La mujer rural en México, sin acceso a la tierra

En México, el machismo ha despojado a la mujer rural de la posesión de las tierras –por tradición, los hombres son los propietarios– y de las mujeres dedicadas a las actividades agrícolas, por lo cual el 67 por ciento labora sin recibir ninguna remuneración económica.

DERECHOS HUMANOS: 67 por ciento de agricultoras, sin remuneración económica

Así lo informó en conferencia la doctora en sociología Sara María Lara, del Instituto de Investigaciones Sociales (ISS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), experta en temas agrarios.
Sara María Lara apuntó: “El machismo marginó a la mujer de la agricultura. Las mujeres no tienen acceso a la tierra, quedaron en situación de desigualdad; los hombres, por tradición, son los propietarios.

“En México existen 900 mil ejidatarias, comuneras y propietarias, la mayoría son mujeres de más de 50 años depositarias de las tierras que han heredado al enviudar, pero no disponen de las parcelas ni las trabajan, ésta es tarea de sus hijos u otros varones de la familia, puntualizó la especialista universitaria.

CIFRAS SIGNIFICATIVAS

“De la población ocupada en la agricultura, el 46 por ciento de los hombres son productores, mientras que de las mujeres sólo el 11 por ciento realiza esta actividad”, señaló la especialista.
“La ‘marcada desigualdad’ se refleja también en comparación con los hombres productores, pues de entre los varones dedicados al campo, el 14 por ciento son propietarios, en tanto que el porcentaje de propietarias es del 3 por ciento”.

SIN REMUNERACIÓN

Sara María Lara subrayó que, de la mano de obra dedicada a la agricultura, la mayor parte de las mujeres, el 67 por ciento realiza trabajo sin recibir pago, ayudando a sus esposos, familiares y vecinas o vecinos, y de los hombres, el 24 por ciento trabaja sin remuneración económica. Según este último censo, el 21 por ciento son jornaleras y el 28 por ciento jornaleros; el 1 por ciento de las mujeres son empleadas -tractoristas, choferes- y el 2 por ciento de los varones desempeña esta labor.

Cabe señalar que sólo el 7 por ciento de las mujeres se ocupa en la agricultura contra 24 por ciento de los varones, mientras que el 46 por ciento de las mujeres rurales están en el sector servicios, que son en su mayoría personales, como el trabajo doméstico y el cuidado de personas.

En tanto, el 23 por ciento de las mujeres en el campo se dedican a la industria y el 24 por ciento al comercio. En el caso de los hombres, el 29 por ciento se ocupa en la industria y el 14 por ciento en el comercio.
En México existen 199 mil 369 localidades, de las cuales el 98.5 son rurales. Los ingresos en estos hogares son mínimos por la actividad agrícola, pues las entradas económicas más altas se reciben de las remesas y servicios.