Noticias Destacadas

A contramano del Parlamento Nacional

Impulsan en Salta una “licencia extraordinaria por paternidad”

A contramano del Congreso Nacional -donde un grupo de legisladoras presentaron un proyecto para la ampliación de la licencia de paternidad a 35 días- el diputado salteño por el Partido Justicialista (PJ) José Luis Gambetta, ingresó a la legislatura de esa provincia un proyecto de Ley que pretende instituir apenas una ?licencia extraordinaria? por paternidad sólo en los casos en los que se produjera la muerte de la madre del infante, durante los primeros meses de vida de éste.

La iniciativa, que generará polémica al momento de su tratamiento, subraya el rol del padre sólo como excepcionalidad ante una situación semejante, remarcando en ese contexto la necesidad de que éste disponga “de tiempo completo, afecto, cuidados y asistencia directa al recién nacido”, aunque más tarde haga mención a la “responsabilidad compartida de la madre y el padre en el cuidado y atención de sus hijos”.

Al ser consultado sobre esta propuesta, que acota el universo y la aplicación de uno de los proyectos ingresados recientemente en el Congreso de la Nación, el legislador mencionó que su iniciativa versa sobre la realidad que se vive a nivel local y nacional, rechazando lo que consideró “licencias indiscriminadas”, para inscribirse en el marco de una situación especial como lo es “la pérdida de la madre”, manifestándose así, abiertamente en contra de la iniciativa que busca extender de 2 a 35 días, en todos los casos, la licencia por paternidad.

El objeto del proyecto provincial, sería entonces “brindar al recién nacido la asistencia y protección paterna directa” ante las circunstancias mencionadas, estableciendo que su aplicación sólo tendrá efecto cuando el deceso de la madre se produjera “en forma concomitante al parto o dentro de los noventa días corridos posteriores al alumbramiento, cualquiera fuere la causa”, estableciendo incluso una diferenciación en los días conferidos cuando la muerte de la progenitora se alejara más del momento del alumbramiento.

El proyecto menciona además, que este derecho debería aplicarse “a todos los agentes de la administración pública provincial en sus tres poderes ?Ejecutivo, Legislativo y Judicial-, los entes centralizados, desconcentrados, descentralizados, autárquicos, empresas y sociedades del estado, sociedades de economía mixta, servicios de cuentas especiales y demás entidades y sociedades en las que el Estado Provincial o sus entes descentralizados tengan participación ?total o mayoritaria- de capital o el poder de decisión”.

Por otro lado, no prevé la situación de los padres que se desempeñen en empresas privadas.

Se aclara además que el agente tendrá derecho a percibir el cien por ciento de sus haberes durante la licencia, refiriendo asimismo que con este marco “se tiende a suplir un vacío legal, por cuanto se trata de una situación no prevista por la legislación provincial vigente, ya que los regimenes y estatutos en vigor no contemplan el hecho de la muerte de la madre en el parto o con posterioridad, dejando al recién nacido en un estado de indefensión frente a la obligación del padre de concurrir a su lugar de trabajo”.

Contrariamente a la propuesta sostenida en Salta por Gambetta, a nivel nacional, la iniciativa llevada adelante por la diputada del Peronismo Federal por la provincia de Buenos Aires, Natalia Gambaro, busca ampliar la licencia sin excepciones, de los dos días vigentes en la ley de contrato de trabajo a 35 días, para quienes sean padres, biológicos o mediante la adopción, considerando que de esta manera se genera una legislación más igualitaria y se beneficia a la familia en este proceso.

Con esta medida, la legisladora explicó que se busca que además del establecimiento del vínculo entre el padre y el bebé, se posibilite la ayuda necesaria y el acompañamiento de la pareja, a la mujer que acaba de parir o de haber sido sometida a una cesárea.

La iniciativa nacional también contempla que dicha licencia pueda solicitarse hasta 10 días antes del parto.

Los fundamentos de la propuesta de Gambaro ponen en evidencia además que la legislación actual “se ha tornado obsoleta con respecto a los derechos que se deben resguardar y contradictorio en relación a las obligaciones que deben tener los padres para con sus hijos como formadores de hombres y mujeres de mañana”.

Cabe consignar que la aplicación de este tipo de licencias en países europeos, ha conseguido ?entre otros logros- fortalecer la relación de pareja, alejar a los varones del alcoholismo y la prostitución, y disminuir considerablemente las cifras de violencia doméstica.

FOTO: 3.bp.blogspot.com