Noticias Destacadas

Córdoba

Femicidio en Monte Cristo deja a cinco chicos sin mamá

El detenido es la pareja de la mujer, Rosa Barberi. Le dio siete puñaladas en su vivienda. Lo detuvieroncon las manos ensangrentadas. Tenía una denuncia por maltrato.mujer

Una mujer de 34 años fue asesinada en la ciudad de Monte Cristo, y como presunto autor del homicidio fue detenida la pareja de la víctima, un hombre de 49 años. Rosa Emilia Barberi perdió la vida en un terrible hecho que se vivió ayer en el barrio Ampliación Los Troncos de esa localidad cordobesa, 25 kilómetros al este de la capital. Rosa recibió siete apuñaladas en su vivienda. El supuesto agresor, Alfredo Achával, salió caminando con las manos ensangrentadas y fue detenido por la Policía a pocas cuadras de la casa de la mujer.

Según los allegados a la víctima, Achával amenazaba a Rosa y la agredía físicamente, por lo que la mujer hizo una denuncia en abril de 2014, dato que fue confirmado por Bettina Croppi, a cargo de la fiscalía de Violencia Familiar. En esa ocasión, el juzgado le impuso una medida de restricción que duró tres meses, tras lo cual las cosas volvieron a ser como antes.

Rosa Emilia Barberi tenía 34 años y cinco hijas. Trabajaba como ama de casa y vivía en una humilde piecita que su exmarido, Daniel Gallego (el padre de sus cuatro hijas mayores) le había prestado al lado de su vivienda.

La mujer tenía una relación desde hacía dos años con Achával, quien vivía esporádicamente en la piecita de Rosa junto a la nena más chica de la mujer, de tres años. Algunos días él estaba en Monte Cristo y otros en Córdoba Capital.

Ayer, en una mañana calurosa, Rosa y Alfredo discutieron. Al parecer se habían peleado dos días atrás y ella lo había echado. Las agresiones esta vez fueron mayores y el hombre habría culminado con la vida de Rosa, luego de siete puñaladas. La mujer salió de su vivienda y cayó en el patio.

Gallego, el exmarido de Rosa, estaba en el lugar con sus hijas. Tuvieron que huir corriendo ya que el agresor intentó apuñalarlos, pero se cayó. “Uno de los puntazos le rozó el brazo y llegó a lastimarlo”, confirmaron vecinos del lugar.

Achával salió caminando ensangrentado con la cuchilla en la mano hasta llegar a una estación de servicio YPF sobre la ruta 19, donde fue interceptado por la Policía que ya había sido advertida por los vecinos, según confirmó el comisario inspector Roberto Balle, jefe de la departamental Río Primero.

“Yo lo vi pasar al frente de mi quiosco y sospeché que algo grave había pasado cuando lo vi con sangre. Así que cerré todo y me vine a la casa de Rosa, pero ella ya estaba muerta. Sus hijas lloraban al lado de su madre”, relató Ivana González, vecina de la mujer. Ayer, cinco niñas de 16,14,13,12 y 3 años quedaron sin su madre.

Rosa fue la segunda víctima de femicidio en 2015 en la provincia de Córdoba.

El primer caso fue el de Valeria Borgiani, asesinada en Marcos Juárez en su lugar de trabajo.

 

Imagen : proyectocuerpodemujerpeligrodemuerte.wordpress.com