Noticias Destacadas

Hilda Molina se reunió con los senadores Sonia Escudero y Carlos Rossi

Esta tarde los recibió en la casa de su hijo en El Palomar. Los legisladores, quienes defendieron la causa de la médica disidente en el seno del Parlamento Latinoamericano, la invitaron a concurrir a la Cámara alta, luego de las elecciones.

Esta tarde, en la residencia de su hijo Roberto Quiñones, en El Palomar, provincia de Buenos Aires, la doctora neurocirujana cubana Hilda Molina recibió a los senadores nacionales Sonia Escudero (Salta/PJ) y Carlos Rossi (Córdoba/Vecinalista-Partido Nuevo). El encuentro tuvo un tono casi íntimo, en el que los legisladores argentinos compartieron con Molina la difícil experiencia vivida por su familia, que se reencontró en nuestro país luego de 15 largos años de lucha.

Durante la reunión, que se extendió por espacio de una hora aproximadamente, los senadores le comentaron el trabajo realizado desde el Parlamento Latinoamericano (Parlatino) ?organismo parlamentario regional que ambos integran- a partir de la denuncia presentada por su hijo. Fue una de las tantas puertas que Roberto Quiñones, hoy casado con una argentina que conoció en Cuba, debió tocar para volver a reunir a su familia.

La doctora aprovechó para reiterar agradecimiento con el pueblo argentino, y también su pedido por los 3 millones de cubanos que se encuentran fuera de isla y no pueden volver, tal como lo había hecho un día antes ante la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner. ?Las familias cubanas están destruidas?, aseguró. Los senadores argentinos ofrecieron su colaboración desde instituciones como el Parlatino ?para devolver a los cubanos el derecho a entrar y salir de su país, y por el derecho de las familias a reunificarse?, explicó Escudero.
?El caso de la doctora Molina se transformó en un ícono que representa la dramática situación que hoy viven miles de cubanos. Por eso nos pareció importante invitarla a dar su testimonio en el seno del Senado?, agregó la senadora salteña. La visita, se supo, se concretaría luego de las elecciones del próximo 28 de junio, cuando el Congreso retome su actividad normal.

Las gestiones del Parlamento Latinoamericano

La intervención del Parlatino data del 18 de octubre de 2006, fecha en la que la Subcomisión de Denuncias recibe la denuncia del Dr. Roberto Quiñones Molina informando que desde 1994 su madre y su abuela procuran, sin éxito, salir de Cuba para visitar a sus familiares en la República Argentina.

El organismo le da curso a la denuncia y el 22 de junio de 2007 resuelve solicitar los antecedentes del caso a la Comisión de Derechos Humanos de la OEA y recabar las declaraciones de testigos, tarea encomendada al senador argentino Carlos Rossi y a los diputados Jorge Orrico (República Oriental del Uruguay) y Gustavo Hernández (República Bolivariana de Venezuela).

Posteriormente a través de la Junta Directiva y de la Comisión de Derechos Humanos, Justicia y Políticas Carcelarias solicitó en dos oportunidades al Gobierno de Cuba la autorización del viaje en vista de las ?razones humanitarias de su pedido?.

En el día de la fecha la institución, a través de su Mesa Directiva, aprobó una declaración ?manifestando su satisfacción por el otorgamiento del pasaporte a la Dra. Molina y llamando a los gobiernos a respetar, en forma universal los derechos a la libertad, el libre tránsito y la familia