Noticias Destacadas

Chaco

Impulsan proyecto de licencias para municipales víctimas de violencia familiar o de género

La presidenta de la Comisión de Salud del Concejo Municipal de Resistencia, Nancy Sotelo, impulsa la inclusión de la “licencia por violencia familiar y/o de género” en el Estatuto de Empleado Municipal. Dicho beneficio ya está incluído en la Ley Provincial 3521 y sus modificatorias; por lo que “sería un acto de estricta justicia para con los trabajadores de la comuna”, según expresó la promotora de la propuesta.licencia chaco

El proyecto, ingresado antes del fin de semana largo, corresponde a una iniciativa de la concejala por Libres del Sur a partir de la gran inequidad que hoy sufren los empleados municipales respecto de sus pares provinciales. “La problemática existe y las víctimas tienen el derecho de contar con el resguardo laboral mientras avanzan hacia una resolución”, estimó Nancy Sotelo.

“El agente víctima de violencia familiar y/o de género tendrá derecho a esta licencia, con goce de haberes, por el término que establezca el organismo competente, cualquiera fuese su situación de revista y antigüedad…”, señala el texto que se busca incorporar al estatuto que regula la prestación de servicios en la Municipalidad de Resistencia.

En el mismo sentido, se define que la solicitud del beneficio hacia el inmediato superior del solicitante conlleva confidencialidad obligatoria a efectos de proteger la intimidad de la víctima y su familia. Del mismo modo, es requisito para el otorgamiento del beneficio la acreditación de la denuncia ante autoridad policial, judicial o extrajudicial con competencia en materia de los hechos acaecidos.

Además, en la norma no se define la duración de la licencia en si misma, ya que la misma deberá ser evaluada por la autoridad de aplicación tras el análisis del certificado médico y las características de cada caso.

“EVITAR UNA DOBLE VICTIMIZACIÓN”

En su proyecto, Nancy Sotelo deja sentada la necesidad de que la licencia especial propuesta sea incluída dentro de las excepciones que no causan la pérdida del presentismo. “Sabemos que el 16 por ciento de bonificación que perciben los empleados municipales es muy importante en su economía doméstica, sobre todo en las categorías más bajas de la escala, por eso protegerles esa porción tan importante de sus haberes logra evitar una doble victimización hacia quien sufre un caso de violencia familiar o de género”, explicó sobre ese punto.

Finalmente, Sotelo insistió: “Este proyecto no demanda una asignación presupuestaria especial y sólo impulsa el reconocimiento de un derecho que ya figura en la ley provincial. Creo que nadie puede estar en contra de brindar apoyo y tranquilidad a las personas que se vean envueltas en situaciones de violencia familiar o de género; esta es la mejor manera de acompañar a quienes sufren este flagelo tan presente en nuestra sociedad”.

 

Imagen : Diario Chaco