Defensoría General de la Nación

Identifican las barreras que dificultan las denuncias de víctimas de violencia de género

La decisión de las mujeres de denunciar situaciones de violencia se ve muchas veces impedida por la falta de recursos habitacionales, su rol de cuidadoras o jefas de hogar y la incidencia de sus ingresos económicos, según algunos de los datos relevados por la Defensoría General de la Nación (DGN) gracias al servicio jurídico que brinda en la Ciudad de Buenos Aires.defensoria general de la nacion

Durante el año 2013, las oficinas de atención de la DGN atendieron gratuitamente, 3.446 consultas e intervinieron en 1.492 situaciones de violencia de género en el ámbito familiar, con un promedio de 287 casos mensuales.

“Con este servicio, para el cual no es necesario requisito de pobreza, intentamos satisfacer una necesidad, porque no podemos dejar solas en este proceso a las mujeres que nos necesitan”, aseguró Stella Maris Martinez, titular del organismo.

La Defensora agradeció y valoró la tarea de Raquel Asensio, a cargo de la Comisión sobre Temáticas de Género de la DGN, y al equipo de abogadas que trabajan en los distintos centros de asistencia quienes “realizan un duro trabajo”.

Entre los datos relevados por el equipo, se destaca el conocer la situación habitacional de las mujeres, que son el 99% de las personas asistidas por el equipo, ya que “es un elemento importante a la hora de decidir hacer la denuncia o no”, dijo Atensio a Télam.

El informe reveló que el 26% de las asistidas viven en hogares precarios, dato que “sirve para el diseño de la estrategia legal de un caso y para pensar políticas públicas de acceso a la vivienda de la población vulnerable, además de identificarlo como un condicionamiento para salir de situaciones de violencia”, resaltó la abogada.

Otra arista que dificulta la decisión de hacer la denuncia es el papel de cuidadoras de las mujeres, considerando que el 86% de las víctimas son mamás, tienen sus hijos a cargo, y un 3% también tiene a su cuidado a adultos mayores.

El análisis de la Defensoría también analizó otra barrera para las víctimas: “la mitad de ellas son el principal sostén del hogar; el 40% no tiene ingresos, y las que lo tienen, no superan los 2.700 pesos”, agregó la funcionaria.

La dependencia económica de ellas respecto del maltratador y la necesidad de satisfacer las necesidades de sus hijas e hijos “pueden actuar como un desincentivo para hacer denuncias”, analizó el organismo.

La intensidad, frecuencia y duración de la violencia “nos muestra una situación crítica, ya que el 89% de las mujeres refirieron que sufren maltrato a diario o semanalmente”, informó la titular de la Comisión.

El informe también identificó que “una de cada tres mujeres ha referido que los denunciados han incumplido las medidas de protección dictadas en los procesos de violencia y han padecido nuevas agresiones luego de la denuncia” lo que “nos interpela para pensar en qué se debe hacer”, admitió Asensio.

En tanto, la Defensora recordó que “hay muchos servicios de asesoramiento para víctimas, pero no de patrocinio como el nuestro. Los derechos están en la legislación, pero para que sean reconocidos tenemos que ponerlos en práctica, que es lo que estamos haciendo”.

El servicio de la DGN se realiza en coordinación con los ministerios de Justicia y de Desarrollo Social de la Nación, y con la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia.

El listado de oficinas puede consultarse en www.mpd.gov.ar/articulo/index/articulo/oficinas-de-atencion-a-victimas-de-violencia-de-genero-3263

Imagen : visitas.mdp.gov.ar