Propaganda sexista en la web

La red PAR pide sanciones ejemplarizadoras para los responsables de la multinacional Unilever

La Red de Periodistas de Argentina por una comunicación no sexista (PAR), aplaude la rápida y firme reacción de distintas expresiones del movimiento de mujeres, defensores/as de los Derechos Humanos, organismos gubernamentales y periodistas, que obligaron a la multinacional angloholandesa Unilever a retirar de su página web imágenes de la promoción de los desodorantes masculinos Axe.

A través de dicha promoción se había implementado un ?juego? interactivo que consistía en dar garrotazos virtuales a fotos de mujeres bajo la consigna “¿Le das o no le das?”.

En un país donde cada tres días muere una mujer por causa de la violencia machista, poner on line un supuesto juego cuyas imágenes muestran una mano con un garrote que golpea a distintas mujeres en la cabeza (de la que emanan corazones rojos que luego se desvanecen, simulando ser sangre) no puede justificarse en la libertad de expresión ni ampararse en las reglas de la publicidad.

Su mera formulación constituye un delito flagrante que viola el principio de no discriminació n y no violencia contra la mujer contenido en los tratados internacionales de Derechos Humanos, cuya jerarquía constitucional fuera consagrada por el artículo 75 inciso 22 de la Constitución Nacional. Asimismo, viola la Convención de Belem do Pará, adoptada por la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos el 9 de junio de 1994 y ratificada por nuestro país.

Garrotazo de? ¿amor?

PAR quiere subrayar con firmeza que el retiro de las citadas imágenes del juego (llamado ?Garrotazo de amor?, perversa figura que nos remite a la no menos siniestra de ?crimen pasional?), no exculpa a la multinacional de su delito, y que la Justicia debe actuar con celeridad y máxima dureza para prevenir hechos similares en el futuro.

A nadie escapa la maniobra maliciosa de Unilever, consistente en subir el ?juego? a la web por unos días, conseguir ?prensa? -y por tanto difusión del producto- y levantar las imágenes el mismo día que en Argentina se promulga la nueva Ley contra la Violencia de Género, cuyo articulado condena la publicación o difusión de mensajes e imágenes estereotipados a través de cualquier medio masivo de comunicación, ?que de manera directa o indirecta (?) construyan patrones socioculturales reproductores de la desigualdad o generadores de violencia contra las mujeres?.

Antecedentes

Por último, es bueno aclarar que este tipo de actitudes sexistas y pro-violentas no son nuevas en Unilever. Baste con recordar que el Observatorio Andaluz de la Publicidad no Sexista viene informando desde hace cuatro años que la multinacional angloholandesa, con la promoción de marcas como Axe y Rexona, se encuentra ?a la cabeza de las empresas señaladas por trato denigrante a la mujer?.

?La división española de esta multinacional produce productos de higiene, cosmética y alimentación en los que es coincidente un estilo publicitario no correcto?, indica el Observatorio, para concluir tajantemente que esta ?acumulación de publicidad no deseada revela que los productos y servicios denunciados no son casos aislados, como podría pensarse, sino que al contrario se basan en planteamientos comunes y extendidos en las grandes empresas o corporaciones españolas e internacionales? .

Como puede verse pues, algunas empresas y agencias de publicidad, al igual que algunos medios masivos de comunicación, también son responsables de las desigualdades de género, de la discriminació n y el maltrato que sufren las mujeres, y de las miles de muertes causadas por la violencia (alimentada por estos estereotipos) que los hombres ejercen en sus hogares y en la calle.

Por lo dicho más arriba, y sobre todo porque esta difusión de estereotipos sexistas que promueven la violencia de género no puede ser compatible con una cultura democrática, es que PAR exige a la Justicia un rápido pronunciamiento y una sanción ejemplificadora para los responsables.

IMAGEN: www.uncrate.com