Noticias Destacadas

Exigen acceso a anticoncepción de emergencia en Costa Rica

Especialistas en salud y derechos humanos coincidieron en la importancia de aprobar un protocolo para que las mujeres puedan acceder a la anticoncepción oral de emergencia en Costa Rica, método que no se utiliza debido a la desinformación e indiferencia que rodea el tema.

La anticoncepción de emergencia, antes conocida como ?pastilla del día después?, es un método utilizado para prevenir un embarazo luego de una relación sexual sin protección, mal uso del anticonceptivo o una violación.

Durante una conferencia efectuada el 27 de setiembre, el médico chileno Horacio Croxatto, especialista en reproducción humana y métodos anticonceptivos, y uno de los profesionales más reconocidos en el tema de la anticoncepción de emergencia, afirmó que quienes pagan el peor precio por su falta de acceso son las mujeres. Costa Rica es el único país de América Latina que no ofrece este método, ni en los servicios de salud pública ni en la medicina privada.

El profesional consideró que la falta de información sobre el tema proviene de los prejuicios y las ideas promovidas por la jerarquía de la Iglesia Católica, que asegura que la anticoncepción de emergencia es abortiva, cuando no es así.

Este mecanismo evita que las condiciones para que se dé la fecundación no sean las propicias, ya que impide la ovulación. Si la mujer ya está embarazada, el efecto de la pastilla es nulo, y no habrá daños para ella o el feto, explicó Croxatto, director del Centro de Investigación de Medicina Integrativa y Ciencia Innovadora de la Universidad Andrés Bello. El doctor calificó el hecho de prohibir esta técnica como ?una dictadura moral inaceptable?.

La Organización Mundial de la Salud indica que la técnica recomendada es a través de la dosis de píldoras que contienen una hormona llamada levonorgestrel, que se pueden administrar hasta cinco días después de una relación sexual.

Larissa Arroyo, coordinadora del Consorcio Latinoamericano de Anticoncepción de Emergencia (CLAE) en Costa Rica, comentó que en este país se cuenta con una normativa general que obliga al estado a garantizar métodos anticonceptivos modernos, pero que no se está cumpliendo con este mandato.

Cuestionó que el gobierno no hace nada para que se acceda a esta, y que más bien hay una resistencia por su alianza con sectores conservadores. Añadió que muchas mujeres no hacen valer este derecho, ya que ni siquiera saben que lo tienen, al desconocer que pueden optar por este tipo de anticonceptivo.

?Evidentemente una mujer que no sepa que es su derecho acceder a servicios de salud óptimos, a métodos anticonceptivos modernos y a gozar del proceso científico, nunca hará público ese incumplimiento?, citó.

La abogada especialista en derechos humanos contrastó el retraso de Costa Rica con otras naciones como Panamá, donde brindan el servicio a través del sistema de salud pública o Guatemala, donde se puede acceder al método por la medicina privada.

La doctora Angélica Vargas, de la Asociación de Obstetricia y Ginecología, mencionó que desde hace muchos años se asumió que la anticoncepción de emergencia era abortiva y se impidió su uso, pero que la evidencia científica es clara y contundente de que no es así. Comentó que se debe hacer un trabajo en conjunto para incorporar este método a nivel institucional, y que sea a través de la Caja Costarricense del Seguro Social que se distribuya y sea accesible a toda la población.