Discriminación

Italia “no es un país para mujeres”, según ministra, que alerta de misoginia

La Ministra de Sanidad italiana, Beatrice Lorenzin, dijo hoy que Italia “no es un país para mujeres”, después de que una política haya sido cuestionada recientemente por su maternidad y otra insultada por su aspecto físico.Italia-mujeres

“Este país no es para mujeres. Lo que está ocurriendo en estos días es increíble y revela una misoginia de fondo”, señaló la ministra en un comunicado.

La polémica ha surgido en Italia después de que un candidato a la alcaldía de Roma negara su intención de incluir en su equipo a una política embarazada y tras la dimisión de la candidata del Movimiento 5 Estrellas a la alcaldía de Milán (norte), insultada por su aspecto físico.

El candidato conservador a la alcaldía de la capital italiana, Guido Bertolaso, descartó incluir en su hipotético equipo de gobierno a la líder del ultraconservador Hermanos de Italia, Giorgia Meloni, embarazada, porque en su opinión “debe hacer de madre”.

“Meloni debe hacer de madre. Creo que es la cosa más bella que le puede ocurrir a una mujer en la vida. Debe gestionar esta página de su vida. No entiendo por qué alguien deba obligarla a hacer una campaña electoral que será feroz”, señaló a la televisión La7.

Por su parte, Meloni expresó a Bertolaso su deseo de ser “una óptima madre como lo son aquellas mujeres que entre mil dificultades y a menudo en condiciones mucho más que difíciles concilian sus compromisos profesionales con la maternidad”.

El segundo caso tiene que ver con la que fuera candidata a la alcaldía de Milán por el Movimiento Cinco Estrellas, Patrizia Bedori, quien no concurrirá en las elecciones municipales tras recibir una serie de insultos, entre ellos fea y gorda.

La ministra Lorenzin lamentó la retirada de Bedori y recordó que en política “nadie critica a un hombre por ser feo o gordo”.

“Todo eso demuestra una falta de respeto por la mujer, la ausencia de reconocimiento de la mujer como sujeto político”, defendió.

Sobre el caso de Meloni aseguró que la maternidad es “un valor adjunto para una mujer política porque concede una sensibilidad para con las personas, hacia el sufrimiento”.

También salió al paso la ministra para las Reformas Constitucionales, Maria Elena Boschi, en un principio también muy cuestionada por su juventud (35) y por el papel fundamental que fue llamada a realizar en el gabinete del primer ministro Matteo Renzi.

“¿Cuándo pedirán a un candidato que se retire porque no es fotogénico? ¿O porque debe ser padre? Solidaridad”, reclamó Boschi en su perfil de Twitter.

Imagen :eldiario.es