Desigualdad de género

Gran desigualdad salarial en Suecia

Las mujeres que trabajan en el Estado sueco ganan en promedio el 88 por ciento menos que sus colegas hombres, un valor menor al promedio de todo el sector público.desigualdad laboral en suecia

La cifra surge de un estudio reciente de la Agencia Sueca para el empleo gubernamental, según el cual uno de los mayores puntos de disparidad se alcanzó en los ministerios de Exteriores y Cultura, donde el salario promedio de las trabajadoras es un 83 por ciento inferior al de los hombres.

 Peor todavía, en ministerios como el de Igualdad de Oportunidades e Instrucción la diferencia a lcanza al 88 por ciento

 Se trata de cifras difíciles.de digerir para Suecia, considerada desde siempre la patria de la paridad de géneros y donde hace sólo diez días el ministro de Economía anunció próximas medidas legislativas para que las mujeres tengan mayor espacio y responsabilidad en los ámbitos de poder del sector privado.

La investigación, reportada por el diario The Local, cita también el caso de los seis empleados de las oficinas del gobierno que ganan más de 100.000 coronas (uos 15.000 euros): en su totalidad, son hombres. Más en general, la barrera entre los géneros en el sector público era del 10,3 por ciento en septiembre de 2012.

Los autores de la triste estadística se consuelan afirmando que entretanto la disparidad de trato entre hombres y mujeres mejoró en el país escandinavo, pasando del 18 por ciento del año 2000 al 10,9 por ciento de 2011.

Y sosteniendo que todavía se puede hacer algo para acercarse a una mayor paridad, porque hay causas precisas que explican la barrera:

“Dos factores de modo particular concurren para crear disparidad”, afirma la investigación, identificándolos como “el hecho de que las mujeres ocupen tareas con sueldos más bajos y el hecho de que recurren al part-time más que los hombres”.

Eliminados estos dos factores (en tanto no se citan otros como el diverso nivel de instrucción, la experiencia, la región de procedencia), la diferencia podría llegar a un cómodo 1,2 por ciento: que, de todos modos, sigue siendo inexplicable.
 Según el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD), la desigualdad entre los géneros varía enormemente de un país a otro, con variaciones que van del 4,5 al 74,7 por ciento.

Los países con distribución desigual del desarrollo humano sufren asimismo -observa el PNUD- una elevada desigualdad entre hombres y mujeres, al tiempo que los países con mucha desigualdad de género sufren también la distribución desigual del desarrollo humano

Imagen : www.sweden.se