Noticias Destacadas

Misiones

“Hoy te salvaste, pero tarde o temprano te voy a quemar viva”

Esa fue la amenaza del hombre que encerró a una mujer y sus cuatro pequeños hijos en su casa y les prendió fuego. El individuo, que tenía prohibición de acercamiento a su ex, fue detenido.incendio misiones 1

Decir que fue una pesadilla es faltar a la verdad. Lo que Rosana Soledad Silveyra (26) vivió durante la madrugada del lunes fue, en realidad, mucho peor. Se trató de un infierno que por poco no le cuesta la vida y la de sus cuatro hijos.


Aún consternada por una mezcla de sensaciones que van del dolor a la bronca y el medio, dialogó con PRIMERA EDICIÓN y brindó detalles de la madrugada de terror que vivió junto a sus hijos de 2, 4, 6 y 8 años.
 
“A eso de las 18.30 del domingo vino mi exconcubino, con el que me separé hace ya casi un año y tiene prohibición de acercamiento. Me amenazó y me dijo que me cuide con mis hijos, porque me iba a prender fuego la casa”, relató Rosana, quien entonces contó que fue a la Comisaría de la Mujer de Puerto Rico pero no le tomaron la denuncia por falta de personal. “Llegué a eso de las 20 pero me dijeron que vuelva mañana (por el lunes) por la mañana”, contó.
 
Lamentablemente, no tuvo tiempo para regresar. Es que el hombre regresó en la madrugada y llevó adelante el plan que había prometido. “A eso de las 2 mi nena me empieza a pellizcar el pie porque escuchó ruidos. Me dijo que lo vio a él rondando por la casa. Ahí sentimos un fuerte olor a nafta y cuando vimos había tirado algo y el colchón se estaba prendiendo fuego”, señaló la joven.
 
Desesperada y con las llamas en pleno crecimiento, Rosana intentó escapar por la puerta de la vivienda, pero no pudo hacerlo. Su ex la había encerrado junto a sus hijos. “Quise abrir la puerta pero no pude, estaba trancada con una tabla. Ahí abre la ventana y los saqué a ellos por ahí”, relató la muchacha, quien entonces recién pudo ver claramente al autor del hecho: “Ahí lo veo a él, que intentaba prender fuego el automóvil de un vecino”. 
 
Al verse descubierto, el sospechoso escapó a la carrera, pero dejó un claro mensaje para Rosana: “se reía de mí, iba corriendo con el bidón y me decía ‘hoy te salvaste hija de puta, pero yo tarde o temprano te voy a quemar viva a vos”.
 
Además de luchar contra el temor, Silveyra debe pelear también contra la falta de un techo para ella y sus hijos. “Me quemó todo, me dejó sin nada. Ahí quedamos en la Comisaría de la Mujer, que nos tiraron un colchón, y ahora ya vine a la casa de mi mamá”.
 
En la calle, con los menores sin un lugar donde vivir, la joven sólo pide un futuro mejor: “me gustaría una casa mejor, ojalá que Diosito me ayude con algunas cosas. Lo único que quiero ahora es un techo para mis hijos”.
 
Detenido
Después de varias horas de anonimato, el principal sospechoso, de 27 años, fue detenido por las autoridades y quedó a disposición del Juzgado local. Actualmente la policía instruye una causa por “homicidio en grado de tentativa”.
 
Según la fuerza, todo sucedió alrededor de las 2.20 en una vivienda de la calle Los Cedros, en el denominado barrio Rural de Puerto Rico, a unos 140 kilómetros de la capital provincial.
 
Rosana (26) descansaba junto a sus cuatro hijos menores de edad cuando llegó a la escena su exconcubino, de 27 años. Al parecer, el hombre tomó un trozo de tela, la roció con alcohol y luego arrojó al interior de la vivienda por un agujero del techo. Después de intentar incendiar el automóvil de un vecino, escapó de la escena a la carrera (ver “Hoy te salvaste…”).
 
Todo indica que el agresor trabó la puerta de la vivienda con una tabla de madera, razón por la que la joven se vio impedida de salir por ese lugar. No obstante, logró escapar de una muerte segura por la ventana. Las llamas no tardaron mucho más en reducir todo a cenizas, aunque afortunadamente tanto la mujer como sus hijos resultaron ilesos.
 
Alertados por el hecho, efectivos de la comisaría de Puerto Rico y de la Unidad Regional IV de la Policía provincial montaron un operativo en busca del presunto autor del hecho, ya que la mujer aseguró haberlo reconocido en medio del ataque.
 
Después de varias horas de intensa búsqueda, alrededor de las 10.45 fue arrestado el sospechoso, quien merodeaba por la zona, relativamente cerca de la escena. El mismo quedó ahora a disposición del magistrado Éctor Acosta, titular del Juzgado de Instrucción 1 de Puerto Rico, quien podría indagarlo en las próximas horas.
Imagen : Primera Edición