Noticias Destacadas

Villa Luro

Estudiantxs tomaron un colegio en reclamo por la aprobación de la legalización del aborto

Alumnos del nivel medio de la escuela Rogelio Yrurtia, de Villa Luro, mediante una asamblea decidieron tomar el edificio en reclamo por la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo

Imagen : Diario Popular

A pocos días del inicio del debate en la Cámara de Diputados ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, los estudiantes del nivel medio de la Escuela Superior de Educación Artística Rogelio Yrurtia, del barrio porteño de Villa Luro, mediante una asamblea decidieron este viernes tomar el edificio en reclamo por el aborto legal, seguro y gratuito.

Entre los reclamos que hacen los alumnos se encuentra el diseño de un protocolo contra la violencia de género y la efectivización de la Educación Sexual Integral (ESI).

Es la primera escuela donde se concreta esta medida anunciada la semana pasada. El resto de los establecimientos todavía tienen una instancia de asamblea para tomar la decisión.

Además, los estudiantes de la escuela convocan el miércoles 13 de junio para sumarse a las actividades que se realizarán en los alrededores del Congreso Nacional para exigir la aprobación del legal seguro y gratuito.

Los estudiantes difundieron un comunicado en las redes sociales informando de la medida de fuerza.

“Tenemos compañeres que dejan el colegio porque no tienen los medios para abortar de manera segura. La alternativa a no morir por un aborto clandestino es vernos obligades a pasar por la situación de llevar el embarazo a término y por tanto no poder finalizar nuestros estudios. Aún aquellas personas que desean llevar adelante ese embarazo no pueden hacerlo y estudiar a la vez, ya que las escuelas no contemplan las necesidades de les estudiantes que tienen hijes”, expresa el comunicado de los estudiantes.

“Como estudiantes nos ponemos el pañuelo verde, exigimos la legalización del aborto para todas las personas gestantes sin importar edad, género o clase social. Defendemos el artículo que permite la autonomía de decidir la interrupción del embarazo siendo menores de edad, sin mediación de tutores legales. Nuestros cuerpos nos pertenecen y la decisión es nuestra, no de los padres, madres o tutores”, continúa el documento.