde episodios de violencia y muerte en las tribunas, hasta el ascenso de las barras a otros estratos sociales. Desde la violencia machista en sus arengas, hasta la incursión de barras en negocios como recitales en estadios y teatros estatales revendiendo entradas. La, ya no complicidad, sino convivencia política de los gobiernos con las barras bravas es más que conocida. En un año con un presidente que utilizó la presidencia de un club de futbol como trampolín político como Mauricio Macri, y la incursión de su “mano derecha” Daniel Angelici en la justicia, la AFA y sus prebendas en el negocio del juego dan un triste testimonio. Uno de los episodios emblemáticos fue el asesinato de Emanuel Balbo, en el Estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba durante el partido “Belgrano-Talleres”. Hace años que se juega sin hinchada visitante, pero la violencia no termina, dejando en claro que el problema no eran “los colores” sino los negociados.

El “país barrabrava” está inserto en nuestra vida cotidiana. El machismo en su lenguaje, la prepotencia, el patrioterismo plagado de elementos xenófobos. Hasta en la corrupción empresaria. Existen “Barras de saco y corbata” que consiguen entradas de reventa, barras empleados en clubes, barras empleados públicos, y hasta barras legisladores, como el caso de Roberto Quattromanno, quien, en el año 2014 había amenazado a Marcelo Ramal en plena sesión legislativo diciéndole “la barra te va a reventar la cabeza”.

Una pregunta queda pendiente ¿por qué cuando La selección jugó en Uruguay o Ecuador, en las tribunas había banderas preguntando por Santiago Maldonado y en los partidos de local no se las vio? ¿habrá tenido algo que ver la barra brava como fuerza de choque gubernamental ¿Serán los colores de la camiseta un novedoso uniforme policial? La represión tercerizada tuvo su antecedente con el asesinato de Mariano Ferreyra. 
De cara a un 2018, año del mundial de Rusia, en el que se hablará mucho de fútbol y también mucho de lo “extra futbolístico”, esta mención resulta más que pertinente. ¿viajarán barras a Rusia? ¿Quién financiará los costos de viajes y entradas de sumas imposibles de pagar para la gran mayoría de los trabajadores honestos?

Enlaces relacionados:

No son barrabravas, son machos violentos
La Mujer de verde
La selección en la cuerda floja
El reclamo por la aparición con vida de Santiago Maldonado llegó a Ecuador

9. El adiós a Nilda Eloy y la impunidad a Etchecolatz



El pasado 12 de noviembre por la madrugada falleció, sobreviviente de la última dictadura militar y reconocida activista por los Derechos Humanos. Nilda había sido secuestrada el 1 de octubre de 1976 y, tras recorrer varios centros clandestinos de detención, fue liberada en 1978. En sus últimos años Nilda militó en la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos y desde allí fue una vo referente dentro del Encuentro Memoria Verdad y Justicia. 
Nilda fue testigo clave en el juicio contra Miguel Etchecolatz, quien actualmente goza del beneficio del arresto domiciliario, siendo este una de las peores noticias con las que se termina el 2017. Etchecolatz, fue trasladado a una residencia en Mar del Plata, que además pone en riesgo a una de sus víctimas, que también había sido testigo en su contra. Otro testigo había sido Jorge Julio López y cuya segunda desaparición tiene a Etchecolatz como sospechado. 
La impunidad en el beneficio otorgado a Miguel Etchecolatz puede funcionar como síntesis de dos años con un gobierno que reactivó las voces negacionistas en relación al genocidio ocurrido en la pasada dictadura. Desde declaraciones de funcionarios cuestionando la cifra de 30.000 detenidos desaparecidos, la reaparición de desfiles militares en fechas como el 9 de Julio o el 25 de mayo, o la intención de instalar el 2 x 1 para genocidas, que desembocó en una masiva movilización en mayo.

Enlaces relacionados:
Falleció Nilda Eloy, referente de la lucha por los Derechos Humanos
Emotivo último adiós a Nilda Eloy
Miguel Etchecolatz beneficiado con la prisión domiciliaria
La única “casa” de los genocidas es la cárcel
Acto contra el 2×1: “Sres. Jueces: Nunca Más”

8. La desaparición del ARA San Juan.


El 15 de noviembre lar armada argentina perdió contacto con el submarino ARA San Juan mientras se trasladaba desde Ushuaia a Mar del Plata, a la altura del Golfo San Jorge en el Mar Argentino. En el submarino había 44 personas a bordo. A un mes y medio de su desaparición no hay información sobre lo ocurrido. 
Además de la pérdida de 44 vidas y la desidia estatal, se suma el oportunismo de quienes desde medios hegemónicos y redes sociales intentaron reivindicar a las fuerzas armadas (institucionalmente responsables de hecho) criticando el poco presupuesto destinado a las fuerzas “desde 1983” año en que volvió la democracia. 
Actualmente Oscar Aguad sigue siendo Ministro de Defensa, a pesar de las denuncias sobre su falta de idoneidad y casos de nepotismo. El año termina con 70 despidos en ese ministerio, todos ellos del área de Derechos Humanos: toda una foto del paradigma gobernante.

Enlaces relacionados: 
Familiares de los tripulantes del ARA San Juan exigen respuestas al gobierno nacional
ARA San Juan: Oscar Aguad reconoció la muerte de los 44 tripulantes 
Despidos y vaciamiento de la política pública de Derechos Humanos en el Ministerio de Defensa
¿De qué hablamos cuando hablamos de inseguridad?

7. El silencio en relación a las muertes laborales


La estadística viene creciendo año, tras año: más de un muerto por día en accidentes laborales. Las estadísticas solo contemplan a trabajadores en blanco por lo que la cifra es mucho más terrible. Las medidas recientes para limitar juicios laborales y la reforma laboral que el gobierno intenta implementar, no solo tenderá a reducir esta cifra, sino que deja a los trabajadores todavía más desprotegidos. Si ejercitar mucho la memoria, la explosión en la cerealera Nidera la semana próxima tuvo dos muertos y varias personas heridas. La segunda muerte se conoció por la noche.

Enlaces relacionados:
Muere un trabajador en una explosión en la planta cerealera Nidera
¿De qué hablamos cuando hablamos de inseguridad?
Muere un obrero de Telefónica por la precarización laboral
Santa Fe: Otra muerte obrera en una fábrica
Neuquén: Denuncian una nueva muerte obrera por “precarización laboral”

6. Violencia de género y complicidad mediática


Los casos de femicidios y violencia machista no son una novedad de este año, pero siguieron. La violencia estigmatizante ejercida por medios hegemónicos hacia las víctimas tampoco es una novedad del 2017, pero se siguió dando. A veces lo más doloroso es cuando un hecho se repite, porque supone que nada se ha aprendido y seguirá ocurriendo. Casos como del de Micaela García, Araceli Fulles, ocurridos en abril, o Anahí Benitez un tiempo después, entre tantos otros, sucedieron después de movilizaciones masivas. 
Si bien el empoderamiento de las mujeres organizadas debería ser una buena noticia, de hecho lo es, la criminalización que sufrieron las mujeres organizadas es una de las noticias más tristes del año. Un hecho emblemático fue la masiva huelga de mujeres que tuvo lugar el pasado 8 de marzo, en el marco del día internacional de la mujer trabajadora que culminó con una masiva movilización y que fue reprimida por la noche. Desde los medios hegemónicos se estigmatizó a la totalidad de las manifestantes por unas pintadas en el Cabildo o la Catedral poniendo las paredes o el valor de un poco de pintura blanca por encima de la vida de las mujeres asesinadas. La canallada mediática de poner una pared o una baldosa por encima de una vida humana marcó todo el 2017 y tuvo sus primeras expresiones al criminalizar movilizaciones de mujeres.

Enlaces relacionados: 
Violencia oculta: el machismo en los medios hegemónicos
Caso Anahí: el show del femicidio
#8M: Fotoinforme Paro Internacional de Mujeres
Paro mata provocación

5. Represión a la prensa


La censura y represión a la prensa fue otra de las tristes novedades del 2017. Tuvo diversas modalidades: desde los despidos y cierre de medios, hasta la represión a corresponsales, incluyendo detenciones y la criminalización a miembros de la Red Nacional de Medios Alternativos. Los gases y balas de goma alcanzaron tanto a corresponsales de medios alternativos, como trabajadores de prensa de medios comerciales.

La movilización del 1 de septiembre fue uno de los episodios donde se pudo ver con claridad el ataque hacia corresponsales de prensa. Numerosos trabajadores de prensa, tanto fotógrafos como movileros de canales de televisión y corresponsales de medios alternativos fueron reprimidos por la policía a pesar de anunciarse como miembros de prensa, mientras cubrían la represión. Ademas de ello, Ezequiel Medone y Juan Mourenza, integrantes de la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA), fueron detenidos y pasaron 3 días encarcelados e incomunicados. Desde los medios hegemónicos se los sometió a una fuerte campaña de criminalización acusándolos de generar destrozos y omitiendo las incongruencias en la causa, ya que la policía declaró haberlos detenido frente al Cabildo cuando fueron detenidos en Avenida de Mayo y San José, a 10 cuadras del Cabildo. Las incongruencias estuvieron presentes en la mayoría de los 31 detenidos/as en aquella jornada. 
El año termina con la liberación del periodista Oscar Delgado, también miembro de la RNMA, detenido mientras cubría una manifestación de trabajadores de Ingenio La Esperanza en Jujuy, que fue brutalmente reprimida. Delgado, junto a otros detenidos en esa represión, pasó la navidad y varias otras noches encarcelado sin motivo.

Durante la sesión fallida del jueves 14 de diciembre, Federico Hauscarriaga fue baleado durante la represión a pesar de haberse anunciado miembro de prensa durante la represión mientras realizaba la cobertura para Anred. Recibió impactos de balas de goma. También fue baleado Pablo Piovano fotógrafo de Pagina 12. 
Pero estos casos más explícitos no fueron los únicos de censura y represión a la prensa. Desde el cierre de medios, los despidos y las intimidaciones a voces disidentes en la prensa también hubo una enorme campaña contra la libertad de expresión y la diversidad de voces. Incluso desde cercos mediáticos, como el ocurrido durante las movilizaciones contra los despidos en la imprenta AGR-Clarín, ocultando la noticia y militarizando las redacciones.

Otro caso vinculado a un episodio anterior al 2017 pero que tuvo su culminación este año fue la impunidad hacia los oficiales en el juicio a la policía metropolitana luego de la violenta represión con balas de plomo donde hubo dos corresponsales heridos. Esteban Ruffa de Anred, y German Darío De Los Santos del colectivo DTL!, ambos de la Red Nacional de Medios Alternativos. La impunidad con en el desenlace del juicio fue un anticipo de lo que se venía: luz verde para reprimir, luz verde para atacar a la prensa.

Detienen a dos comunicadores de la Red Nacional de Medios Alternativos 
Vandalismo mediático
“El ataque a la prensa fue una directiva del poder político”
Procesados por comunicar
Comunicado RNMA: Baleados por comunicar 
Imágenes del periodista detenido Oscar Delgado cubriendo la represión en ingenio La Esperanza
Continúan los despidos: no se les renovará contrato a 180 trabajadores de la Televisión Digital Abierta
“Querían hacer el juicio cuando la Metropolitana ya no existiera”

4. El ajuste como sea


La prepotencia y operaciones para imponer las leyes de ajuste y medidas como sea fueron una noticia aparte, pero los despidos y las leyes de juste fueron en si una de las noticias más tristes del 2017 aún antes de la reforma laboral que el gobierno tiene proyectado imponer. Mencionar a todos los casos de despidos resulta imposible en una nota. Con solo recordar que el año empezó con cientos de despidos en el cierre de la planta de AGR-Clarin y finaliza con gran cantidad de despidos tanto de estatales como del sector privado. La negativa del Ministerio de Trabajo a recibir a los trabajadores en la gran mayoría de los conflictos revela cuál es su postura al respecto. La represión a corresponsales anteriormente mencionada e incluso hacia diputados opositores durante el tratamiento de la reforma previsional es un claro ejemplo de la prepotencia con la que se impone el ajuste.

Mientras se busca presentar a las personas despedidas como casos excepcionales buscando dividir a los trabajadores, la gran cantidad de despidos y cierre de plantas o áreas completas, queda claro que el mensaje también es para quienes mantienen sus puestos de trabajo. La ampliación del “ejército de reserva” (masa de trabajadores desocupados/as) es un fuerte condicionamiento a toda la población asalariada y supone mayor impunidad para el sector empresarial a la hora de denigrar las condiciones laborales. Desde el ataque a docentes, con episodios de represión como el desalojo de una carpa pacifica (que desde sectores oficialistas se había planteado como ejemplo de “reclamo pacífico” a la hora de cuestionar un paro) hasta la violencia contra los trabajadores del Ingenio La Esperanza parando por el cierre de la planta de Pepsico y el violento desalojo de la toma, son solo algunos de los numerosos episodios de despidos y maltratos laborales que atravesaron todo el 2017. Un ataque a la mayoría trabajadora en beneficio de una minoría empresarial. La reforma tributaria presentada a espaldas de la población con el congreso rodeado de cacerolazos va en ese camino.

Foto-Informe: Represión a los trabajadores de AGR-Clarín
Una nueva herramienta que difunde los despidos en todo el país 
Despidos y suspensiones en la Línea 60
Entre despidos y caída salarial, varios actos en el Día del Trabajador
Despidos y persecución ideo lógica en Radio Nacional
Reforma previsional: imágenes y videos de la brutalidad policial en la represión
La ofensiva contra los trabajadores continúa: ahora el Gobierno busca limitar el derecho de huelga
Otro intento del Gobierno para sacar la reforma previsional: nuevo llamado a sesión para el lunes

3. Gatillo record: las fuerzas de seguridad asesinaron a una persona cada 23horas


El informe anual de situación represiva realizado por la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional Correpi, arrojó el peor resultado de la historia: un muerto cada 23hs, superando los datos del año anterior, también con cifras record. Durante los dos años de cambiemos la represión estatal asesinó a 725 personas en 722 días. Es el gobierno más represivo desde la vuelta de la democracia en 1983. El dato tranquilamente podría ser la peor noticia del año, ya que en ningún año desde la vuelta de la democracia tantas vidas fueron asesinadas por el estado. Esta contundente noticia, prácticamente ignorada por los medios hegemónicos refleja con claridad el delicado estado en el que se encuentran los derechos humanos actualmente. La frialdad de los números nos enajena de la sensibilidad pertinente, de los nombres de todas esas víctimas, sus inquietudes, sus sueños frustrados, el dolor de sus seres queridos. 
No hacen falta más palabras: fue el año con más crímenes de estado desde 1983

Presentación del Informe de la Situación Represiva 2017 de CORREPI

2. Represión y asesinato a pueblos originarios



El 2017 empezó con una fuerte represión al Pu Lof Cushamen y el pueblo mapuche que lo habitan el 10 de enero. La noticia fue ignorada por los medios hegemónicos pero publicada en medios alternativos. Hubo heridos de bala de plomo y una gran cantidad de vejaciones. A los mapuches heridos se les negó atención en los hospitales, hubo detenidos sin garantías y un fuerte cerco. Meses después los medios hegemónicos pasarían del silencio a la criminalización al volverse inocultable el accionar represivo luego de la desaparición de Santiago Maldonado y viralización de su foto en redes sociales. La represión al pueblo mapuche tuvo como episodio emblemático el asesinato de Rafael Nahuel al ser baleado por la espalda. Pocos días después de su asesinato, la ministra Patricia Bullrich justificó el asesinato atropellando todo tipo de derechos constitucionales. Pero además, sus mentiras sobre supuestos enfrentamientos y peligro fueron refutadas por la autopsia pocos días después al no encontrar pólvora en las manos de Rafael, ni ningún tipo de armamento del que la ministra había hecho referencia en conferencia de prensa. El caso de Rafael Nahuel y las declaraciones de la ministra son una muestra más del desprecio que este gobierno y sus seguidores sienten por la vida ajena.

Pero la represión no fue solo contra parte del pueblo mapuche. Distintas poblaciones originarias fueron reprimidas a lo largo y ancho del país. La población Wichi en Ingeniero Juarez, Formosa, es otro caso tremendo. Desde el encarcelamiento del referente Agustín Santillán, quien fue preso político durante meses y liberado luego de masivos reclamos de organizaciones de Derechos Humanos y una huelga de hambre, hasta la reciente represión con balas de plomo, hace solo unos días. 
El racismo explícito pro parte de sectores afines al gobierno y la ignorancia difundida sobre la negación de reconocimiento a pueblos preexistentes superó los límites del absurdo.

Como ocurriera hace más de un siglo con las mal llamadas “campañas al desierto”, en muchos casos detrás de este racismo y represión a pueblos originarios, se encuentra oculto un interés económico por negociados en las tierras que estos pueblos habitan.

Enlaces relacionados: 
Gendarmería reprimió y mantiene bloqueado el acceso a Mapuches de Cushamen 
Chubut: Nueva represión y heridos de bala en el Lof de Resistencia Mapuche Cushamen
Represión en la Lof Lafken Winkul Mapu: menores detenidos, mujeres precintadas y heridos con balas de goma
Rio Negro: dos heridos con balas de plomo y un fusilado tras represión a comunidad Mapuche
El Gobierno justificó la represión y la muerte en Villa Mascardi
Autopsia confirma que Rafael fue asesinado por la espalda
Asesinato de Rafael Nahuel: Se achica el cerco sobre los Albatros
Racismo a la argentina
Detenido e incomunicado el líder Wichi, Agustín Santillán
“Agustín Santillán está hoy preso por mostrar la verdad, por defender nuestros derechos”
Agustín Santillán recuperó su libertad tras más de 6 meses de prisión política
Formosa: la policía reprime con balas de plomo en el Barrio 50 Viviendas

1. Desaparición y muerte de Santiago Maldonado


La noticia del año, la peor noticia del año, la que más conmovió, no podía ser otra. La desaparición de Santiago Maldonado, cuyo cuerpo fue encontrado sin vida 78 días después de su desaparición forzada reavivó los recuerdos más oscuros. Durante los 78 días que estuvo desaparecido y los siguientes, las peores miserias humanas fueron exhibidas desde medios hegemónicos y redes sociales. El oficio del periodismo fue denigrado como nunca desde operadores mediáticos en distintos periódicos y canales de televisión. La cantidad de mentiras y operaciones mediáticas fueron tantas que resulta imposible poder enumerarlas. Si afirmó que estaba en Chile, incluso tomando como fuente a un parapsicólogo. Que estaba en Entre Ríos, donde incluso se difundió un video falso. Se atacó al pueblo mapuche, a su familia, y sobre todo a su persona. Las peores muestra de racismo y fascismo social quedaron en evidencia.

Más allá del tremendo hecho en sí mismo, que supone la desaparición forzada seguida de muerte de una persona, lo que fundamenta la afirmación de esta noticia como la peor de un año difícil es la miseria social que rodeó todo el caso. Los ataques e insultos a Sergio Maldonado y a toda persona que se solidarizaba en redes sociales. Las difamaciones de los troll. Las difamaciones por gran parte de los medios hegemónicos tergiversando noticias en relación a la investigación y poniendo en duda la colaboración de Sergio Maldonado, quien aportó todo lo que se le pidió. El caso de Santiago Maldonado dividió a la sociedad entre solidarios y miserables. Y en esa división, la cantidad de miserables fue una noticia tremenda. No se trató solo de un puñado de noticias o mentiras gubernamentales, sino de toda una maquinaria que contó con una fuerte complicidad social. Las ofensivas declaraciones de Elisa Carrió, a pocos días de una elección que la terminó dando como ganadora es un tristísimo testimonio de esto. La miseria tuvo el aval de gran parte del electorado. La mentira derrotó a la solidaridad, al menos en ese episodio. Es difícil pensar en una noticia peor. La cultura de la delación, del “algo habrá hecho” del conservadurismo recalcitrante capas de justificar un crimen porque “es hippie” “anarquista” o “tatuador”. Como con los casos de violencia de género, se puso el foco en la víctima. 
En este caso apareció en su máximo esplendor un elemento mencionado en la mayoría de las otras noticias elegidas: el desprecio por la vida ajena. Como con las movilizaciones de mujeres se valoró más una pared que una vida, como las baldosas rotas en la movilización del 18 de diciembre que parecen valer más que los ojos perdidos por manifestantes al ser baleados en la represión. Se reivindicó a la represión como nunca antes y quien advertía lo tremendo de una desaparición era duramente estigmatizado. No hubo piedad ni con Santiago, ni con sus hermanos ni con su madre.

Enlaces relacionados:
Urgente: Gendarmería Nacional reprime y desaloja el Pu Lof en Resistencia
Un joven desaparecido durante el desalojo a comunidad Mapuche en Cushamen
Contundente grito por la aparición con vida de Santiago Maldonado
Medios y desapariciones: el recuerdo más oscuro
El recuerdo más oscuro (II)
“La sospecha sobre Santiago y su entorno lo revictimiza”
La miseria publicada
El baile de la muerte