Noticias Destacadas

Salta

Fuerte repudio a Macri por los pueblos originarios de Cachi

La Unión de los Pueblos de la Nación Diaguita de Salta rechazó la presencia del Presidente, también se manifestaron en contra del acuerdo con el FMI, los tarifazos y la base de EEUU que se levanta en Neuquén.

Imágenes : La Gaceta Salta

La comunidad Diaguita Calchaquí repudió la visita de Mauricio Macri a la ciudad de Cachi, en la Salta que gobierna Juan Manuel Urtubey.

Cabe recordar que Urtubey, la semana pasada, mandó a reprimir con la Infantería a un grupo de personas pertenecientes al pueblo Wichí, quienes pedían luz y agua potable tras las brutales inundaciones del río Pilcomayo.

La insensibilidad del gobernador se manifestó cuando envió a las fuerzas de seguridad a golpear salvajemente a los damnificados, además de lanzarles gases lacrimógenos y balas de goma.

Este jueves, los pueblos originarios se manifestaron instalando a pocas cuadras del hotel donde se encuentra el Presidente una radio abierta a través de la que también rechazaron el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y el emplazamiento de una base norteamericana en Neuquen.

“Queremos políticas para las comunidades originarias”, expresaron desde la Unión de los Pueblos de la Nación Diaguita Salta.

Según la Agencia de Noticias ANCLA “Finalmente concretaron la protesta, con un micrófono y un equipo pequeño. Allí expusieron sus reclamos: contra los retrocesos en la aplicación del derecho indígena y el desguace de las políticas públicas para el sector; por la propiedad comunitaria, propia de las comunidades y que es reconocida en la Constitución; contra el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, el pago de la deuda externa con los bienes naturales y las bases militares norteamericanas en el territorio argentino, entre otros puntos.

Vecinos de la localidad se sumaron a las protestas, con carteles pidiendo la derogación de la reforma jubilatoria, contra los tarifazos y contra la apertura de las importaciones. Es posible que más gente hubiera participado de los reclamos, pero -según explicó a ANCLA uno de los organizadores- los empleados públicos fueron amenazados por las autoridades si participaban.”