Noticias Destacadas

Acuerdo " viciado de ilegitimidad"

Inflación, ajuste y menos consumo como resultado del acuerdo con el FMI

El salvataje financiero del Fondo Monetario le garantiza a los acreedores que cobrarán los compromisos de la deuda

Imagen: El Economista (Mx)

A cambio, Cambiemos comprometió un mayor ajuste, que también condicionaría a un futuro gobierno. El amplio recorte en el gasto público afectará la actividad económica, que culminará el año con una caída del 1,6%. Además, la liberación absoluta del tipo de cambio incidirá sobre la inflación, que oscilará entre el 30 y el 40%, de acuerdo a la evolución del dólar. Estas son algunas conclusiones de Proyecto Económico, la iniciativa que conduce la diputada y economista Fernanda Vallejos, quien advirtió que el acuerdo entre la gestión Macri y el FMI “está viciado de ilegitimidad”.

De acuerdo a un informe de Proyecto Económico, el Stand By, que el Gobierno acordó con el Fondo Monetario Internacional, obliga a la Argentina a llevar adelante un ajuste adicional que afectará la actividad económica, agravará el cuadro inflacionario y empeorará la situación social del país. Además, el trabajo, elaborado por el equipo técnico que conduce la diputada y economista, Fernanda Vallejos, subraya que el mencionado convenio también pretende condicionar la toma de decisiones políticas del próximo gobierno. “Pretende reducir gastos en salarios por un 2,5%, un 1,3% en jubilaciones y 15% en transferencias a las provincias. En suma, se busca que una buena parte del ajuste social quede para un próximo gobierno, que no tendrá el beneficios del ingreso de divisas del préstamo y, por el contrario, debería pagar las deudas que no contrajo”, alerta. “El acuerdo que alcanzaron Macri y el FMI es inadmisible. Un gobierno, con un programa económico que lo torna irreelegible al punto que para terminar su mandato se vio obligado a pedirle la escupidera al FMI, no puede firmar condiciones sobre un gobierno futuro que nos demos los argentinos. Mucho menos si ese acuerdo está viciado de ilegitimidad dado que se tejió de espaldas al pueblo y a las instituciones democráticas, contrariando las prescripciones constitucionales”, enfatizó Vallejos, quien oportunamente había reclamado que el acuerdo pase por el filtro del Congreso.

Proyecto Económico advierte asimismo que el “salvavidas” del FMI “implica un ajuste del gasto público, que totalizará un 4,5% del PBI, equivalente al 17% del gasto en función del PBI (según los datos del Presupuesto Nacional)”.

El acuerdo Stand By prevé un desembolso del Fondo Monetario por US$50.000 millones en cuotas. El primer tramo de U$S15.000 millones se desembolsará el 20 de junio. Además, la Argentina tomó deuda por otros US$5.600 millones provenientes del Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Corporación Andina de Fomento (CAF).

El trabajo consigna además que “el préstamo del FMI disipa tensiones financieras de corto plazo, pero no resuelve el problema estructural de las economías emergentes: la restricción externa, la fuga de capitales y la recurrente necesidad de financiarse con más deuda externa”.

De acuerdo a la estadísticas del Balance Cambiario, publicado por el Banco Central de la República Argentina (BCRA), entre enero y abril, el déficit comercial argentino alcanzó los US$4.503 millones, por turismo, US$3.401 millones, US$8.985 millones por fuga de capitales, US$307 millones por remisión de utilidades, y US$699 millones por intereses netos. Siguiendo esta lógica, el informe explica que “este blindaje se inscribe en una estrategia de los organismos multilaterales de crédito para rescatar al presidente Mauricio Macri frente a las fuertes necesidades de financiamiento externo de su gobierno provocado por los profundos desequilibrios de su política económica, agravada por la suba de tasas de interés en los Estados Unidos”.

Con respecto al impacto del acuerdo sobre la economía real, Proyecto Económico prevé para el año en curso “una caída del PBI, en promedio, de 1,6%, muy por debajo de las estimaciones oficiales de 0,4%” y aclará que, más allá de la teoría económica convencional, “la evidencia empírica demuestra que el ajuste del gasto implica una reducción del consumo, la caída salarial, una pérdida de capacidad de compra, lo que lleva a la recesión económica”, Además, el trabajo advierte sobre el riesgo que conlleva la total liberación del mercado cambiario que el FMI le reclamó a la Argentina como parte del acuerdo. “En términos de inflación, si el tipo de cambio se mantuviera en $26 (por dólar), la inflación podría rondar el 30%, si llega a $27, treparía al 32%, pero si el tipo de cambio alcanza los $30 antes de diciembre, la inflación llegará al 40%”, precisa el informe. “Endeudados en otros U$S 50.000 millones, las consecuencias del ajuste fiscal y salarial, sobre una situación económica y social ya muy delicada, van a ser dramáticas”, consideró Vallejos que además resaltó el préstamo del FMI “deja intacto el verdadero problema de nuestra economía: un déficit externo totalmente descontrolado que hay que atacar de raíz con un cambio de modelo económico que corrija los profundos desequilibrios que provocó la política de Cambiemos”.