Noticias Destacadas

Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini

La manipulación de los medios: contra el aborto y la educación sexual

Una actividad realizada en la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini fue el disparador de un debate que atravesó a medios de comunicación, redes sociales y el conjunto de la sociedad. El taller trataba sobre la legalización del aborto y era organizado por la agrupación Nuevo Encuentro.abortopelle-680x365

Como decenas de talleres y actividades que se realizan en las escuelas de la ciudad y el país, donde agrupaciones estudiantiles y centros de estudiantes invitan a referentes en distintas temáticas para promover la reflexión y el debate entre los y las adolescentes, la charla organizada en “el Pelle” no tenía por qué cobrar semejante magnitud. Pero los medios de comunicación la llevaron a un estado público inimaginado.

La actividad trataba sobre la legalización del aborto. “Una agrupación K dio una charla sobre prácticas abortivas en el Pellegrini”, tituló “el gran diario argentino”. “Nuevo Encuentro busca apoyo al aborto en alumnos del Pellegrini”, eligió el centenario diario de los Mitre. “Curso de desorientación sexual en el Pellegrini” también decía en una nota editorial.

Los medios

aborto-cronicaLa Red Internacional de Periodistas con Visión de Género de Argentina (RIPVGA) consideró que el artículo publicado en Clarín “estigmatiza a quienes abortan con pastillas o brindan información al respecto”.

La RIPVGA, junto a Católicas por el Derecho a Decidir Argentina elaboraron un Decálogo para el correcto tratamiento Periodístico del Derecho al Aborto, “con la convicción de que los derechos humanos de las mujeres, los derechos sexuales y reproductivos, y en particular el aborto, formen parte de una agenda política, acompañando la agenda pública”.

“Necesitamos hablar de aborto: en las escuelas, en nuestras notas, en los espacios que habitamos a diario. Hablar desde una perspectiva de derechos y con visión de género, sin estigmas, ni en busca de ‘polémicas’”, agregan.

Una integrante de la Red dijo a Notas que en Crónica, por ejemplo, el tema “se trató con ligereza”. “Fue absolutamente mediático, de esas cosas que se usan para tirar una bomba y nada más. No se fue al fondo de la cuestión, no se llamó a un especialista, a nadie de la gente que dio la charla, que podría haberse defendido de las acusaciones. Hicieron una cobertura amarillista bien al estilo del canal”.

Si antes atacaban “las mujeres quedando embarazadas para cobrar la Asignación Universal por Hijo, ahora es ‘las mujeres se embarazan para abortar’”, dijo.

Además, la filiación política de la organización que dio la charla también fue centro de la noticia. “La rama femenina del partido que lidera el hiperkirchnerista Martín Sabbatella”, escribió La Nación. “Militantes K enseñan a las jóvenes a hacer un aborto”, tituló Infobae. “A Clarín cualquier colectivo lo deja bien”, analizó la periodista, cuya identidad pidió mantener en reserva.

“Siempre está la idea de instalar al ‘militante K’ del lado de lo diabólico”, afirmó, por el enfoque que tienen estos medios sobre el aborto. En este caso, además, se nota el intento de “disciplinar a las mujeres y volver a intentar que seamos tipo Juliana Awada”.

La educación sexual

Como comentó el rector del Pellegrini a los medios, desde el 2006, cuando se aprobó la ley de educación sexual integral, la escuela trabaja estos temas.

“Dentro de la educación sexual esto es una temática más”, dijo a Notas Guadalupe Carnelli, ex tallerista de las capacitaciones masivas realizadas por el Programa de Educación Sexual Integral (ESI), dependiente del Ministerio de Educación de la Nación. “Tiene que ver con el cuidado del cuerpo y de la salud. Aprender sobre sexualidad tiene partes de prevención, de aprender sobre métodos anticonceptivos y trabajar enfermedades de transmisión sexual. Hablar sobre aborto es información necesaria”, agregó.

Además, comentó que “legalmente no se le puede negar información a nadie”. “Trabajar la posibilidad de que se aborte hoy en día con pastillas es una realidad, y además está amparado por la ley”, sumó.

Para Carnelli, el único problema de que se discuta esto en la escuela -y resalta el trabajo previo hecho por el Pellegrini como dato positivo- “es que hay gente que está en contra”. “¿Cómo se trabajan determinadas temáticas que los pibes conocen, que saben que están? ¿Cómo las podés incluir?”, se pregunta y responde: “Ahí es donde entra la Educación Sexual Integral y su aplicación. A una de las pocas escuelas que viene avanzando en ese sentido se la sale a denunciar públicamente”, cuestiona. Y suma que el programa de ESI tiene, dentro de los lineamientos curriculares que fueron aprobados por el Consejo Federal de Educación, la temática de aborto. “No tienen mucho para opinar al respecto”, dijo.

“El momento político es central. Está habiendo una avanzada contra los derechos de las mujeres como se puede ver con lo que pasó en Morón, con el caso de Belén, lo que intentaron hacer con el protocolo de Interrupción Legal del Embarazo en la página del Ministerio de Salud”, contextualizó la tallerista de ESI.

A mayor información, menos riesgos

La información difundida en los medios sobre la droga que permite realizar abortos de forma segura, en su mayoría fue errónea, manipulada y malintencionada. Así lo entendió la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho al Aborto, que en un comunicado explicó que “el misoprostol es un medicamento considerado esencial por la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde el año 2005”.

“Es uno de los métodos que la OMS considera como seguro para abortar sin riesgos, incluso en su uso ambulatorio”, sumaron y afirmaron: “Trabajamos con información científica y de calidad, no ponemos en riesgo la salud de ninguna persona”.

“Desconocer la seguridad del misoprostol, ponerla en duda, sólo aumenta la probabilidad de que las mujeres se expongan a abortos inseguros”, aseguraron y responsabilizaron “a los medios de comunicación y a las autoridades del Ministerio de Salud de Nación”.

Mientras el aborto sigue siendo una problemática de derechos humanos, justicia social y salud pública, como plantea la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, las tergiversaciones de los medios de comunicación solo atentan contra la posibilidad de las mujeres de acceder a una vida digna.

 

Imagen : notas.org.ar