Noticias Destacadas

Centro de refugiados húngaro en Röszke

Human Rights Watch denuncia las “inhumanas” condiciones en centro de refugiados de Hungría

La organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) denunció hoy en un comunicado las condiciones “inhumanas e insostenibles” en las dependencias del centro de refugiados húngaro en Röszke, junto a la frontera con Serbia.HUNGARRÍA REFUGIADOS

“La situación de los inmigrantes y solicitantes de asilo en Hungría es inhumana e insostenible. El Gobierno húngaro, con la ayuda de los gobiernos de la Unión Europea (UE) y los socios de Naciones Unidas, debería adoptar medidas para poder cumplir con sus obligaciones de proteger a las personas y tratarlas de una forma humana”, dijo Peter Bouckaert, director de emergencias de HRW.

La organización denuncia que en el centro de Röszke los refugiados tienen que pasar hasta días en condiciones precarias, con mugre, sufriendo hambre y sin asistencia médica.

HRW, que cita a refugiados en Röszke, señala que éstos llamaron la atención sobre casos de refugiados que han sufrido ataques cardíacos o convulsiones y hasta de “recién nacidos con fiebre alta y vómitos que no recibieron asistencia médica”.

Las condiciones en las instalaciones de Röszke indican que las autoridades húngaras, incluida la policía, no son capaces de alojar y alimentar al creciente número de solicitantes de asilo e inmigrantes de una manera humana, señala HRW.

Las autoridades húngaras han interceptado en lo que va de año a más de 170.000 refugiados que entraron en el país de manera ilegal.

El punto de reunión de Röszke es desde hace semanas una fuente de tensión para muchos refugiados que pasan allí horas y hasta noches sin poder seguir hacia los centros de acogida o hacia Budapest.

Centenares de refugiados tratan de huir de ese lugar y dirigirse hacia los centros de registro o Budapest, de donde pueden seguir en tren hacia países occidentales, como Austria, Alemania o Suecia.

HRW también denunció que las autoridades no le han autorizado a entrar en el centro de registro de Röszke pero que pudieron entrevistar a refugiados, quienes relataron que muchas veces tienen que esperar detenidos más de las 36 horas que determina la legislación húngara como máximo.

“Las autoridades húngaras deberán solicitar con urgencia la asistencia de las Naciones Unidas y de organizaciones no gubernamentales humanitarias, para satisfacer las necesidades de los inmigrantes y solicitantes de asilo detenidos y para acelerar los procedimientos de registro”, recalca el comunicado.

 

Imagen :www.elnuevoherald.com