Noticias Destacadas

Instituto Antonio Próvolo, en Carrodilla.

Imputaron a dos curas por abusar de chicos sordos en Mendoza

Se trata de los sacerdotes del Instituto Antonio Próvolo, en Carrodilla. Los abusos comenzaron al menos hace 6 años. Investigación judicial.

Imagen : Los andes
Imagen : Los andes

La denuncia de una testigo disparó una investigación por abusos con acceso carnal por parte dos sacerdotes hacia los niños sordos e hipoacúsicos del Instituto Antonio Próvolo, en Luján de Cuyo. El caso, difundido en las últimas horas, conmociona a la provincia. 

Según el procurador de la Corte, Alejandro Gullé, la investigación empezó hace dos viernes. “Una testigo presencial se acercó a la Legislatura e hizo la denuncia”, comentó.

“Hablamos de varios casos de abusos y son abusos con acceso carnal”, dijo Gullé.

Con respecto a los acusados, el procurador de la Corte afirmó que hasta ahora son tres: el cura Nicolás Corradi (82) y el sacerdote Horacio Corbacho (55) y un empleado que habría sido interno del instituto. Los tres están en la Oficina Fiscal 11 de Carrodilla y en el transcurso del día declararán.

“La lista no está cerrada. Podría haber más abusadores”, aseguró.FacebookTwitter

El Instituto Antonio Próvolo es propiedad de la Obra San José, está ubicado en la calle Boedo 385 de Carrodilla. Es un colegio que se dedica a la educación para chicos sordos e hipoacúsicos. Algunos van a clases y se vuelven a sus casas, mientras que otros se quedan internados porque vienen de otros pueblos y provincias.

El colegio se dedica a la escolaridad primaria, la atención temprana, la integración y brinda talleres de formación integral. En total, tiene espacio para que 43 chicos se queden a vivir durante la semana. Los fines de semana funciona como casa de retiro espiritual.

Desde que la investigación comenzó, la fiscalía recibe denuncias y testimonios.

“Siguen llegando casos. Estoy aterrorizado, es indignante”, comentó Gullé.

La primera que conoció el drama de los chicos fue la senadora provincial Daniela García . “En un acto de los derechos de los niños hace dos viernes una persona denunció el tema y desde ese momento comenzamos a trabajar”, señaló la legisladora de la UCR.

“La testigo dice que hace al menos 6 años que pasan este tipo de abusos. Entre las declaraciones hemos recibido de testigos y abusados”, agregó.