Recuerdo

Homenajearon a siete militantes sociales platenses desaparecidos en la dictadura

Se trata de cuatro mujeres y tres hombres, entre ellos un ex sacerdote, que pertenecían a la parroquia Rosa Mística de La Plata y realizaban tareas de alfabetización y asistencia en barrios, desaparecidos durante la última dictadura militar.Homenaje desparecidos

Se trata de Federico Bacchini, ex sacerdote; Eduardo Ricci; Diego Salas y su esposa Elisa Triana; Alicia Cabrera de Larrubia y sus hijas Nora Larrubia y Susana Larrubia.

El homenaje se concretó esta tarde en las puertas de la Parroquia Rosa Mística, ubicada en las calles 54 y 23  de La Plata e incluyó el descubrimiento de un banco en la vereda, donde se puede leer el nombre de los siete desparecidos.

Beatriz Horrac, una de las organizadoras de este homenaje, explicó a Télam que “yo era parte del grupo de jóvenes que veníamos a la Parroquia, hoy Rosa Mística pero que en los `70 se llamaba Nuestra Señora de la Victoria y estaba conducida por el padre Vasco Bengochea”.

“Hacíamos actividades recreativas, copa de leche para los niños, tareas de alfabetización en los barrios, íbamos a los asilos de anciano”, detalló.

Horrac explicó que tras el golpe militar de 1976, “nos empiezan a buscar en base a una lista que no sé quién elaboró” y que tras ser detenida ella en abril de 1976, fueron luego detenidos los siete homenajeados, además de otros jóvenes que como ella son sobrevivientes.

“En los interrogatorios (durante su detención) se nos preguntaba sobre estas actividades en la iglesia”, apuntó.

Horrac destacó que la idea del homenaje es recordar a estos siete desaparecidos y el compromiso social que tuvieron, por eso se montó un escenario donde se realizaron recitales y se proyectaron documentales con testimonios de amigos y familiares de los desparecidos.

Susana Coloma, hija de Susana Larrubia, expresó a Télam que “hoy venimos homenaje a mi abuela Alicia, mi mamá y mi tía Nora, y eso nos permite reconstruir la historia y empezar a dialogar con el pasado”.

“Yo siempre supe lo que había sucedido, aunque no tengo ningún recuerdo directo porque yo tenía 9 meses cuando las secuestraron; pero tengo el recuerdo de las gentes que las conocieron y eso me ayuda a poder construirlas, imaginarlas y poder identificarme”, explicó.

La joven leyó una carta escrita por su madre Susana Larrubia a su padre, abuelo de Coloma, cuando ya sabía que los represores la buscaban y se sentía cercada por ellos y le cuenta de su compromiso con el prójimo.

Paula Salas es hija de Diego Salas y Elisa Triana y, según explicó a Télam, “mis papás fueron secuestrados el 24 de octubre de 1976, un mes después de que yo naciera; fueron a la casa donde vivíamos, se los llevaron y mi hermano de 2 años y yo quedamos alli solos, y nos encontró poco después una vecina”.

“Descubrimos anécdotas de cuando nuestros padres eran jóvenes, de su idealismo, de su trabajo por el prójimo, y de su ejemplo de luchar por la vida y el otro”, precisó.

Susana y Nora Larrubia eran hermanas y militaban en la Juventud Peronista, estudiaban medicina y participaban en las actividades de la parroquia platense mencionada.

Susana fue secuestrada en diciembre de 1978; Nora, en septiembre de 1980 y la madre de ambas, Alicia en julio de 1978, estando las tres desaparecidas.

Diego Salas tenía 23 años y su esposa Elisa 21 cuando fueron secuestrados en La Plata, ambas eran estudiantes de medicina y militaban en la Juventud Peronista.

Eduardo Ricci militaba en la Juventud Peronista y fue secuestrado y desaparecido el 30 de marzo de 1977 en La Plata.

Federico Baccini era sacerdote pero en 1974 se enamora y pide recuperar su estado laico, trámite que debía haber realizado el en ese entonces Monseñor Antonio Plaza pero años más tarde se supo que nunca concretó.

Bacchini se casó y tuvo una hija, Clara, lo que enfureció a Plaza al enterarse, llegando a recriminarle que era “un mal ejemplo” para la Iglesia platense y que debía irse de la ciudad, lo que Bacchini no aceptó.

“Atenete a las consecuencias”, le habría advertido Plaza en 1976, y en noviembre de ese año fue secuestrado y desaparecido.

 

Imagen: Télam