Noticias Destacadas

Jujuy

Imputan a un juez por sobreseer a Milagro Sala y dirigentes de la Tupac Amaru

El ministerio público fiscal de Jujuy, a cargo de Sergio Lello, imputó al juez de Instrucción N°1 de causas residuales, Francisco Aróstegui, por la comisión de los delitos de “prevaricato, denegación de justicia, abuso de autoridad y encubrimiento en concurso real” por supuestamente haber sobreseído en una decena de causas penales a la dirigente de la organización Tupac Amaru Milagro Sala y a sus integrantes y por mantener una relación de amistad con el esposo de ésta, Raúl Noro.milagro

Según informó la agencia Telam, el magistrado de Instrucción N°1 de causas residuales, Francisco Javier Aróstegui, fue denunciado e imputado por la supuesta comisión de los delitos de “prevaricato, denegación de justicia, abuso de autoridad y encubrimiento en concurso real” por su accionar en expediente N° 2990/06 recaratulado como “Fabián Alberto Ávila, Jorge Rafael Páez y Milagro Sala p.s.a. de tentantiva de homicidio agravado por precio o promesa remuneratoria en carácter de coautor y Alberto Esteban Cardozo y Jorge Rafael Páez p.s.a. de homicidio simple en grado de tentativa”, tal como reza el expediente.

La denuncia contra Aróstegui fue presentada por el titular del Ministerio Público Fiscal, Sergio Lello y está a cargo del Juez de Control N° 2, Jorge Zurueta.

La acusación

El juez habría sobreseído en siete causas penales a la dirigente social y en otras cuatro causas sobreseyó a integrantes de la organización Tupac Amaru, que Sala conduce, siempre en causas de orden penal. Incluso en algunos casos el juez sobreseyó a Milagro Sala en dos causas el mismo día.

Por su parte, en el 2013 fue fotografiado tomando un café en una confitería del centro de San Salvador de Jujuy junto al esposo de Milagro Sala, Raúl Noro. Según la misma denuncia, “el juez debió excusarse en las causas que involucraban a Milagro Sala”, para evitar incurrir en uno de los delitos denunciados.

Según el fiscal, Aróstegui fue un juez “benévolo” con la organización Tupac Amaru y la dirigente piquetera Sala, esto surge de las actuaciones que tuvo desde que investigó y tuvo a su cargo denuncias penales en contra de todos ellos. Ahora, y por una causa por la que está detenida Sala, “Ávila y Páez p.s.a. tentativa de homicidio por promesa remuneratoria”, el juez es imputado a raíz de su accionar en dicho proceso.

Aróstegui, denunciado públicamente y con pedido de Jury efectuado en su momento por el actual gobernador de la provincia, Gerardo Morales , por el accionar del magistrado en causas todas vinculadas a Milagro Sala e integrantes de la Tupac Amaru, fue denunciado por supuesto prevaricato por haber dictado “en forma dolosa” resoluciones contrarias a la ley vigente y aplicar el derecho basado en “hechos falsos”; supuesto abuso de autoridad, por haber interferido “con dolo” en el regular cumplimiento de sus propias órdenes oportunamente cursadas a organismos de seguridad; y supuesto encubrimiento por que “esta conducta favoreció a delincuentes, por deliberada omisión de persecución a los mismos”.

Pedidos de captura

Aróstegui, libró oficios con pedido de captura a Interpol, Policía Federal, Escuadrón Gendarmería Nacional y Seguridad Aeroportuaria para detener a Jorge Rafael Páez y Fabián Ávila, en ese momento prófugos de la justicia por la balacera ocurrida durante el año 2007 en un enfrentamiento entre bandas que respondían a Milagro Sala y otra que respondía a Cardozo, en el que resultó herida una menor de 11 años. En Abril del 2013 emitió una resolución librando oficio para afirmar que “por el momento, no interesa la detención de Páez ni la de Ávila…” argumentando que la medida se encontraba en suspenso por haberse interpuesto ante la Corte Suprema un recurso de Queja.

Sin embargo el recurso de queja tiene efecto devolutivo y no suspensivo, es decir que en este caso, Aróstegui o desconoce el derecho o la resolución del magistrado “no tuvo otro sentido que la explícita intención de ayudar a los imputados a eludir el accionar de la justicia”, según la imputación del fiscal.

A los ojos del fiscal denunciante “el sentido de la actuación del juez era favorecer a Ávila y Páez, en contra de la ley vigente, en perjuicio de la administración de justicia, atento al pedido de captura librado oportunamente en contra de los imputados”.

La Cámara de Apelaciones y Control tres veces ordenó al juez Aróstegui la detención de los imputados, aplicando además un “severo” llamado de atención al magistrado, que desconoció la orden superior emanada por la Cámara.
Ciertamente los imputados Páez y Ávila permanecieron prófugos de la justicia hasta que la causa recayó finalmente en otro juez, esto ocurrió en el año 2015, y el delito fue cometido en el año 2007.
En otro tramo del proceso, se logra la detención de Ávila, pero el juez, le otorga la libertad a partir de un pedido del abogado del encausado, desobedeciendo la orden contraria impartida por la Cámara de Apelaciones y Control.

Dinero

Por otra parte cabe destacar que hasta el expediente estuvo perdido durante un largo tiempo, una vez encontrado, Aróstegui mutó un secuestro de dinero que se le había encontrado a Ávila, y sin que el mismísimo abogado del imputado lo pida, puso el dinero secuestrado como “ofrecimiento voluntado de caución real”. Es decir, sin que Ávila lo pidiera, mutó el sentido del dinero secuestrado y el mismo juez decidió “ponerlo” como caución real, para darle la excarcelación a Ávila.

Según la denuncia, todos estos hechos constituyen por parte del juez “un repertorio de actitudes acerca de cómo desviar el poder legal para favorecer dolosamente a imputados a quienes debería haber investigado y no favorecer”.
El fiscal concluye que “Aróstegui buscó claramente beneficiar a los procesados”, con lo que habría cometido los delitos de supuesto prevaricato, denegación de justicia, abuso de autoridad y encubrimiento en concurso real”.

 

Imagen : cronica.com.ar