Género

Inadi lanza un debate sobre la “distribución igualitaria de las tareas de cuidado”

El cuidado de las personas al interior de la familia recae casi exclusivamente sobre las mujeres, lo que crea una situación de desigualdad y discriminación en ámbitos como el laboral, económico, social, cultural y en el hogar, aseguró el Instituto Nacional Contra la Discriminación (Inadi) al lanzar la campaña para la “distribución igualitaria” de estas tareas.tareas de cuidado en el hogar

La desigualdad de género y social es uno de los temas que el INADI buscar debatir a nivel de los organismos del Estado y de la sociedad civil, y “ponerlo en la agenda porque hace a políticas públicas”, aseguró hoy el titular del organismo, Pedro Mouratian durante el lanzamiento de la campaña “Hacia una distribución igualitaria de las tareas de cuidado”, que busca desterrar viejos paradigmas patriarcales.

“Este es un tema que tenemos que abordar desde el Estado, primero porque hay un cambio de paradigma con respecto a los derechos humanos, los derechos en general que plantea una mirada equitativa, y con respecto a los derechos de las mujeres que fueron siempre avasallados”, definió Mouratian.

En este sentido, aseguró que los avances legislativos y de conciencia plantean que éste es un momento histórico para instalar “el tema de los cuidados que culturalmente no se ha visto, y abordarlo con mucha fortaleza, seriedad y que no se banalice”.

El hecho de que las mujeres se tengan que ocupar de las tareas de cuidado en forma casi exclusiva impacta en su desarrollo laboral porque le plantea obstáculos a su ingreso a un trabajo, lleva a buscar empleo con menor carga horaria, a percibir menos salario, tener mayores dificultades para acceder a puestos de decisión.

Asimismo, las limita en otros ámbitos de la vida, ya que reduce su tiempo para actividades vinculadas a su salud, recreativas, educativas, políticas o artísticas.

No obstante, las luchas sociales abrieron el camino al logro de derechos negados históricamente y la misma dinámica sociocultural abrió la conciencia para que el hombre tenga un espacio, aunque aún mínimo, de participación en estas tareas.

El viejo modelo patriarcal que coloca al hombre como proveedor y a la mujer como cuidadora no sólo sigue vigente en su estructura ideológica, sino que está tergiversado en forma aún más desfavorable para la mujer ya que en muchísimos casos ella sigue siendo cuidadora y además proveedora.

Ella cuida a los hijos, está pendiente de la comida de todos los días, del tipo de alimentación, de la salud, de la escuela, de las tareas de los niños; se ocupa especialmente si alguien en la familia tiene algún nivel de discapacidad que limita su independencia; se ocupa de los adultos mayores, se ocupa de las tareas del hogar, y además va a trabajar.

De este modo, “la desigualdad de género se potencia en situaciones de pobreza, la doble vulnerabilidad de ser mujer y pobre complejiza esta situación”, consideró Julia Contreras, directora de Promoción del INADI quien acompañó junto al personal del organismo, la presentación del abordaje por primera vez de esta problemática.

Esta sobrecarga de tareas sobre la mujer “nunca fue interpelado porque estaba naturalizado en la sociedad”, destacó la funcionaria tras hacer hincapié en que el INADI toma este tema dentro de su función educadora y de promoción de derechos, desde el Estado y desde la tarea de capacitación en distintos ámbitos de la sociedad.

En tanto, Mouratian señaló que “esto nos plantea un gran desafío porque hay siglos de estereotipos que hay que romper, es una tarea constante para sostener en el tiempo, en el que están involucrados el Estado, las empresas, los medios de comunicación y toda la sociedad”.

En este contexto, los desafíos a futuro son: “Promover políticas públicas tendientes a la creación de un sistema de cuidado en el que se encuentren involucrados familia, comunidad, mercado y Estado, en clave de derechos humanos, que garantice la igualdad de oportunidades”, precisa el INADI en una publicación.

A su vez plantea revisar la legislación vigente en materia laboral en lo relativo a licencias por paternidad, licencias en caso de adopción, instalar servicios de cuidado infantil en los establecimientos productivos, promover la flexibilidad horaria en pos de la conciliación trabajo-familia, entre otras medidas.

Imagen :  www.abc.es