Noticias Destacadas

Femicidio

Femicidio en Belgrano: el acusado llevaba guantes y un cuchillo para realizar el ataque

Claudio López Rossi, el hombre de 50 años acusado de asesinar a puñaladas a su mujer y delante del hijo en común de 9 años, atacó a la víctima sin mediar palabra, con guantes de jardinero para no dejar huellas dactilares y con un cuchillo que él mismo llevó hasta la escena del crimen.lopez rossi

El hecho ocurrió alrededor de las 7.30 en el departamento “B” del sexto piso de un edificio ubicado en Amenábar 1870, donde la víctima, una mujer de nacionalidad alemana, identificada como Elke Yvars Beck (50), vivía con su hijo.

Según dijeron los voceros consultados, Beck había denunciado en julio último al ahora detenido, un abogado y docente llamado Claudio Ángel López Rossi (53), por violencia familiar, por lo que actualmente estaban separados y el hombre tenía prohibido acercarse al domicilio.

Aunque López Rossi ya no tenía las llaves de ingreso, aún conservaba el control remoto que abre el portón del garaje y esta mañana decidió utilizarlo para entrar al edificio

Además, una vecina del edificio de Amenábar, llamada Alicia, relató hoy en declaraciones al canal C5N que conoce al imputado desde hace 18 años y que ya había tenido “un episodio” similar con su anterior mujer, quien también le prohibió ver al hijo que había tenido con ella durante “un año y medio o dos”.

Aunque López Rossi ya no tenía las llaves de ingreso, aún conservaba el control remoto que abre el portón del garaje y esta mañana decidió utilizarlo para entrar al edificio.

De acuerdo con el relato de las fuentes, el abogado se colocó unos guantes de jardinero, tomó un cuchillo que había llevado consigo y subió hasta el sexto piso antes de que Beck saliera para llevar el chico al colegio.

Una vez allí, y siempre según detallaron los informantes, López Rossi llamó a la puerta, esperó a que la mujer abriera y, sin mediar palabra, se abalanzó sobre ella y le asestó una puñalada en el pecho a la altura del corazón.

Mientras el abogado atacaba en el suelo a la víctima y le provocaba más heridas, el niño de ambos, testigo de toda la escena, salió del departamento a la carrera y pidiendo ayuda hasta la planta baja.

Allí se encontró con un vecino al que le dijo lo que había pasado y juntos pidieron ayuda a un efectivo policial dependiente de la comisaría 33ra. porteña, que patrullaba la zona a tan sólo una cuadra de distancia.

El policía llegó segundos más tarde, justo para cruzarle el móvil delante del auto de López Rossi, que en ese momento salía con la intención de escapar.

El hombre tenía en su poder un cuchillo con restos de sangre que ahora deberá ser peritado para confirmar si se trata del arma homicida.

En tanto, según confirmó el director del Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME), Alberto Crescenti, cuando arribó al lugar el personal médico encontró a la mujer ya “fallecida por heridas de arma blanca”.

“El acontecimiento fue adelante del nene, el nene vio todo lo que pasó”, relató hoy Alicia, y destacó que el mismo niño fue quien “denunció a su padre” y que cuando ella habló con él poco después de lo ocurrido le dijo: “Mi papá mató a mi mamá con un cuchillo”.

Alicia relató que ella se encontraba en la séptima planta del edificio, en el departamento de su madre, cuando escuchó “gritos”: “Voy al balcón y veo a este nene haciendo gestos (en la vereda), bajo y me encuentro con este episodio”.

Alicia aseguró que al llegar a la calle se acercó al hijo de la víctima y que, luego de abrazarlo, éste le dijo: “mi papá mató a mi mamá y yo no sé si mi mamá vive”.

Alicia manifestó que López Rossi es un hombre “con actitudes muy raras, muy sospechosas”, que “es un disimulador”, “una persona muy seductora, que quería quedar bien con todo el mundo” y que éste ya había tenido episodios de violencia “con su anterior mujer”.

Los investigadores del caso trabajaban hoy sobre la pista de una comunicación telefónica mantenida esta mañana entre López Rossi y Beck, durante la cual el hombre aparentemente le insistía a su ex con que le permitiera ver a su hijo.

Por la forma en que ocurrió el hecho, es decir que el imputado llegó al lugar poco después armado de un cuchillo, con guantes para no dejar rastros para luego asesinar a la mujer, la principal hipótesis es que la víctima le negó una vez más visitar al chico y decidió asesinarla.

En ese sentido, Alicia recordó que mientra se encontraba ya detenido y esposado aún dentro del edificio, López Rossi no hacía más que decir “quiero ver a mi hijo”.

La causa quedó en manos del juzgado de instrucción porteño 34, subrogado por el juez Diego Slupski.

 

Imagen : cronica.com.ar