Noticias Destacadas

Ataque a militantes ambientalistas en Neuquén

Incendio intencional y un sospechoso suicidio

“La megaminería tóxica se cobra las primeras víctimas en la provincia de Neuquén”, detalla un comunicado del Foro Permanente por el Medio Ambiente de Neuquén. Hace referencia al incendio intencional que sufrieron algunas de sus militantes en la localidad neuquina de Campana Mahuida, y al sospechoso “suicidio” del principal sospechoso del incendio.

Los hechos

El viernes 11 de diciembre en horas de la tarde se produjo un incendio en tres galpones del campo propiedad de María Rosa Destefanis y Adriana Claudia Carlini, ambas pobladoras de Campana Mahuida, localidad ubicada 285 kilómetros al noroeste de Neuquén Capital.

Las afectadas son militantes activas de la Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Campana Mahuida (AVACaM) que se opone a la mina de cobre a cielo abierto en el cerro Tres Puntas.

Las primeras pericias policiales determinaron que el incendio fue provocado intencionalmente. Como figura en la denuncia radicada en la Comisaría 26 de Loncopué, el incendio provocó cuantiosos daños materiales (en el orden de los 100 mil pesos) a las propietarias, además de alimentar el miedo y la sensación de desprotección que crece en la comunidad.

El principal sospechoso del atentado era Santiago Almendra -trabajador a cargo de tareas de mantenimiento en el campo, y ex empleado de CorMiNe- que fuera visto en las inmediaciones de los galpones el día del incendio. El sujeto no llegó a declarar sobre los hechos ya que apareció ahorcado el lunes 14 de diciembre por la mañana.

El fiscal a cargo de la investigación es Marcelo Cofre, de la Fiscalía de la Ciudad de Zapala.

Contexto en el que se dan los hechos

El proyecto de extracción minera es impulsado por el Gobierno Provincial y la Corporación Minera de Neuquén (CorMiNe), que ha adjudicado a la empresa MCC -de capitales chinos- las tierras de la comunidad mapuce Mellao Morales, donde se encuentra el yacimiento de cobre.

Los y las militantes Foro Permanente por el Medio Ambiente de Neuquén se encuentran ahora a la espera de los resultados de la autopsia que determinará las causas de la muerte de Santiago Almendra, así como el resultado de las pericias policiales relativas a las causales del incendio.

“En circunstancias que exigimos se esclarezcan de inmediato, el principal sospechoso aparece muerto, lo que siembra muchas incógnitas sobre la responsabilidad material e intelectual del atentado. Cabe destacar que Almendra tenía un lazo afectivo de muchos años con las dueñas del campo, además de ser de público conocimiento sus problemas de violencia y alcoholismo, así como su postura a favor de la minería a cielo abierto”, señala el foro ambiental neuquino en un comunicado de prensa.

En este sentido, el comunicado también denuncia estos hechos como parte de la serie de contantes ataques que vienen sufriendo sus militantes. “Las amenazas son frecuentes para los y las asambleístas del `No a la mina’. – denuncia el comunicado – Ya son varias las denuncias por agresiones físicas contra vecinos y vecinas militantes en las calles de Loncopué, atropellos en los autos que tienen las calcomanías del No a la mina, persecuciones en la ruta a las activistas de parte de camionetas sospechosas. Estos son algunos de los manejos mafiosos que caracterizan el accionar del lobby pro-minero en Neuquén – sigue el comunicado del Foro -, pero también en todas las latitudes donde crece la resistencia a la megaminería a cielo abierto. Desde las sombras están sembrando el miedo para doblegar la voluntad de quienes se oponen a los proyectos de muerte, saqueo y contaminación de la megaminería tóxica.”

Asmimismo, el foro ambiental exige “el cese en las agresiones y persecuciones a la ciudadanía comprometida en la defensa del medio ambiente”, la generación de fuentes de trabajo genuino “sin destruir las posibilidades de desarrollo presente y futuro, en armonía con el ambiente” y la sanción de “una ley que prohíba la mega minería tóxica en la provincia”.