Noticias Destacadas

Gobiernos deben evaluar sus políticas dirigidas a mujeres

Para que las disparidades de género desaparezcan, hace falta que los gobiernos y las organizaciones multilaterales se ocupen más de evaluar los resultados de sus políticas, indicó el Fondo de las Naciones Unidas para el Desarrollo de la Mujer (UNIFEM).

El informe ?A quién pueden pedir cuentas las mujeres: género y responsabilidad?, elaborado por la entidad de Naciones Unidas, se refiere a las áreas que ameritan atención urgente en toda Latinoamérica, entre ellas la inequidad en el acceso a servicios públicos, las oportunidades económicas y la representación en cargos de toma de decisiones.

A decir de Inés Alberdi, directora ejecutiva de UNIFEM, una de las preocupaciones más grandes que hay es la falta de visibilización de las mujeres en la participación política; consideró que la asignación de cuotas es una medida afirmativa que se debe implementar en los países, ya que en otras experiencias sí ha dado resultado.

Según la máxima representanta de la institución, cuando hay un número amplio de mujeres en los puestos de decisión, las cuestiones más sensibles para las mujeres en las reformas políticas se van incorporando.

Finalmente, la publicación de UNIFEM enfatiza que en la actualidad, a nivel global, sólo el 25 por ciento de los cargos legislativos están ocupados por mujeres.

FOROS SOBRE DH DE MUJERES

Por otra parte, La Defensoría Regional de la Mujer Indígena (Demi) promueve foros para dar a conocer los derechos de las mujeres Mayas de Sololá, informó Dominga Vásquez Julajuj, titular de la entidad, de acuerdo con un reporte de Alfonso Guárquez, corresponsal de Cerigua.

Vásquez dijo a Cerigua que la próxima semana se tiene previsto el primer foro, dirigido a lideresas indígenas, ya que muchas de ellas desconocen que tienen los mismos derechos que los hombres y tienen miedo de denunciar cualquier tipo de abuso en su contra.

A pesar de existir varias organizaciones femeninas en Sololá, muchas de sus integrantes no conocen sus derechos y obligaciones en la familia, en la escuela y en la comunidad, enfatizó la dirigenta.

Hace falta mucho para que las mujeres participen en todos los niveles y espacios; para superar este problema es necesario unificar esfuerzos, destacó la entrevistada.

Desde que la Demi inició sus labores en Sololá, hasta la fecha, han sido recibidas once denuncias de diferente tipo de hechos, cantidad que no refleja la realidad de los abusos que se cometen contra este sector, concluyó Vásquez.