Noticias Destacadas

A nivel Nacional

Impulsan la creación de un banco de datos genéticos para casos de trata

El fiscal Marcelo Colombo, a cargo de la Procuraduría de Combate a la Trata y Explotación de Personas (Protex) en conjunto con una ONG impulsa la creación de un banco nacional de datos genéticos que ayude a resolver casos de personas desaparecidas que puedan haber sido víctimas de redes de trata con fines de explotación sexual.Marcelo colombo 1

La Protex y la ONG Acciones Coordinadas Contra la Trata (ACCT) desarrollan una protocolo de recolección de datos centralizados, para contar al mismo tiempo con información comparable de las denuncias de desaparición de personas que se registran en todo el país y, al mismo tiempo, de quienes aparecen como NN, se trate de personas vivas o de cuerpos cuya identidad se desconoce.

En paralelo, se impulsa la idea de un banco de datos donde los familiares que realizan la denuncia puedan dejar muestras de material genético que posteriormente contribuya a esa tarea de identificación.

“Estamos intentando avanzar, porque para los mayores de 18 años no hay una suerte de censo de todas las denuncias a nivel país, dada la dispersión de fuerzas nacionales y provinciales, y tampoco existe conexión entre personas que puedan estar apareciendo como indocumentadas o como NN, en morgues, psiquiátricos, hospitales o en algunos otros sitios”, afirmó Colombo.

En diálogo con Télam, el fiscal explicó que “es necesario hacer ese cruce de información, en casos con alguna presunción de las familias de que podrían haber sido víctimas de trata; la idea es poder cruzar esos dos grupos”.

La idea se generó a partir de la experiencia del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), que integró Celeste Perosino, hoy una de las creadoras de ACCT, y de la amplia experiencia que Protex fue capitalizando en su tarea de lucha contra la trata.

“Hay gran cantidad de mujeres que están siendo buscadas, no pueden estar todas fuera del país ni todas rotando por el circuito de trata sin que se las pueda detectar, por lo que habilita a pensar en que algunas pueden encontrarse sin vida, ya que la violencia es constitutiva de este tipo de crímenes”, aseguró Perosino.

Colombo consideró que “hay una información que hoy no existe y que hay que producir, y ahí aparece la idea de una base de datos de ADN, que es información que va a ingresar por dos vías: las denuncias sobre personas que desaparecen y los protocolos de procedimientos”

Uno de los mayores inconvenientes para el desarrollo de un banco de datos genéticos es el elevado presupuesto que requieren los instrumentos y mecanismos para recoger muestra y preservarla.

Ya hubo algunas experiencias como en el caso Marita Verón, la joven tucumana secuestrada por una red de trata en 2002, cuando un testigo dijo haber escuchado que la tuvieron cautiva y que su cuerpo podía estar en una columna de cemento en un sitio en La Rioja.

“(En ese caso) Nos valimos de la experiencia del EAAF y a su vez ellos nos conectaron con el INTI Construcciones, porque es otra problemática distinta a la de las víctimas de la dictadura, pero la misma situación. Es como que las dos temáticas están en comunicación”, explicó Colombo.

“Cuando se afrontan delitos tan complejos como la trata de personas, las mejoras no pueden venir de un solo frente. Nosotros abordamos este tema desde la antropología, con herramientas ya desarrolladas por el EAAF que tienen el potencial para adaptar esas técnicas a lo judicial”, dijo Luciano Uzal, de ACCT.

“Ese enfoque no era algo que se contemplara por parte de los funcionarios judiciales y de las policías, porque la urgencia era la búsqueda o brindar asistencia a las víctimas, pero no había exploración sistemática sobre el relato de muertes”, destacó Uzal.

La Protex y ACCT destacan la importancia de establecer mecanismos y procedimientos comunes ante la dispersión de acciones.

“Hay una necesidad evidente de romper con la modalidad de analizar uno por uno los casos. Por eso el primer paso, que es posible incluso antes de tener el banco de datos, es elaborar un protocolo y sistematizar la recolección de datos”, informó Colombo.

La Protex trabaja hoy en la elaboración de una guía para que sea llevada al Consejo Federal de Política Criminal, donde participan todos los jefes de fiscales provinciales, para que sea aprobada en esa instancia y después fijar esa línea “y ver que se cumplan”, remarcó el funcionario judicial.

Si bien no hay datos que puedan considerarse inobjetables, se considera que el delito de trata con fines de explotación sexual es el causante de cientos de casos de desaparición de mujeres.

La Protex ha librado oficios a todas las provincias pidiendo las denuncias de paradero realizadas desde 1990 en adelante y 13 jurisdicciones ya respondieron sobre 1.500 casos, pero la gran disparidad de criterios torna muy difícil todavía cualquier sistematización y empleo de esa información.

Desde 2008 hubo una escalada de visibilidad sobre este delito que no mermó nunca, facilitada con la se sanción de la ley contra la trata y con la reforma en 2012, que quita la figura del consentimiento en los casos de trata con fines de explotación sexual, cuando las mujeres son halladas en situación de prostitución.

 

Imagen : www.abrepuertas.inecip.org