Noticias Destacadas

La Red PAR ante algunos casos emblemáticos de violencia contra la mujer

La Red de Periodistas de Argentina por una comunicación no sexista, PAR (*), quiere destacar el notable avance en gran parte de las crónicas periodísticas en lo que a tratamiento de hechos de violencia contra la mujer se refiere, en un particular momento en el que el aumento de las denuncias, pone en agenda varios casos que por sus características pueden catalogarse como emblemáticos.

El caso Villegas y el riesgo de la revictimización

Sin dudas, el que más repercusión ha tenido en los medios es el de General Villegas, donde grupos de vecinos han salido en manifestación para proclamar la inocencia de tres varones adultos, imputados de múltiples delitos sexuales contra una niña de 14 años, a la que filmaron durante la comisión de los hechos. En general, los medios de comunicación -en sus titulares y textos- han manifestado su rechazo, críticas o al menos sorpresa por las inusitadas movilizaciones.

Sin embargo, es saludable recordar (como prescribe nuestro Decálogo) que la profusión de imágenes y notas a los victimarios o sus allegados, en cualquier caso de violencia contra una mujer, sólo contribuyen a una doble victimización de ésta. En el caso que nos ocupa, el agregado de términos como ?video hot? para calificar a la principal prueba del delito, y la mención de supuestos ?comportamientos precoces? de la niña abusada, son ejemplos ilustrativos de cómo por desconocimiento u omisión, algunos medios vuelven a agredir a la víctima y contribuyen a su escarnio.

La Red PAR considera saludable que las y los editores aporten elementos teóricos suficientes a quienes son designados para coberturas de este tipo, bajo riesgo de terminar colaborando indirectamente con los presuntos autores del delito. El que diversos medios se hayan planteado dudas sobre si un supuesto ?consentimiento? de la víctima podría absolver a los abusadores, apunta a disculpar a los imputados desde el desconocimiento, ya que tratándose de una menor de edad, el ?consentimiento? como atenuante no debe tener lugar, precisamente porque lo que se tutela en estos casos, es la indefensión e inmadurez de niños y niñas para consentir cualquier tipo de agresiones provenientes de sus mayores.

Ni el ?consentimiento? ni la ?precocidad? existen; se trata de una niña de 14 años con aparentes problemas psicológicos, lo que agravaría su indefensión. Lo que sí existe, es un caso de presunto abuso sexual agravado por haber sido cometido por más de dos varones, y por haber configurado un sometimiento sexual gravemente ultrajante para la víctima.

Otros hechos

Otro hecho emblemático ?que saludablemente tuvo amplia difusión en los medios masivos- es la acusación ante la Justicia federal de la auxiliar de policía Nancy Miño Velázquez, quien denunció que un jefe de la División Trata de Personas de la Policía Federal regentea prostíbulos en la provincia de Buenos Aires, y cobra jugosas coimas de otros establecimientos. Valientemente, Miño Velázquez proporciona nombres, datos y situaciones, que justifican una profunda investigación.

La Red PAR entiende que las y los periodistas que cubrieron esta noticia deberían mantenerla en agenda, para periódicamente chequear el estado de la causa y la seguridad de la denunciante. Lamentablemente en nuestro país, hubo casos dramáticos de mujeres denunciantes de hechos de corrupción que terminaron huyendo al exterior o muriendo en circunstancias dudosas.

La prensa, ante este tipo de hechos (que ponen en evidencia lo que venimos denunciando desde distintos foros, esto es, la connivencia de funcionarios policiales y judiciales con los tratantes de mujeres con fines de explotación sexual), puede contribuir enormemente a la seguridad de la principal declarante y a la sustanciación de una mega causa por corrupción, manteniendo a la comunidad periódicamente informada sobre el caso.

Lamentablemente, otros episodios de violencia contra las mujeres, como la salvaje agresión que recibió la licenciada Cristina Vila -especialista en violencia familiar amenazada y golpeada en su propia casa, aparentemente a consecuencia de su trabajo- o las ejemplares condenas de la Justicia de San Martín por los hechos denunciados en la llamada ?Casa del Horror?, no tuvieron la misma repercusión. Pensamos que este último sería muy oportuno de refrescar, a la luz de los acontecimientos de Villegas.

(*) PAR (Periodistas de Argentina en Red por una comunicación no sexista) es una red conformada por más de un centenar de periodistas mujeres y varones de distintos lugares del país. PAR es co-coordinadora la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género, espacio que aglutina comunicadoras/es de América Latina, Caribe, Europa y África.

La red funciona de manera virtual y realiza encuentros presenciales, gracias a los cuales sus integrantes intercambian informaciones sobre temas de periodismo y género, generando espacios de debate, capacitación e incidencia. Contacto:

info@laotravozdigital.com