Noticias Destacadas

Regimiento de Patricios

Investigan caso de acoso sexual entre soldados voluntarios

El hecho ocurrió cuando una soldado voluntaria denunció que luego del desayuno fue convocada por un colega a la puerta del baño.

****inte1Soldados forman durante una ceremonia de creación de un nuevo batallon contraguerrilla en el sector de Tolemaida, Colombia, el 17 de enero de 2005. Los gobiernos de Colombia y Venezuela, enfrascados en una crisis por la captura en diciembre pasado de un guerrillero de las FARC, se ratificaron en sus posiciones, dificultando una salida próxima a la crisis, mientras que la comunidad internacional comienza gestiones para aproximar a las partes. AFP PHOTO/Alvaro INOSTROZA****

La Justicia investiga un presunto caso de acoso sexual entre soldados voluntarios del Regimiento de Patricios que tuvo lugar el 3 de diciembre de 2014.

Según la investigación a cargo de la jueza de instrucción Alicia Iermini, el hecho ocurrió cuando una soldado voluntaria denunció que luego del desayuno fue convocada por un colega a la puerta del baño.

“Una vez allí, el soldado la hizo ingresar y cerró la puerta, oportunidad en la que le refirió que se sentía atraído por ella y le manifestó sus intenciones sentimentales”, según la descripción que hizo la soldado.

El hecho es que cuando intentó salir, el soldado no se lo permitió y la abrazó fuertemente, y recién pudo escapar del baño luego de varios intentos y al intervenir otros soldados voluntarios.

Tras la denuncia, la causa fue sujeto de competencia entre la jueza Iermini y el juez Claudio Bonadio, pues la primera de ellas consideró que debía intervenir la Justicia federal por la condición “bajo bandera” de la denunciante y el denunciado, sumado al lugar donde tuvo lugar el supuesto hecho.

Bonadio consideró que no era competente ya que se trató de un suceso de “estricta motivación particular y no surge que se hubiera entorpecido el normal funcionamiento del regimiento en cuestión”.

Los jueces Mauro Divito, Juan Cicciaro y Mariano Scotto, de la Cámara del Crimen, consideraron que “más allá de que el hecho habría ocurrido en el interior de un establecimiento nacional, no se advierte la afectación a intereses federales o a la prestación del servicio del mencionado cuartel”. “El suceso denunciado tuvo una estricta motivación particular”, según la Cámara, por lo que la causa quedó en poder de la jueza Iermini.

Imagen : Noticias Argentinas