Noticias Destacadas

Estados Unidos

La científica argentina que confirmó la teoría de Einsten afirmó que ahora “se abre una nueva era en la astronomía”

Gabriela González, la científica argentina radicada en los Estados Unidos que confirmó la teoría de Albert Einstein sobre ondas gravitacionales, destacó hoy que a partir de este hallazgo “se abre una nueva era en la astronomía”.gabrielaweb

González, formada en la Universidad de Córdoba y casada con un físico egresado del Balseiro Jorge Pullin, afirmó que de esta forma es posible “aprender qué pasa con las estrellas y el Universo, no solo recibiendo luz u ondas electromagnéticas”.

“Ahora, podemos detectar ondas gravitacionales de agujeros negros y de otros objetos y aprender qué es lo que pasa con estas estrellas usando una ventana completamente distinta a la electromagnética”, aseguró.

En declaraciones a Radio Cadena 3, la científica cordobesa dijo que “esta ventana puede mostrarnos la colisión de dos estrellas, formando un agujero negro, ondas electromagnéticas en rayos gamma, ondas gravitacionales y qué pasa cuando el agujero negro nace”.

“En el caso de la primera detección hemos detectado la colisión de dos agujeros negros que en principio no producen ninguna onda electromagnética”, precisó.

Gabriela González integra el equipo del observatorio Ligo (Laser Interferometer Gravitational-wave Observatory), que anunció este jueves la detección de las ondas gravitacionales, anticipadas por el físico alemán Albert Einstein hace 100 años.

En diálogo con Radio La Red, González explicó que las ondas gravitacionales “son disturbios en el espacio-tiempo alrededor nuestro, en la distancia entre la Argentina y Estados Unidos, entre todas las personas existe este espacio-tiempo que la teoría de Einstein dice que es dinámico”.

“No son distancias que son siempre las mismas, sino que cambian aun si uno no se mueve. Esas son las ondas gravitacionales. Lo que fue impresionante es que las ondas gravitacionales que detectamos con nuestros detectores por primera vez fueron producidas hace 1.300 millones de años por dos agujeros negros chocando fusionándose en un agujero negro”, relató.

La científica agregó que “tanto las ondas gravitacionales como la existencia de agujeros negros son predicciones de la Teoría de la Relatividad General de Einstein”.

González sostuvo que se sabe “un poco, pero no mucho, de la existencia de agujeros negros del tamaño que nosotros hemos detectado, pero de ondas gravitacionales sabíamos bastante menos”, algo que cambió con la detección anunciada.

Posteriormente, la científica repasó su trayectoria, que comenzó en su provincia natal, Córdoba, y la llevó hasta los Estados Unidos.

“Me eduqué en Córdoba, fui al Instituto de Matemáticas, Astronomía y Física, que ahora es Facultad de la Universidad de Córdoba, después de terminar mi licenciatura me casé con Jorge Pulin, que también había terminado su doctorado, haciendo su investigación en Córdoba. Fuimos a Estados Unidos en el 89, a la Universidad de Syracuse, él a hacer un posdoctorado y yo a empezar mi doctorado, y allí hubo un profesor que hablaba que se podían medir esos efectos de la teoría de Einstein, de un proyecto que se estaba empezando -que era LIGO-, y yo dije esto es lo que quiero”, contó.

Si bien vive desde hace casi 30 años en Estados Unidos, la científica contó que viene a visitar a su familia “muy seguido”, y que sigue en contacto con Córdoba.

“Pero mi actividad científica y el tipo de investigación científica que estoy haciendo es difícil hacerla en otro lado”, incluso de los Estados Unidos: trabaja en la Universidad de Luisiana, “porque está a pocos kilómetros del observatorio”.

En lo inmediato, “no hay una aplicación práctica” para el hallazgo, aunque la ciencia “ha empujado a la industria en muchos aspectos”.

González, una de las fundadoras del equipo que arribó al descubrimiento, es miembro de prestigiosas organizaciones como American Physical Society, American Association for the Advancement of Science, International Society for General Relativity and Gravitation, entre otras.

 

Imagen : planetavivo.cienradios.com