Sandra Heredia

La ex empleada de Triaca inició una demanda millonaria contra el hermano del ministro

Sandra Heredia inició una demanda contra Carlos Triaca, hermano del ministro de Trabajo de la Nación, por 3.700.00 pesos en concepto de “daños y perjuicios”.

Imagen : Página12

El escándalo entre el ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca, y la empleada a la que tenía en negro, Sandra Heredia, parece no haber terminado. Es que si bien hubo un desenlace entre ambos, ahora se sumó un capítulo aparte. La trabajadora denunció al hermano del funcionario por 3.700.00 pesos en conceptos de “daños y perjuicios”, luego de que dijera en un programa televisivo que ella tiene una “enfermedad psíquica” y que en su casa “hubo faltantes”.

Así, la ex empleada, a quien la familia del ministro debió indemnizarla la semana pasada con 340 mil pesos, ya que fue echada sin el preaviso ni mediando la causa correspondiente, inició ayer una nueva avanzada judicial, esta vez sobre Carlos Triaca, hermano del funcionario, luego de que este dijera en el programa que conduce Rolando Graña que ella tiene una “enfermedad psíquica” y que en su casa “hubo faltantes”.

La carta documento que cursó, y de la que también dio cuenta la agencia OPI Santa Cruz, intima al hermano del ministro a que “ratifique o rectifique” las manifestaciones vertidas públicamente de manera “calumniante e injuriosa hacia mi persona”.

En el mismo documento Heredia le reprocha haberla acusado “de manera falaz, maliciosa y sin sustento legal alguno, afirmando que durante el transcurso del vínculo laboral que nos uniera, respectivamente en los últimos años, hubo faltantes en la casa lo cual llevó a una mala relación en los últimos meses, por eso yo la tuve que despedir”.

En este sentido, la ex empleada entiende que en ese medio público Carlos Triaca se manifestó “de manera inapropiada extralimitándose manifiesta y públicamente al referirse a mí, en términos que afectan mi imagen personal, como así también mi honor y decoro al recurrir a expresiones ofensivas e hirientes que atentan contra mi reputación, lo intimo a que se retracte de todas las calumnias e injurias que ha difundido”.

A continuación lo intima y cita lo establecido en el Artículo 170 del Código Civil y Comercial de la Nación “a que se me abone la suma de tres millones setecientos mil pesos ($ 3.700.000,00) en concepto de daños y perjuicios y se abstenga de formular todo tipo de opiniones, sean o no descalificadoras o peyorativas, sobre aspectos de mi vida personal”.