GOBIERNOS ADOPTAN EN NACIONES UNIDAS OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIDO PARA 2030

El Grupo de Trabajo Abierto de NU acordó los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible Mundiales que presentara ante la Asamblea General: El Grupo Mayor de Mujeres reconoce “la adopción del documento final como un paso importante al que todavía le falta ambición para constituir un cambio transformador y urgente”. Ver la declaración final del Grupo Mayor de Mujeres (http://www.feim.org.ar/pdf/WMG_OWG_FINALSTATEMENT_21July.pdf)

Nueva York, 21 de julio de 2014 El Grupo Mayor de Mujeres, que representa a 500 organizaciones de derechos de las mujeres, medio ambiente y desarrollo que se involucraron en las negociaciones del Grupo de Trabajo Abierto sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible a lo largo del año y medio que llevó el proceso, emitió un comunicado , con motivo de finalizar la última sesión del Grupo de Trabajo Abierto , señalando 8 banderas rojas sobre el contenido y el nivel de ambición que plantean los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El texto final de los objetivos de Desarrollo Sostenible comprende un amplio espectro de los tres pilares del desarrollo sostenible: económico, social y medioambiental, y a pesar de la oposición de muchos, incluye un objetivo sobre “sociedades pacífica e inclusivas”. Contiene bastante lenguaje progresista y orientado al desarrollo, así como también algunas demostraciones de voluntad política para priorizar un marco más holístico para el desarrollo a través de la sustentabilidad.

Si bien se aprecia y reconoce el esfuerzo de los copresidentes del Grupo de trabajo y muchos países para promover los derechos de las mujeres, involucrar a la sociedad civil en el proceso y presionar para un lenguaje más ambicioso, el Grupo Mayor de Mujeres considera que los objetivos aun no alcanzan las aspiraciones de las mujeres de lograr objetivos transformadores que permitan la igualdad de género, los derechos humanos de las mujeres y el desarrollo sustentable en armonía con la naturaleza, y acabando las desigualdades.

Emilia Reyes, coordinadora de Equidad de Género, México, del Grupo Mayor de Mujeres dijo: “Enfrentamos una oportunidad para el cambio radical, para hablar en un nuevo lenguaje en el mundo; un lenguaje que ubique los nombres correctos en los impactos sociales y medioambientales de la concentración obscena de la riqueza en nuestras sociedades; uno que reconozca que se priva a las mujeres de ejercer sus derechos a través de la división del trabajo por sexo; y una que reconozca la falla en nuestras vidas diarias y la salud del planeta. Concluimos con un importante paquete de objetivos y metas que abordan los pilares sociales, económicos y medioambientales para lograr el desarrollo sustentable. Podrían haber sido lo suficientemente ambiciosos para alcanzar la transformación. Actualmente, no lo son”.

Sascha Gabizon, directora de Women International for a Common Future, una de las coordinadoras del Grupo Mayor de Mujeres dijo, “elogiamos a los gobiernos que pelearon duramente para garantizar y avanzar en la igualdad de género y los derechos humanos de las mujeres a lo largo de este proceso, y que se mantengan firmes ante aquellos países que intentaron constantemente eliminar lenguaje sobre los derechos de mujeres y niñas. Elogiamos a los copresidentes por lograr un compromiso con todos los Estados Miembros sin haber cedido ante las presiones de reducir las metas al menor denominador común. A pesar de que el Grupo Mayor de Mujeres cree que podría haberse aspirado a más, la adopción del documento sobre los Objetivos de Desarrollo Sustentable por el Grupo Abierto de Trabajo es un paso importante hacia adelante”.

La declaración del Grupo Mayor de Mujeres reconoce algunos triunfos “Celebramos las metas únicas para lograr la igualdad de género y el empoderamiento de mujeres y niñas, sobre desigualdades dentro y entre los países; sobre la sustentabilidad del medio ambiente; y el cambio climático. También elogiamos que las metas tengan por objetivo terminar con la pobreza y el hambre, garantizar vidas saludables y el acceso universal al agua y la sanidad para todos”.

Sin embargo, la declaración también rechaza que los cuerpos y las vidas de las mujeres continúan “sujetos a las agendas de los gobiernos”, a pesar de los constantes pedidos de una agenda universal que se base verdaderamente en los derechos humanos. En un firme pedido a los gobiernos, el Grupo Mayor de Mujeres, dijo “Para aquellos que niegan todavía nuestros derechos, nosotras reafirmamos, otra vez, que siempre rechazaremos que traten a nuestras vidas como moneda de cambio. No se debe empeñar ninguna agenda. Todo el mundo está en juego por culpa de las vías estrechas de implementación de políticas y acciones. Los desafíos globales importantes que enfrentamos necesitan de una agenda integral y ambiciosa”.

Si miramos en el camino hacia adelante de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el Grupo Mayor de Mujeres insta a los Estados Miembros a garantizar mayor participación de la sociedad civil, los grupos mayores y los movimientos sociales en el proceso para llegar a la cumbre de Pos-2015 en septiembre y lo que sigue. “Instamos a un proceso inclusivo, con acceso pleno y participación significativa. Una presencia dinámica de la sociedad civil y los Grupos Mayores, y nuestro compromiso significativo, serán esenciales para la integridad de las próximas negociaciones, como se ha demostrado con nuestra participación en el Grupo de Trabajo Abierto sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible, donde impulsamos las conexiones esenciales entre los niveles nacional y mundial”.

“Fue un proceso de negociación complejo entre fuertes diferencias disputas entre los estados miembros, por lo tanto, si consideramos esta realidad política, la adopción del documento sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible es un logro admirable. El trabajo para continuar será el de garantiza que las negociaciones de la Asamblea General se den en base al documento tal como está ahora, así como también de una manera inclusiva, transparente y de rendición de cuentas”, dice Bhumika Muchala de Third World Network.

Eleanor Blomstrom, directora de programa de Women’s Environment and Development Organization, una de las coordinadoras del Grupo Mayor de Mujeres compartió “Las banderas rojas muestran que el Grupo Mayor de Mujeres y el mundo tienen mucho trabajo inconcluso para garantizar la transformación hacia un desarrollo sustentable basado en los derechos. Pero no nos intimida la tarea disponible y vamos a aprovechar cada oportunidad y a crear nuevas para que el mundo camine sobre una nueva vía donde las acciones para la justicia y la igualdad triunfen por sobre el interés corporativo, en solidaridad con las mujeres líderes y las activistas del mundo entero”.

Abordar los próximos pasos, Reyes dice “¿Cuál es el paso siguiente? Los movimientos de mujeres y feministas aceptaremos el desafío de diseñar un lenguaje que reinvente el mundo, sin callarnos nunca. Este documento final es el signo de una nueva fase y estamos listas para fortalecerla con nuestro trabajo e ideas”.

Mabel Bianco, Presidenta de FEIM e integrante del Grupo mayor de Mujeres agregó “Sabemos que lo discutido y aprobado en la ONU luego no siempre se cumple en los países, por eso nuestra tarea es lograr en Septiembre se aprueben estos objetivos, si podemos que se mejoren y luego trabajar en cada país para que se cumplan. Este es nuestro mayor desafío.”

El Grupo Mayor de Mujeres, compuesto por más de 500 organizaciones, tiene la responsabilidad de facilitar aportes de la sociedad civil de mujeres en el espacio de políticas brindado por Naciones Unidas. El Grupo está auto administrado y abierto a todas las organizaciones que trabajan para promover los derechos humanos en base al desarrollo sostenible con énfasis en los derechos humanos de mujeres y niñas, el empoderamiento e las mujeres y la igualdad de género.