Justicia para Adriana Zambrano

El 13 de Julio se cumplió un año del asesinato de Adriana Marisel “Lili” Zambrano. Tenía 28 años y fue asesinada a golpes. Su pareja, José Manuel Alejandro Zerda, de 29 años, fue encontrado autor de “homicidio preterintencional” y sentenciado a sólo 5 años de prisión. Este lunes se realizaron marchas y acciones en Jujuy y en Buenos Aires para denunciar la impunidad y exigir Justicia . A a las 18 frente al Congreso de La Nación la Asociación Civil La Casa del Encuentro convocó a una acción bajo la consigna: “La Sociedad quiere saber qué pasa con la Justicia en Jujuy”.

ANRed conversó con Miriam y Marcelo Zambrano, hermanos de “Lili”, como le decían a Adriana. Desconsolados por la pérdida de su hermana, se fortalecen en el reclamo de justicia.

Femicidio de Adriana

Qué ocurrió el 13 de julio de 2008 en Palpalá

Miriam: Nos comunican que la mató la pareja, en la casa de este hombre. Él fue la última persona con la que se la vio. Fue a buscar a la nena, su hija, por la mañana y mi hermana va detrás de él. Van a la casa de sus abuelos maternos, que se habían ido a Río Blanco y allí encuentran a mi hermana muerta.

Marcelo: Ese día mi hermana fue asesinada por José Zerda en forma salvaje. Apenas nos enteramos salimos inmediatamente para Jujuy. El cuerpo todavía estaba en la morgue, no se lo habían entregado a mis padres. Según las declaraciones de Zerda en el expediente de la causa dice que “discutieron y pelearon”. Al no haber testigos es muy complicado saber esto, pero lo que sí se ve es que toda la casa está en desorden, todo desparramado, con indicios de una pelea intensa. Mi hermana era chiquita, menudita, de poco peso y él es de alta estatura, grandote. Cualquiera puede suponer que mi hermana contra él no pudo pelear, no le pudo hacer nada, más que escaparse. Es obvio deducir que el tipo la golpeó, la empujó y tiró por toda la casa, fue salvajemente golpeada. Ella tenía marcas en el cuerpo, quemaduras de cigarrillos en brazos, costillas rotas, las manos marcadas cerca del cuello. Eso no es por un empujón, como declara Zerda, que “la empuja, cae y se rompe la cabeza”.

Miriam: Este hombre se había escapado, después se entrega a las 11 de la noche. La dejó a mi sobrinita de 9 meses al lado de la madre muerta. La bisabuela escucha que la beba lloraba mucho y abre la puerta y la encuentra a mi hermana muerta, con la beba al lado, y ahí empezó el movimiento

La Justicia que no llega

Marcelo: Estamos buscando la forma de revertir la situación judicial, por el hecho de que Zerda tiene una sentencia vergonzosa de cinco años y estamos en contra de eso, luchando para que se pueda hacer justicia. Vemos que no concuerda la forma en que esto pasó con lo que él dice en el expediente y hacemos la apelación para que se aclare el caso. Lo que buscamos es cambiar la carátula de homicidio preterintencional- con una condena baja, irrisoria- pasarla a homicidio simple. Porque tenemos una sumatoria larga de agravantes para agregar a como fueron los hechos del día 13.

El le pega, se da cuenta que ella estaba mal y llama a su tío, que es médico y trabaja en otro pueblo como a 30 km, para que venga a ayudarlo, en vez de llamar a un médico de ahí mismo en Palpalá. El tío tardó mucho y vio que no pudo hacer nada, hasta que ahí recién llamaron a una ambulancia de Palpalá. Quizás se hubiera podido hacer algo si lo hacía antes, cómo puede ser que eso no figure como agravante, que se juzgue como preterintencional. Después dijo que se puso nervioso y se fue. En realidad se quiso escapar. En el expediente dice que vuelve, que se da cuenta, que no quiso abandonarla.

Miriam: Se mandó el pedido de apelación, estamos esperando la respuesta. Mario Ramón Puig, el presidente de la cámara, el juez, lo condena a sólo 5 años. Decide pasar el caso a preterintencional. No sé en qué se basan ni por qué. Se aferran de lo que dice el perito sobre la “posible caída”. Los abogados defensores se agarraron de eso. No se puede entender por qué sólo 5 años, no es nada.

Marcelo: También estamos luchando por la tenencia de mi sobrina. La nena está con mi mamá, cuidada por ella, siempre vivió ahí. La tenencia seria para mi familia, para mi mama, porque la abuela paterna pidió la tenencia. A pesar de que él nunca se interesó por la beba, ni nunca la acompañó a los controles de embarazo.

Miriam: Mi hermana dejó de verlo por una semana, antes de que suceda el hecho, porque se había enterado que él tenía otra pareja con un bebe de la misma edad que nuestra sobrina. Él quería estar con ella, seguir la relación, y con la otra pareja también. Ahí es donde mi hermana le dice que no, y me parece que eso fue lo que a el le molestó mas. Es muy celoso. Cada vez que ella venia a visitarnos él la controlaba. Continuamente la llamaba al celular, para que vuelva.

Marcelo: Este hombre estaba como alterado, estaba enojado cuando fue a buscar la beba. Él es un tipo seco, serio, poco sociable. Estuvo dos o tres años de novio con mi hermana. Convivieron un mes, cuando nació la bebe, hasta que mi hermana se entera que él tenia otro bebe y se separan. Ahí se armó un régimen de visita entre ellos.

Acciones para denunciar la impunidad

Marcelo: La idea es hacer una marcha recordatoria al año de su muerte. Y un pedido de justicia para que se revea la causa. Tanto en Jujuy como en Buenos Aires hacer marchas y que todos se enteren de este caso, está bueno que se haga en los dos lugares.
Yo le agradezco a la gente del barrio porque siempre nos han apoyado, nos acompañaron siempre. Vecinas que nos conocen desde que éramos chicos, todos nos ayudan. Y a las mujeres de La Casa del Encuentro que nos orientan como hacer.

El año pasado han sucedido varios casos parecidos en Jujuy. La violencia está en todos los lugares pero esta vez nos tocó a nosotros. Esto nos cambió a todos. Vos pensás que tenés una vida hecha o formada y pasa esto. De las reuniones familiares, del típico asado del domingo, olvidate… que vamos a hacer cuando falta alguien de la familia.

FOTO: ANRed – Sur