Cristina Lobo, Salta

“La ley de cupo es discriminatoria”

Así se expresó Cristina Lobo, diputada mandato cumplido, e impulsora durante su gestión como legisladora provincial de una ley que proporcione a las mujeres la misma posibilidad de ocupar un lugar en las listas para elecciones partidarias, después de que días atrás, las jóvenes que integran el espacio “Las muchachas peronistas” decidieran avanzar y convocarse para sostener la discusión desde el Senado provincial.cristina lobo

La iniciativa, que ya goza desde 2015 de media sanción, pretende el 50% de representatividad de hombres y mujeres para cada elección, y la alternancia en caso de que un único lugar este en juego, como ocurre por ejemplo en el caso de la integración de la Cámara Alta.

“La ley de cupo es discriminatoria, lo que queremos es la igualdad de oportunidades también en los cargos electivos. Es una demanda que legítimamente está planteando la democracia”, destacó la militante por el PJ.

“Tenemos que replantear seguir en esta lucha”, manifestó, destacando que otras provincias como Santiago del Estero, Córdoba, Río Negro, lo lograron, reconociendo que en su momento “conseguir ese consenso no tuvo sus frutos”.

“No es algo caprichoso sino que los derechos se van ganando poco a poco como ocurrió con el voto femenino en 1951”, explicó, subrayando además que la conformación de la legislatura provincial cada vez tiene un descenso más significativo.

Lobo explicó también, que la Ley de Lemas es muy engañosa, y que basta observar los cargos a diputados/as nacionales, ocupados por cuatro hombres en la elección pasada y con una sóla mujer de siete legisladores en la Cámara Baja nacional y de un sólo lugar de tres en el Senado.

Avanzó asimismo contando que el año pasado Francisca Jiménez a poco de terminar su mandato como diputada “nucleó a las mujeres y a partir del trabajo dentro de la Comisión de la Mujer en la Cámara”, y con el apoyo de los varones dieron la media sanción al proyecto de ley que impulsa la igualdad.

“La mujer debe demostrar siempre su capacidad mientras que los hombres arreglan los cargos tomando un café. Cuando trabajemos con una perspectiva de género la situación será distinta”, señaló, considerando que en muchos casos es la misma mujer la que cuestiona que otra “compañera” ocupe un espacio de decisión.

 

Imagen : Infobae