Noticias Destacadas

Igualdad de género en la ciencia implica un esfuerzo mundial

De la redacción

México DF, 21 abril 09 (CIMAC).- Las academias de Ciencias en el mundo pueden desempeñar un papel determinante para el impulso de la equidad de género, pero es necesario un esfuerzo internacional para establecer criterios académicos, políticos y de financiamiento innovadores que garanticen la igualdad entre científicos y científicas, declaró Rosaura Ruiz Gutiérrez, presidenta de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC).

Al dar la bienvenida a especialistas de 15 países que asisten al Simposio ?Women for Science?, convocado por la Red Interamericana de Academias de Ciencias (IANAS, por sus siglas en inglés), la presidenta de la AMC planteó una serie de propuestas para promover la paridad entre hombres y mujeres en la actividad científica y terminar con las desigualdades persistentes entre hombres y mujeres.

En el encuentro inaugurado ayer y que hoy concluye, Ruiz Gutiérrez propuso estimular de manera especial los proyectos de investigadoras en campos tradicionalmente masculinos y asegurar la presencia equitativa de mujeres en cargos jerárquicos de instituciones de ciencia y tecnología, en eventos académicos, organismos de evaluación y consejos dictaminadores.

La investigadora también propuso emprender campañas de divulgación y concientización para a dar a conocer la contribución a la ciencia de destacadas mujeres mexicanas; revertir los estereotipos de género que hacen invisibles o distorsionan las capacidades intelectuales y académicas de la población femenina, y sensibilizar a niñas y jóvenes para que vean en las carreras científicas una opción de desarrollo y realización personal.

Rosaura Ruiz señaló también que es necesario analizar los materiales didácticos y los textos educativos, para prevenir, detectar y erradicar la configuración de estereotipos sexuados desde la formación escolar, así como diseñar e instrumentar programas de educación a distancia con perspectiva de género, enfocados a temas de especial interés para las mujeres.

Asimismo, Rosaura Ruiz exhortó a los sistemas nacionales y regionales de información científica y tecnológica a que elaboren indicadores y produzcan bases de datos relevantes sobre la participación diferenciada de hombres y mujeres en la ciencia.

Rosaura Ruiz indicó que una de las tareas que encabezan las Academias de Ciencias del mundo ha sido la de impulsar medidas para la inclusión femenina, tanto en las propias academias como en ámbitos de gobierno relacionados con el desarrollo de la ciencia y la tecnología.

Señaló que, en particular, la AMC ha llevado a cabo acciones puntuales para lograr la paridad entre hombres y mujeres en ámbito científico, entre las que destacó el programa de becas que desarrolla con la empresa L?Oreal y la Comisión Mexicana de Cooperación con la UNESCO, a través del cual se motiva a las jóvenes científicas mexicanas para progresar en la generación del conocimiento.

Como resultado de este programa, cada año cuatro investigadoras reciben estímulos por la realización de trabajos de investigación científica a nivel de postdoctorado en Ciencias Exactas, Ciencias Naturales, e Ingeniería y Tecnología, añadió.

Habló también sobre los Premios de Investigación, la distinción más importante que otorga la AMC a jóvenes investigadores que realizan investigación de punta, en los cuales se extendió la edad original de 40 a 43 años, en el caso de las mujeres beneficiarias.

En su participación, Juan Pedro Laclette, co presidente de la Red de Academias de Ciencias de las Américas, resaltó que la misión de la IANAS es promover la coordinación entre las academias miembros para el alcance de metas y proyectos compartidos en el continente, entre los cuales se encuentra la equidad de género en ámbitos científicos.

El también coordinador del Foro Consultivo Científico y Tecnológico y ex presidente de la Academia Mexicana de Ciencias, expresó que organizaciones a nivel local y global están promoviendo los análisis de género en los ambientes científicos y académicos.

Sin embargo, consideró que aún falta mucho por hacer para alcanzar una efectiva equidad de género, razón por la cual invitó a las y los asistentes al Simposio a redactar un documento con una lista de acciones concretas para ser consideradas y discutidas en el Consejo Ejecutivo de la IANAS.

Dicho documento será entregado a IANAS, así como a otras instituciones académicas, con la idea de que sean adoptadas las propuestas, expresó Juan Pedro Laclette.

Por su parte Carlos Arámburo de la Hoz, coordinador de la Investigación Científica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en representación de José Narro Robles, rector de esa casa de estudios, enfatizó que en los tiempos actuales es imprescindible contar con un mayor número de personas dedicadas profesionalmente a la realización de tareas científicas y tecnológicas.

Afirmó que el número de mujeres y hombres de ciencia es insuficiente, por lo que deben buscarse mecanismos que permitan consolidar políticas que promuevan la incorporación de una cantidad más amplia de jóvenes a las áreas científicas.

Al referirse al lugar que ocupan las mujeres en la ciencia a nivel mundial, manifestó que la presencia femenina es insuficiente en las ciencias, en particular en las exactas, y que se otorga escaso reconocimiento a las contribuciones hechas por mujeres en esas áreas.

En su oportunidad, Alice Abreu, directora de la Oficina Regional para América Latina y el Caribe del Consejo Internacional de Ciencias (ICSU, por sus siglas en inglés), declaró que todos los países deben tener acceso a conocimiento científico de calidad, así como las capacidades científicas de usar estas herramientas y de contribuir a la generación del nuevo conocimiento.

Reiteró que la filosofía de ICSU es que todos los científicos participen en el desarrollo científico internacional, sin importar su ciudadanía, idioma, creencias políticas o su género.

La connotada científica brasileña, aseguró que, en el tema de las mujeres, la ciencia y la tecnología no parten de cero, pues ya existen conocimiento, reflexiones y propuestas relacionadas, por lo que consideró que los trabajos del simposio constituirán un paso adelante en cuanto a equidad de género.

A este encuentro asisten representantes e integrantes de las de las Academias de Ciencias de Canadá, Estados Unidos de América, Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, República Dominicana, Guatemala, Perú y Venezuela, además de la Unión Científica del Caribe, la Academia de Ciencias de América Latina (ACAL) y la Academia de Ciencias del Caribe (con sede en Jamaica), así como de la Academia Mexicana de Ciencias.

El simposio es organizado por la Red Interamericana de Academias de Ciencias (IANAS, por sus siglas en inglés), la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), el Panel Interacadémico sobre Asuntos Internacionales (IAP, por sus siglas en inglés) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT).

El simposio inició sus trabajos con la conferencia magistral de Johanna Levelt Sengers, miembro de la US National Academy of Sciences, y continuarán hasta mañana martes en el Auditorio Galileo Galilei de la AMC.