Noticias Destacadas

Santa Fé

Hallaron documentos ocultos de los años 60, 70 y 80 en la Comisaría 3ª

Descubiertos por albañiles. Se encontraron libros de guardia y archivos de hasta 50 años de antigüedad. Los documentos fueron trasladados al Ministerio Público Fiscal para su clasificación. Podrían ser de vital importancia para causas vinculadas con la última dictadura.Comisaria

En el marco del plan de reforma y refuncionalización de dependencias policiales que lleva adelante el gobierno provincial, hace unos días, personal de la construcción que trabajaba en la refacción de la Comisaría 3ª (Balcarce y Lavalle) descubrieron en el entrepiso de un baño en desuso documentos ocultos de los años 60, 70 y 80. Se trata en su gran mayoría de libros de guardia, con ingresos y egresos de personas a esa comisaría en el período mencionado y hasta una valija cerrada, también presumiblemente con papeles en su interior.

Según consignaron a Diario UNO funcionarios del Ministerio de Seguridad, si bien el hallazgo se produjo días atrás, fue primero informado al Ministerio de Obras Públicas por la empresa constructora a cargo de la obra, y recién en la jornada de ayer se notificó el descubrimiento a Seguridad. Durante la mañana del miércoles, personal de dicha dependencia, autoridades policiales, y funcionarios provinciales trabajaron en el lugar con sumo hermetismo, e informaron del descubrimiento a la Secretaría de Derechos Humanos y también a la Justicia provincial y federal. comisaría hallazgo

En breves declaraciones a la prensa, el secretario de Control de Fuerzas de Seguridad, David Reniero relató como se realizó el descubrimiento: “Como parte de las obras y las refacciones que se están haciendo en comisarías, picando un revoque se encontró la documentación, se paró la obra y nos dieron intervención a nosotros para llevar la documental”.

“Son registros de larga data, de unos 50 años hasta los años 80. Así que bueno, ahora habrá que procesar todo esto”, agregó.

En tanto, la fiscala de turno María Lucila Nuzzo, cuando tomó conocimiento del hallazgo determinó el traslado y la custodia correspondiente del material.

En esta línea, desde la Unidad Fiscal La Capital del Ministerio Público de la Acusación informaron a Diario UNO que la fiscala solicitó el secuestro de las actuaciones con la intención de que la documental sea trasladada a la sede de la Fiscalía.

A partir de allí se procederá a analizar la documentación y se determinará, de considerarse pertinente, el traslado a la Justicia federal.

“Se pidió que se precinte el material, que se respete la cadena de custodia y que se trasladen todos esos documentos a la sede de fiscalía. La fiscala no tuvo contacto aún con el material, una vez que lo tenga determinará lo que corresponda”, informaron desde el Poder Judicial.

Documentos y dictadura

En contacto con este medio, Lucila Puyol, abogada, querellante en causas por delitos de lesa humanidad, e integrante de la agrupación H.I.J.O.S., señaló que al enterarse de que se habían encontrado los documentos, se pidió que fueran resguardados ante la posibilidad de que, siendo libros de comisaría, pueda haber información valiosa sobre el período de la última dictadura militar, o incluso de algunos años antes. A su vez, sostuvo que debe ser la Justicia nacional la que se ocupe de clasificar el material encontrado porque precisamente se trata de causas federales.

“El período represivo sabemos que en nuestra zona comenzó antes, incluso en 1974 y 1975 ya había muchas situaciones de represión a militantes y de persecución política, así que lo primero que pensamos es en que se resguarde el material”, manifestó.

“Yo pienso que con el transcurso de las horas y los días vamos a saber fehacientemente qué libros son y adónde pertenecían, pero por las noticias que hasta ahora nos llegaron es que estaban en un lugar al que no había acceso y que estaba inhabilitado”, añadió.

Puyol contó además que se comunicó inmediatamente conocida la noticia con la Secretaría de Derechos Humanos “para que extreme precauciones en resguardar los libros y que no haya ningún faltante, ni que se tenga que lamentar que suceda algo que altere el hallazgo”.

En este sentido, la militante destacó que la secretaría de Derechos Humanos posee un área específica que viene trabajando hace muchos años en el tema, y recordó que en el año 2000, en el marco de una comisión que se había formado para investigar las causas de terrorismo de Estado, la entonces fiscala federal Griselda Tessio pidió tener acceso a los archivos de comisarías.

“En ese momento, el ministro de Gobierno, Roberto Rosúa accedió a este pedido, y nosotros fuimos con esta comisión a distintos lugares. Fuimos a un montón de comisarías, en la 4ª se encontró un archivo con documentación que hoy sirve a las causas, y en la comisaría 3ª nos dijeron que no tenían libros de la época porque lo que había en su momento se había remitido a la 4ª”, relató y agregó que en ese momento no existía la persecución penal de este tipo de hechos, al estar aún vigentes las leyes de obediencia debida y punto final, por lo tanto todas las actuaciones que se realizaban estaban orientadas a la recuperación de la verdad histórica.

Por último, Puyol sostuvo que algo en lo que siempre hicieron hincapié los organismos de derechos humanos es en que mucha documentación sobre el accionar del Estado represor durante la dictadura aún existe.

“Una cosa es que nosotros no lo encontremos, pero eso no quiere decir que no existan los libros, y de hecho en los últimos años, por lo menos en nuestra zona se ha ido encontrando en distintos lugares, material y documentación”, finalizó.

 

Imagen : UNO