Noticias Destacadas

Derechos Humanos

Fuerte reclamo a Macri, Avruj y los jueces: “Estamos frente a un simulador, cruel y peligroso”

“Esta es una campaña de impunidad que promueve el poder desde el Gobierno, los jueces y los operadores en los medios”, advirtieron los referentes de Derechos Humanos reunidos en la ex ESMA para repudiar el “retroceso” en el juzgamiento de delitos de lesa humanidad.conferencia DDHH

Ante la inminente concesión del beneficio de la prisión domiciliaria al represor Miguel Osvaldo Etchecolatz, los organismos de Derechos Humanos dieron una conferencia de prensa en la ex ESMA para exigir “no a la impunidad para los genocidas”. Hubo fuertes cuestionamientos al Gobierno y a los jueces, y especialmente al secretario de DDHH de la Nación, Claudio Avruj. “No puede ser que la SDH se convierta en un lugar que reciba a familiares de genocidas que apoyan el golpismo”, plantearon, y reclamaron que la cartera que ahora conduce Avruj vuelva a apelar las domiciliarias que otorga la Justicia.

“Parece mentira que con casi 40 años de lucha tengamos que estar en este lugar emblemático recuperado para la memoria realizando esta conferencia –dijo Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo- Etchecolatz es un siniestro personaje que aún desde la cárcel va a seguir queriendo asesinar”. Carlotto recordó el episodio en el que el genocida mostró un papel que decía “Julio López” cuando recibía una condena judicial. “Se dio vuelta, nos miró y mostró ese papel. Eso es Etchecolatz”, advirtió.

Adriana Taboada, miembro de la Comisión por la Memoria, la Verdad y la Justicia de Zona Norte y perito como psicóloga en causas de lesa humanidad, contó que examinó dos veces al genocida en el último tiempo: “En 2015 presenté informe diciendo que estábamos frente a un simulador. Que quería hacerse pasar por deprimido, por alguien con salud frágil, deteriorada. Y cuando se ponía a hablar de las ‘injusticias’ a las que era sometido cambiaba su actitud, se erguía, aparecía un hombre con una gran potencia”. Taboada reclamó que no se permita la “impunidad gerontológica” y resaltó: “Estamos frente a un simulador, un hombre cruel y peligroso. Esperamos que los jueces puedan estar a la altura de la historia y no acceder a presiones”.

“Esta es una campaña de impunidad que promueve el poder desde el Gobierno, los jueces y los operadores en los medios. Hace dos o tres años los familiares de los genocidas fueron a ver a (Ricardo) López Murphy y le pidieron una amnistía. López Murphy les dijo que había que trabajar para que todos consigan la domiciliaria. Eso es lo que están haciendo”, advirtió José Schulman, de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre. Y recordó que el año pasado el juez Carlos Rozanski acusó a Etchecolatz de ser el responsable de las amenazas que él y sus empleados estaban sufriendo.

Por su parte, la abogada querellante Guadalupe Godoy indicó que le van a pedir una audiencia a los jueces que se pronunciaron a favor de la domiciliaria a Etchecolatz “para que le expliquen a los familiares y sobrevivientes cuáles son las razones humanitarias, cuáles son las razones para vaciar las cárceles de genocidas y poblarlas de luchadores populares”. El abogado Pablo Llonto señaló que el reclamo es también para el secretario de DDHH: “Avruj empezó desde su asunción a decir que estaba a favor de liberar a los mayores de 70. La Secretaría de DDHH no se creó para recibir ni apoyar a genocidas”.

Desde los distintos organismos recuperaron el lema de “si no hay Justicia, hay escrache” y advirtieron que estarán en la calle y en la zona del bosque Peralta Ramos, en Mar del Plata, si envían a Etchecolatz a cumplir su condena en la casa que tiene allí. “En los 90 él era para nosotros un genocida, pero hoy además es un genocida comprobado judicialmente”, comparó Godoy. Y agregó: “Etchecolatz no dijo dónde está Clara Anahí –nieta apropiada de Chicha Mariani- ni nos dijo qué hizo con Jorge Julio López. Él sigue cometiendo delitos”.

 

Imagen : Política argentina