Noticias Destacadas

Amenazas en La Plata

Investigan si un ex jefe de la CNU compró armas de guerra para matar al juez Rozanski

Una denuncia ante el juez federal de La Plata alertó que un ex jefe de la Concentración Nacional Universitaria compró dos armas de guerra con el fin de asesinar al titular del Tribunal Oral Federal 1. El juez rechazó la custodia pero se excusó de participar en el juicio a la CNU.carlos_rozanski

El juez federal de La Plata, Ernesto Kreplak, investiga si un ex jefe de la Concentración Nacional Universitaria (CNU) compró dos armas de guerra con el objetivo de asesinar al titular del Tribunal Oral Federal 1 de esa ciudad, Carlos Rozanski, antes que comience a juzgar a dos civiles que integraban la CNU y están acusados por secuestros y asesinatos durante la última dictadura cívico-militar.

Según informó una fuente judicial a la agencia Télam, “un funcionario judicial tomó conocimiento de que un hombre, ex jefe de la CNU, compró dos armas de guerra con silenciador para, según expresó, ´matar a Rozanski antes que empiece el juicio a la CNU´”. Luego de alertar al juez amenazado, el funcionario se presentó ante Kreplak y dio el nombre de la persona, así como otros detalles, según indicó la fuente judicial a Télam. De acuerdo al relato de la denuncia, según pudo saber Política Argentina, la compra del armamento habría sido hace un año por parte de una persona que se encontraba prófuga y acusada por crímenes de lesa humanidad, y a fines del año pasado quien lo adquirió habría manifestado que lo iba a usar contra el juez.

Rozanski rechazó el ofrecimiento de custodia, mientras que sus pares en el Tribunal, Germán Castelli y Alejandro Esmoris, firmaron un acta repudiando las amenazas. Rozanski, además, presentó un escrito en el que se excusó de participar en el juicio a la CNU. El proceso ya estaba demorado tras la recusación de uno de los jueces, por lo que ahora se dilataría aún más. Así, no hay fecha aún para el comienzo del juicio a dos civiles que integraban la organización paramilitar Concentración Nacional Universitaria (CNU) en La Plata, Carlos “El Indio” Castillo y Juan José “Pipi” Pomares.

Castillo está acusado, entre otras cosas, por su participación directa en el secuestro y homicidio de Carlos Antonio Domínguez y en el secuestro de Roberto Fiandor, el 12 de febrero de 1976. También se lo imputa por el secuestro y homicidio de Néstor Hugo Dinotto y Graciela Herminia Martini, y por el secuestro de otra pareja en abril de ese año. “Pipi” Pomares llega acusado por su participación en este último caso, que abarca a cuatro víctimas en total.

La CNU comenzó con asesinatos, secuestros y robos en La Plata antes del Golpe y continuó tras el 24 de marzo de 1976. El accionar de la CNU se considera como parte de “la antesala de la implementación del plan sistemático de la represión ilegal desplegado desde el Estado a partir de 1976 y también se caracterizó por su ejecución sistemática y organizada”.

 

Imagen : radiocooperativa.com.ar