Érica Daniela Cari

FEMICIDIOS EN JUJUY: ORGANIZACIONES DE MUJERES APUNTAN CONTRA EL GOBIERNO Y LA JUSTICIA PROVINCIAL

Ante la preocupante situación de Jujuy, con cuatro femicidios en un mes, tres de ellos en menos de una semana (los casos de Cesia Nicole Reinaga, Iara Rueda, Roxana Malaza y Gabriela Cruz), Érica Daniela Cari, docente dirigenta feminista, de la Red de Comunicadoras Feministas y la Multisectorial de Mujeres y Disidencias de Jujuy, analizó el grave panorama y apuntó contra la inacción o acción cómplice del gobierno jujeño y su sistema de justicia.

Car señaló sobre los femicidios ocurridos, “no es al azar, todas pertenecen a los barrios populares a los sectores más empobrecidos de nuestra provincia, a departamentos como Palpalá, Perico, que están cercanas a San Salvador de Jujuy, en donde hay mayor impunidad porque hay menos presencia del Estado desde un lugar”.

En este sentido, cuestionó: “Vemos que el Estado está presente en la represión de las marchas en pedido de justicia, pero no está a la hora de contener y prevenir la violencia de género en nuestros barrios, de buscar a las mujeres y niñas que desaparecen. Jujuy está demostrando una lectura de la realidad que no puede seguir así, y lo vamos probando en las convocatorias tremendas que se están haciendo, que llaman a congregarse hasta a las personas que antes no lo hacían”.

En este contexto, consultada sobre las medidas del gobierno jujeño, a cargo de Gerardo Morales, para hacer frente a esta grave situación, lamentó que “esperó muchísimo para salir con su comitiva”, e informó que se aprobó en la Legislatura provincial la creación de un comité conformado por el Ministerio de Desarrollo, el Ministerio de Seguridad, el Consejo Provincial de la Mujer, y el Ministerio de la Acusación, “a cargo de un violento, muchas veces denunciado, que es Lelo Sánchez, el fiscal general que debe velar por la justicia”. Puntualmente, se refirió a denuncias de sus mismas secretarias, y remarcó que “no es solo Lelo Sánchez”, mencionando, por ejemplo, al ya fallecido ministro de Trabajo jujeño, Cabana Fusz. “Esto no es algo de hoy, venimos sufriéndolo de hace mucho”, advirtió.

Al respecto, remarcó que el fiscal fue designado por el propio Morales, y cuestionó la organización de la justicia jujeña que, pese a tener un Juzgado especializado en Violencia de Género, el mismo “está para dilatar y no recibir las denuncias más básicas de violencia de género, mucho menos investigar los casos de abuso o violencia sexual”.

Por otra parte, indicó que se aprobó un Decreto de Necesidad y Urgencia “para que no haya excepcionalidades en las condenas de femicidas”, pese a que “no es su jurisdicción ni su competencia”.

“Vemos en esto una respuesta que llega totalmente tarde, y no reconoce el gobierno ni sus representantes que son ellos los responsables de que hoy lamentemos cuatro muertes, con su inacción, su acción negligente o cómplice, inclusive”, observó Cari al tiempo que se refirió a los reiterados pedidos que realizan desde las organizaciones por presupuesto y la declaración de una ley de emergencia dada la alta tasa de femicidios en la provincia. Y es que, según precisó, se trata de la más alta del país con 2 mujeres asesinadas cada 100 mil habitantes en Jujuy, información proporcionada por Mumala pues, aseguró, los organismos competentes en la materia en la vecina provincia “invierten en marketing, en publicidad, se jactan de que dan talleres, pero no los hacen con coherencia y siempre llegan tarde”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *