Noticias Destacadas

Está condenado por pedofilia

Grassi insiste con su pedido de libertad ante la Suprema Corte Bonaerense

El cura Julio César Grassi volvió a pedir su libertad ante la Suprema Corte Bonaerense luego de haber sido condenado a 15 años de prisión por el abuso sexual de un menor.Grassi

Luego que fuese rechazado su planteo en dos instancias, la última en enero de este año por parte de la Cámara de Casación 
Bonaerense, el sacerdote pidió su libertad ante la Suprema Corte provincial por medio de un recurso extraordinario.

Grassi fue condenado en 2009 por un Tribunal Oral de Morón a la pena de 15 años pero permaneció en libertad hasta octubre pasado cuando perdió el beneficio de la libertad vigilada de la que gozaba. Tras el pedido del fiscal Alejandro Varela y las querellas, el mismo Tribunal ordenó la detención del sacerdote, que desde entonces cumple la condena.

En enero, la defensa a cargo del abogado Rodrígo González pidió por un hábeas corpus la libertad, la que fue denegada por la Sala V de la Cámara de Casación Bonaerense, la máxima instancia penal en la jurisdicción bonaerense

Los jueces Martín Ordoqui y Jorge Hugo Celesia rechazaron por “inadmisible” el pedido, al considerar que existe riesgo de fuga. Ahora, Grassi apeló esa decisión ante la Suprema Corte y de ser rechazada le quedará la instancia de la Corte Suprema de la Nación. Mientras tanto, la revisión de la condena de Grassi sólo cuenta con la posibilidad de lo que determine la Corte Suprema de Justicia. Es que esa sentencia ya fue ratificada por la Casación y la Suprema Corte y tras esos fallos fue que Grassi quedó finalmente detenido.

El sacerdote está condenado por “abuso sexual agravado por resultar sacerdote, encargado de la educación y de la guarda del menor víctima, reiterado, dos hechos, en concurso real entre sí, que a su vez concurren formalmente con corrupción de menores agravada”.

A Grassi se lo acusó de haber cometido el abuso mientras estaba a cargo de la Fundación Felices los Niños, y la denuncia original surgió a raíz de una investigación periodística. Si bien pesaban en su contra más de una decena de denuncias, sólo tres casos llegaron a juicio y por uno de ellos el sacerdote fue condenado.

Imagen :  www.telam.com.ar