Difícil llegar a consensos en Cumbre de Copenhague

EU y China se deslindan de firmar acuerdos sobre cambio climático

México, DF 9 dic 09.- Los compromisos sólidos de los líderes mundiales para lograr un acuerdo legalmente obligatorio sobre el cambio climático en la Cumbre del Clima de Copenhague, no han sido claros, por lo que la sesión plenaria de hoy en la capital danesa fue suspendida a petición de las Islas Tuvalu.

Tuvalu, un conjunto de pequeñas islas, rodeada de arrecifes de coral en el Pacífico Sur y con tan sólo 11 mil habitantes pidió que los países desarrollados, responsables del 50 por ciento de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero (GEI), también se comprometan legalmente a reducir sus emisiones a partir de 2013, informó la prensa internacional.

Datos del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (PICC) indican que el nivel del mar podría aumentar 59 centímetros hasta el 2100, lo que inundaría completamente a Tuvalu. En esta región algunas playas han desaparecido, los islotes están siendo cubiertos por el océano y los cultivos mueren por el agua salada por lo que ya se ha comenzado a evacuar a los habitantes del archipiélago.

En particular pide que se revise el acuerdo que se firmó en la convención sobre cambio climático de Río de Janeiro, en 1992, el cual diferenciaba la responsabilidad histórica entre los países industrializados y los países en desarrollo.

En Río se aprobaron tres grandes acuerdos que habrían de regir los trabajos futuros: el Programa 21, un plan de acción mundial para promover el desarrollo sostenible; la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, un conjunto de principios en los que se definían los derechos civiles y obligaciones de los Estados, y una Declaración de principios relativos a los bosques.

LEJOS VOLUNTAD POLÍTICA Y LIDERAZGO

La continuación del Protocolo de Kyoto, que entró en vigor a principios de 2005, obliga a los países firmantes a reducir sus emisiones de GEI en el periodo de 2008-2012, sin embargo Estados Unidos no ratificó el acuerdo en 2001. Actualmente se negocia la segunda fase del acuerdo, que comprende de 2013 a 2017.

En el encuentro internacional de Copenhague, que concluye este 18 de diciembre, se espera un pacto para un nuevo acuerdo de reducción de gases de efecto invernadero (GEI), lo que ha provocado enfrentamientos entre países por la adopción de responsabilidades que implica. La postura de Estados Unidos y China de no firmar un acuerdo vinculante que establezca porcentajes de reducción y fechas concretas es uno de los puntos de conflicto.

La controversia se dio después de que Dinamarca presentó su ?borrador?, un texto que ha sido fuertemente criticado porque señala reducidas obligaciones de los países industrializados, mientras que para los países pobres son mayores.

Por otro lado las organizaciones ambientalistas buscan que los países contaminantes paguen a las naciones en desarrollo para que mantengan sus bosques como sumideros de dióxido de carbono además de incluir regulaciones a los bonos de carbono, es decir, estos temas son parte de las discusiones.

RIESGOS PREVISIBLES

Tuvalu es solo una de las islas -estado que están en riesgo de desaparecer debido a los efectos del cambio climático. A decir de Martín Kaiser, responsable de política climática de Greenpeace Internacional, “los países más vulnerables del mundo, como la isla de Tuvalu, están en una situación de supervivencia. Sólo un acuerdo legalmente vinculante puede dar a estos países la confianza de que su futuro estará garantizado?.

Así, señala que el silencio de los países industrializados, incluyendo a Estados Unidos, no ayuda a concertar un acuerdo legalmente obligatorio. Señala que China e India también están evitando hablar de los aspectos legales y esto dificulta que Estados Unidos se comprometa a firmar un tratado vinculante al tiempo que señala, que “otros países industrializados, como Alemania, Francia, el Reino Unido y Japón, deben dar ahora su apoyo para lograr un acuerdo jurídicamente vinculante y no solamente político”.