Noticias Destacadas

La lucha contra la homofobia y transfobia está más viva que nunca

En el Día Internacional contra la Homofobia y Transfobia, grupos a favor de la diversidad sexual conmemoran esta fecha, pero a la vez alertan que queda mucho por luchar, pues falta por recorrer en el camino para que la población LGBTI tenga igualdad de derechos.

Hace 22 años, la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud eliminó la homosexualidad y bisexualidad de la lista de enfermedades mentales. Sin embargo, en la actualidad, la homofobia, lesbofobia, bifobia y transfobia aún persisten, en una sociedad donde la heteronormatividad sigue buscando imponerse.

En el mundo, hay siete países que penalizan con la muerte la homosexualidad: Mauritania, Sudán, Arabia Saudí, Irán, Yemen, Nigeria y Somalia (los últimos dos en algunas zonas), según un reciente informe de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersexuales (ILGA).

Natasha Jiménez, coordinadora del Espacio Latinoamericano de Sexualidades y Derechos Mulabi, comentó que no hay mucho que celebrar, por los códigos y estereotipos que maneja la sociedad y que promueven la discriminación a esa población.

Añadió que la homofobia y transfobia sí son enfermedades que dañan, cuando una orientación distinta a la heterosexualidad es vista como ?mala? o ?sucia?. Los fundamentalismos religiosos, a su criterio, tienen un peso enorme, por lo que hay que trabajar en eliminar estos conceptos.

La socióloga Montserrat Sagot subrayó que en muchas situaciones, la tolerancia está en la superficie, y al final se denota una fuerte conducta homofóbica. Destacó el papel de grupos organizados que luchan por colocar el tema en el debate público, y los logros en países como Argentina, con el matrimonio igualitario y la ley de identidad de género.

Agregó que si a los gobiernos no les interesa promover estas ideas de igualdad, es importante que surjan en otros espacios, como las universidades y gobiernos locales.

En marzo del 2008, Costa Rica oficializó la fecha del 17 de mayo como la jornada nacional de lucha contra la homofobia y lo convirtió en política pública, sumándose a más de 20 países que proclaman que la homosexualidad no es una enfermedad, y que no se debe discriminar a ninguna persona por causa de su orientación sexual o identidad de género.

Se puede observar un mapa de ILGA sobre los derechos de la comunidad LGBTI aquí.